El titular de la CTA oficialista, Hugo Yasky, reveló hoy en Wake Up que le pidió a la presidenta Cristina Fernández la sanción de una nueva ley que sustituya al impuesto a las ganancias por un tributo a los “altos gravámenes”, que se imputaría a salarios por encima de los 15 mil pesos.

“Proponemos convertirlo (el impuesto a las ganacias) en un gravamen a los altos ingresos, desplazar la presión a los sectores de mayores ingresos, lo cual le permitiría al estado liberar a un cinco por ciento del total de la masa que está pagando ese impuesto, los trabajadores que están en la base salarial de ese impuesto”, agregó.

Sobre la marcha de ayer convocada por la CTA que encabeza Michellis y a la que adhirió la CGT moyanista dijo que “no se logró un paro general” y que la unión de sectores  que otrora estuvieron enfrentados resultó ser un “frankestein político”.