Mambos Míos

Homero está cansado

Homero está cansado

Homero está cansado, come y se quiere acostar. (Video, Viejas Locas)

Hace ocho días que puede menos que siempre, cuando puede bien poco.

Sale de su casa tan temprano que ve la luna. Camina hasta la parada de colectivo y llega a la estación de tren. Siempre intenta meterse en el mismo vagón aunque, después de lo de Once, repensó su estrategia. Desde entonces, los vagones de atrás cotizan. Con suerte se sienta, sino se queda de pie pero rendido y colgado de una manija que cae de la baranda.

No mira a nadie. Darse manija es inútil. Todos juntos, apretados. Cachete con cachete y culito con culito, pero sin cumbia, ni baile.

Le cuelga el bolso con la vianda para el mediodía, puede serntir el aroma del guiso que preparó la patrona.

Justo cuando está llegando a Capital, el tren se frena 15 minutos, que a esa hora son oro en polvo. Ya sabe que siempre pasa lo mismo. El maquinista frena la formación antes de llegar a destino, para ver bien si no hay otro tren adelante.

Homero llega a Constitución, Miserere o a Retiro. Recién empieza a salir el sol. Pero ¿a quién le importa eso?. La cosa es llegar.

Arrebata una bola de fraile y un café en un carrito y empieza a cranear la mejor ruta que deje a tiempo de marcar tarjeta. Sólo eso pide.

No quiere saber nada con nadie. No quiere que le digan nada. El sabe muy bien cómo son las cosas. Ningún periodista y ningún político le va a contar qué pasa. Ni siquiera escucha la radio porque está encabronado.

…………………………………………………………………………………………………………..

Ocho días de paro en las cuatro líneas de subte de la Ciudad de Buenos Aires sin horizonte de solución a la vista.

La maraña de declaraciones cruzadas acerca de quién tiene la culpa me marea hasta a mí, imagino a ustedes, que tienen otro trabajo además de informarse e interpretar un poco la realidad para saber cómo moverse.

La ensalada se arma así: están los rebeldes metrodelegados ahora multados por el gobierno de la Ciudad por negarse a conciliar; los sindicalistas de la UTA, más flexibles pero menos representativos; 45 vagones durmiendo en la Aduana y 240 millones de pesos que Nación depositó en una cuenta que nadie quiere tocar. Y, unos dos millones de argentinos que toda esta semana viajaron como vacas apretadas en un camión de hacienda preguntando a quién podían qué ómnibus los dejaba cerca de la estación de subte donde solían bajarse.

Ese rollo, que a los dos millones de Homeros les genera stress, angustia, bronca, malestar, vamos, que les jode bien la jodida vida que ya tienen, parece que es sólo una excusa. Una forma de pelear por algo más que han encontrado nuestros queridos gobiernos.

Si no fuese así, alguno de los dos tomaría el toro por las hastas.

Pero no: Macri les aplica una multa millonaria a los metrodelegados y se los pone más en contra y el gobierno nacional no repara en gastos y emite un largo spot publicitario a través del Fútbol Para Todos, para pegarle a Macri.

Macri dice que lo que se está discutiendo  “no es el subte sino la re-reelección de Cristina” Fernández (CF).

O sea que él tambien está discutiendo eso. Porque convengamos que, en política también se podría aplicar eso de que si uno no quiere dos no pelean.

Por debajo de ellos, los gobernadores se van acomodando.

Daniel Scioli no dice agua va porque ya sabe la que le espera.

El mendocino Francisco Pérez y el sanjuanino José Luis Gioja ya plantean reformar la Constitución para que efectivamente CF se postule.

Y, después, están los otros que, como tienen su propio sueño presidenciable la emprenden con el tema de la Ley de Coparticipación Federal.

La punta la tomó el cordobés José Manuel De la Sota. La aplaudió otro cordobés, el ex ministro de Economía Domingo Cavallo, que, desde su blog instiga a todos los gobernadores a hacer lo mismo. Dictar leyes que los habiliten a dejar de aportar a la Nación fondos coparticipables. Cosa poco probable porque no todos cuentan con legislaturas obedientes. Pero el mingo tira ideas.

Pará. ¿Cómo terminé en el 2015 si empecé hablando del subte?

Ah! Porque es eso y no gestión lo que se estuvo discutiendo esta semana. Es eso lo que realmente desvela a la clase dirigente. No el drama de Homero.

Porque Homero y el gobierno sintonizan distintos canales. Y ya saben quien tiene el control remoto.

Una locura, man.

 

Mambos Míos

Más de Mambos Míos

portada

La belleza real no está en la balanza

María Julia Oliván @mjolivan29 sep 2018
madariaga 1

En una escuela técnica de Madariaga, chicos de 16 crearon la tricicleta de la felicidad

María Julia Oliván @mjolivan13 sep 2018
María Julia, sin retoques

Cuerpos perfectos: El micromachismo personal al que todavía no le pudimos ganar

María Julia Oliván @mjolivan25 abr 2018
diputados portada

La verdad de Silvia que enfurece a los K y a la izquierda

María Julia Oliván @mjolivan15 dic 2017
IMG_3800

Carta a Antonio en su primer cumpleaños

María Julia Oliván @mjolivan11 abr 2017
JuliTrabajoAnto

#8M: No me regales una rosa, sólo leeme

María Julia Oliván @mjolivan08 mar 2017
seismeses

Todo llega: Mi primer Día de la Madre

María Julia Oliván @mjolivan16 oct 2016
olivan embarazada

La fastidiosa espera de mi dulce bebé

María Julia Oliván @mjolivan24 ene 2016
amor

La noticia de mi vida: mamá que lucha vale por dos

María Julia Oliván @mjolivan29 sep 2015
los 40 OK 1

A los 40: ¿Por qué parecemos fuertes y somos tan débiles?

María Julia Oliván @mjolivan02 ene 2015

Compartir con un amigo