Que la tarifa subirá a partir del 15 de enero a 3,50 pesos y que el viernes se estrena la flamante Línea A,  no son las únicas novedades sobre el subte.

El nuevo contrato de concesión que el gobierno de Mauricio Macri firmará con Metrovías dejará en manos de la empresa del grupo Roggio sólo el manejo operativo de la red de subtes, mientras que Ciudad  será la responsable de lacompra de las nuevas formaciones así como tabmbién de las explotación de los negocios adicionales como la explotación de publicidad, el servicio de fibra óptica y los locales de las estaciones, aseguró hoy en Wake Up, Delta el titular del Sbase, Juan Pablo Piccardo.

La idea del gobierno de Macri es copiar el esquema de Nueva York, la mayor red de subterráneos del mundo, que es controlada por una agencia estatal.

El viernes se abrirá entre bombos y platillos la Línea A que tiene vagones nuevos comprados a China y adaptados en talleres de Metrovías.

Quedan pendientes la inauguración de varias estaciones que están en obra, como la de San José de Flores y San Pedrito. “El principal problema del sistema de subtes hoy son la falta de coches, y la falta de mantenimiento. Nos aprobaron el presupuesto pero los cambios no se van a ver de un día para otro”, afirmó Piccardo.

Los trenes nuevos andan más rápido y tienen aire acondicionado pero fueron adaptados a lo argento. Resulta que los ingenieros chinos que están en el país orientando la puesta en marcha de la línea vinieron con un traductor que no sabe chino técnico y eso les complicó la vida a los argentinos que mas o menos adaptaron todo según les indicaba sus años de experiencia y su propio conocimiento técnico.

Pero ¿qué va a pasar con las demás líneas que también están en un estado deplorable?

Piccardo aseguró que “aproximadamente en dos años vamos a ver el cambio sustancial” de todas las líneas, ya que, caculó que ése es el tiempo que lleva aramr todas las licitaciones, compras y adaptaciones de las formaciones  que reemplazaran a las actuales.

¿Van a despedir personal como advierten los Metrodelegados?

Piccardo dijo que no, pero… aseguró que “si uno compara el subte con otros lugares del mundo se da cuenta que la plantilla está sobredimensionada”.

Qué miedo! De sólo pensar en los días de paros que sufieron los porteños se me eriza la piel (pueden leer la crónica de esos días acá)

Ah, y me olvidaba, Metrovías, que sólo entre 2006-2010 recibió $ 2.560 millones en concepto de subsidios por parte del gobierno nacional de momento no tiene que rendir ninguna cuenta sobre qué hizo con esos fondos además de afrontar los costos operativos del servicio. Es decir, no sabremos bien a ciencia cierta si la empresa no invirtió en mejorar el servicio porque no pudo, porque no quiso o porque desvió el dinero.

Qué se yo, esto es creer o reventar.

Creamos por ahora que la cosa esta vez no va a ser una joda.