15-07 Ivan Budassi

 

La llegada de Sergio Massa a la Provincia de Buenos Aires estaría generando un castigo del eelectorado al gobernador Daniel Scioli que decisió mantenerse alineado al gobierno nacional y hacer campaña con el candidato Martín Insaurralde, según pubicó ayer el Diario Perfil.  (El dato surge de una encuesta realizada por la consultora de Federico González y Cecilia Valladares).

Hoy en Wake Up, Delta el diputado provincial del FPV Iván Budassi dijo que el gobernador sabía que se exponía a ese efecto electoral pero privilegió su responsabilidad frente a sus 16 millones de jefes (en alusión a los bonaerenses).

Así como en el matrimonio el  amor  no es idílico ciento por ciento, aquí pasa lo mismo.  Uno elige una pareja porque está enamorado y además por los  intereses que asegurarían la continuidad de ese matrimonio. Aquí, el afecto del Scioli por el FPV se complementa con la necesidad de seguir gobernando. Tiene 16 millones de jefes y tiene que pensar en ellos a la hora de tomar una decisión. Es mitad amor, mitad conveniencia”, afirmó.

Semanas antes del lanzamiento de la candidatura de Massa, el sciolismo negoció con el kirchnerismo y con el Frente Renovador, y el resultado fue un “maltrato de parte del gobierno nacional ya que no le habilitó lugares en las listas de candidatos tal como habría correspondido a un gobernante de su peso político”, sentenció Budassi. “

La  certeza de que Massa avanzaría de esta manera estaba evaluada desde el primer momento. Scioli tomó la decisión de seguir con FPV porque no quiso abandonar a su gente, no quiso sacar los pies del plato”, aseguró.

La situación económica de la provincia de Buenos Aires es un motivo que pesa a la hora de decidir cómo seguir. Restan 2 años más de este gobierno nacional y hay que afrontar problemas reales y urgentes. Budassi deslizó claramente que no les convenía separarse de Cristina, porque hoy no tienen dinero para cumplir con sus obligaciones y necesitan apoyo nacional.

“El gobernador Scioli siente que tiene 16 millones de jefes. La situación económica de la provincia es grave, tenemos problemas para pagar becas de chicos discapacitados. No podemos poner en riesgo la gobernabilidad por una especulación política a corto plazo.”, concluyó.