19-09 venegas

“Yo creo que el cacerolazo del viernes fue mucho más grande que el del 2001,lo que pasa es que gracias a Dios no hubo represión y por eso no tomó tanta repercusión”, aseguró hoy en Delta Gerónimo Momo Venegas, secretario del gremio de Peones Rurales.

Le pregunté si la marcha de octubre tiene algo que ver con el cacerolazo del jueves pasado y contestó que “son distintas cosas pero apuntan a lo mismo: hacerle saber a este gobierno que no escucha a los trabajadores y a la gente, que la gran mayoría de los argentinos estamos pidiendo por necesidades básicas, que son las que tiene que resolver el gobierno y está ausente”.

El titular de CGT Hugo Moyano sabe, porque se lo dijeron antes de que muera Néstor, cómo irrita al kirchnerismo el apoyo que siempre le dió al secretario del gremio de Peones Rurales y amigo personal de Eduardo Duhalde, Momo Venegas.

Pero ahora juntos en la CGT Azopardo y aliados a la CTA de Pablo Michelli organizan para el 11 de octubre una movilización a Plaza de Mayo con paro de los trabajadores de ATE y se encuentran de alguna manera en la misma vereda que los dirigentes del Pro, que a través de las redes sociales llamaron al cacerolazo.

Venegas remarcó que los dichos del jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina sobre los caceroleros “no tienen nada que ver con lo que pasó porque el 80 por ciento de la gente que estaba ahí era gente joven”.

“Esto no fue una marcha organizada, es que cuando uno escucha a la presidenta en cadena nacional las cacerolas salen solas a la calle, porque la gente está harta de escucharla hablar”, agregó.