El principal problema de Daniel Scioli para llegar de manera elegante al 2015 es el económico. Su talón de Aquiles es que, ante la delicada situación económica de la provincia, sus fuentes de financiamiento son siempre las mismas. Pedirle plata a Nación, emitir deuda o recurrir al ajuste fiscal. Para las dos primeras depende de la Rosada y la segunda tiene un costo que ningún político en campaña presidencial quiere pagar.

Por eso, la caja de los juegos de azar podría ser la alianza que le de a Scioli un respiro en la carrera al 2015.

Dos proyectos de ley proponen estatizar el juego en Buenos Aires pero la alianza entre el Ejecutivo y la principal compañía de juegos parece cada vez más sólida. El vicepresidente de CODERE, Héctor Luna, dijo hoy en Wake Up, que “sería paradójico que se estatice algo que ya es estatañ y anticipó que el adelanto que le van a dar a Scioli por la prolongación de las licencias de los bingos es de más de 2200 millones de pesos.