El tema es así: el domingo entré a Borderperiodismo para subir un post y resultó que el sitio estaba destrozado.

Como esto sucede prácticamente  una vez al mes, no me alarmé tanto.

El martes, Andrés, el programador del blog, todavía no terminaba de acomodar lo que se había roto.

-¿Pero qué pasó? ¿Por qué no podemos resolver ésto rápido?, le pregunté un poco cabreada.

Despues de mucho tratar… llego a la conclusión de que a alguien no le caes nada bien y te volvieron a hackear el sitio …. Esta vez no es como la última, es peor, me escribió.

El tema se solucionó y como yo soy una vasca cabeza dura, ocupé estos días en nuevos proyectos para que el blog que nació como un parto de nalga, sea cada vez más moderno y freshy. Como esas casas adonde te sirven mates ricos y te dan ganas de ir de visita.

Borderperiodismo cumplió un año. Tuvo un promedio de 14300 visitas al mes.

Gracias a vos zonzorrón, que te suscribiste, lees, opinás y me hacés pensar con tus comments.

Estamos de festejo!

Hack al fuckin hacker!