Política y Economía

Coparticipación: Dios está en todos lados, pero atiende en la Rosada.

Coparticipación: Dios está en todos lados, pero atiende en la Rosada.

Bien lo saben los gobernadores de nuestro país. Es difícil gobernar sin el apoyo de la Rosada, sobretodo porque el esquema de fondos coparticipables es más discrecional que automático. También lo saben los intendentes que a partir de la última decisión del gobierno van a recibir de manera directa los fondos que le gire la Rosada. Pero, esta cuestión económica sobre el financiamiento de las economías provinciales y distritales es sólo un matiz del asunto de la coparticipación.

El otro es, obviamente, el político. Y a partir de la reedición de este antiguo conflicto por el reparto de los fondos coparticipables, Scioli ha dado una pista de cómo en 2013 su planteo será más combativo que años atrás. Porque si así arrancó enero, no se cómo va a ser la pelea en junio.

No en el sentido de la confrontación lisa y llana, porque ésa no esa no es la forma de Scioli. Pero sí, con algunos condimentos nuevos. Primero que nada, ya a esta altura del partido podemos decir que existe el sciolismo. Un movimiento político con militancia liderado por funcionarios del gobierno bonaerense. Eso que parece obvio, es todo una novedad en territorio bonaerense de la gestión Scioli.

Este verano, la Juan Domingo y la Dos tuvieron fuerte presencia en los actos que lanzó la provincia en la Costa. Recién fue en 2012 que el sciolismo se empezó a mover como un cuerpo político con vida propia.

Ahora, sus dirigentes más cercanos, liderados por el jefe de Gabinete, Alberto Pérez, reclaman al gobierno nacional. Piden cambios y algunos son más intensos que otros. Scioli alude a Néstor Kirchner. Cita la propia frase que pronunció el ex presidente en 2008 sobre “lo necesario” que es “devolverle” a la Provincia de Buenos Aires, los 6 puntos de coparticipación que perdió.

Y reitera su storytelling. “La gente sabe que soy, ante todo, confiable, y que no miento”. Sobre la decisión del gobierno nacional de puentear a la Provincia y otorgarle directamente fondos a los municipios dijo: “Lo importante es que le sirva a la población. Porque cuando la gente tiene un problema no pregunta si la solución es municipal, nacional o privada. Ojalá los municipios , a partir de esa decisión, resuelvan sus problemas. Habrá que ver cómo usan el dinero”.

La discusión había comenzado la semana pasada cuando Pérez, le mandó una carta al titular de la cámara de Diputados Julián Dominguez. Todos los funcionarios enrolados en su  espacio político sostuvieron un debate duro por el reparto de fondos. Desde Nación, saltó Amado Boudou, quien tildó de “cobarde” el reclamo por fondos y le pidió al gobernador que explicite sus diferencias con el gobierno central.

Esta semana, la orden fue aquietar las aguas. El titular del Banco Provincia, Gustavo Marangoni, salió a decir que es justo el reclamo por la coparticipación pero que Scioli sigue perteneciento al proyecto kirchnerista.

 

Del otro lado, el diputado Roberto Felletti fue más allá de los fondos. “Ningún gobernador bonaerense llegó a la presidencia”, sentenció.

Si en enero empezaron así, ni qué pensar qué se van a decir en junio.

Con la coparticipación federal sucedieron dos cosas fundamentales. Una es que las provincias han recibido en 2012 dos puntos menos que en años anteriores en concepto de fondos coparticipables. Ese porcentaje fue de 19,3 el año pasado, mientras que en 1995, cuando se creo es sistema, llegó al 25.

La otra cosa que sucedió es que de la cantidad de recursos coparticipables, Nación disminuyó el porcentaje que es automático y subió el discrecional. O sea que decide según el caso si envía o no esa ayuda. Los recursos que reciben las provincias en forma discrecional desde Nación pasó del 2,5% promedio en la década del noventa al 5% en 2012.

O sea que si sumamos todo tipo de transferencias, la provincias perdieron en 2012, 4,5 pp de la recaudación tributaria nacional, con relación a lo que ocurría en los años noventa.

El sciolismo puso primera, el kirchnerismo más duro no bajó la apuesta y, se podría decir que con esta pelea, el año electoral arrancó oficialmente.

Click to add a comment

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Política y Economía

Más de Política y Economía

CFK jura portada

En medio de extraordinarias caldeadas, el PJ cajonea el pedido de desafuero a CFK hasta marzo

Laura Capriata @lcapriata14 dic 2017
Bonadio y CFK

En la Cámara dudan de la figura de traición a la Patria que Bonadio le endilgó a CFK

Karina Poritzker @karipori111 dic 2017
macrig20

Ajuste de la política: mientras los ministros se pelean a ver quién se achica, la Unidad G20 no para de crecer

Emiliano Russo @emilianorusso7708 dic 2017
Cristina Kirchner leyó una carta donde se defendió y criticó a Macri

El golpe de Bonadio: pidió la detención de Cristina y complicó a Macri por las reformas que negocia con el PJ

Laura Capriata @lcapriata07 dic 2017
Cambiemos quiere reflotarlo pero hay pocas chances

Otra argentinada: el proyecto que impide que condenados por corrupción sean candidatos podría quedar cajoneado

Laura Capriata @lcapriata04 dic 2017
Fernando Basanta con la gobernador Alicia Kirchner y la esposa de Máximo, Rocío García.

La mini Minichelli de Santa Cruz denuncia ser víctima de violencia de género porque no la dejan asumir en el órgano que debe controlar a su esposo

Laura Capriata @lcapriata30 nov 2017
pichetto portada

El toma y daca del peronismo, en manos de Pichetto, para negociar las reformas

Border Redacción Remota23 nov 2017
abad portada

Todos contra Abad: lo tildan de “viejo” (como a Lemus) y auguran su salida de la AFIP para el verano

Emiliano Russo @emilianorusso7721 nov 2017
nisman portada 2

Caso Nisman: las sospechas contra sus custodios, imputados y llamados a indagatoria

Karina Poritzker @karipori117 nov 2017
Vandenbroele

La ruta del dinero F: por qué Vandenbroele apuntará primero contra Insfrán

Border Redacción Remota14 nov 2017

Compartir con un amigo