Cultura Pop

Un planeta muy “Redondo”, que gira y gira sin parar

Un planeta muy “Redondo”, que gira y gira sin parar

“Alguien dijo una vez que yo me fui de mi barrio. ¿Cuándo?… ¿Cuándo?… si siempre estoy llegando”, frase del bandoneonísta Aníbal “Pichuco” Troilo en “Nocturno a mi barrio”, un tango que escribió mientras estuvo internado. Una frase que tranquilamente se podría adaptar al presente del Indio Solari y su historia con Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota ¿O acaso alguien puede negar que decir Indio Solari es decir Los Redondos? Sus letras siguen rodando, sus canciones siguen girando y su público sigue esperando que cante una de  “Los redo…”.

El Indio siempre está llegando, desaparece por un tiempo y vuelve a renacer en algún estadio del interior del país. Y cuando Solari sube nuevamente a un escenario, la esencia ricotera se activa y el ritual de siempre se pone en marcha. Porque el legado de Los Redondos permanece en la gente: en sus fans y en los que no lo son, en los que reivindican su música y en aquellos que lo critican.

Lalo Mir, conductor de radio y televisión, opina en el documental “Piedra que late”: “la gente se empezó a enamorar y terminó siendo casi una religión, así son las cosas, así suceden y eso es lo maravilloso. Si lo querés hacer, obviamente que no te sale”.

El pasado 4 de agosto se cumplieron doce años desde la última vez que Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota se presentaron en el estadio Chateau Carreras de la provincia de Córdoba, y todavía sus fanáticos esperan el anuncio de la vuelta ricotera a los escenarios. Tal vez nunca se fueron o eso parece, ya que el “planeta Redondos” sigue girando.

Hay que remontarse a los años sesenta, a la La Plata, provincia de Buenos Aires, donde Eduardo Beilinson era parte de un grupo de covers en inglés que había armado con su hermano Guillermo. Eran también épocas de La Cofradía de la Flor Solar, cuya puesta en escena serían los primeros pasos de la multifacética experiencia inicial ricotera.

Por aquellos años, la versión Carlos Solari con pelo,    que ya conocía a Guillermo Beilinson y con el que habían escrito y filmado dos películas bajo el seudónimo de Norman Oyermoindigui, cantaba baladas bossa nova hasta que un día su amigo Rocambole  le dijo que tenía voz para  cantar rock.

En La Plata el Indio conocería a Skay, el menor de los Beilinson, y juntos darían inicio a una sociedad que terminaría en el año 2001. Una Argentina que estallaba producto de la crisis política, económica y social; un presidente que escapaba en helicóptero, un pueblo que se levantaba contra la dirigencia política,  los cacerolazos que se hacían escuchar por primera vez como nueva modalidad de protesta y, en ese contexto, los ricoteros sufrían la desintegración de Patricio Rey, envuelto en una misteriosa pelea que, a pesar del paso del tiempo, ninguna de las partes supo fundamentar con claridad. Hasta en las diferencias no dejan de ser Redondos, envueltos siempre en el misterio y con ciertos enigmas por descifrar.

Desde la cinematografía a la literatura, pasando por una muestra de artes plásticas y la propia música de los ex integrantes, Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota son objeto de estudio y se mantienen vivos como esos espíritus que se quedan entre nosotros por elección, haciendo más atractiva la leyenda de este fenómeno que desafía los misterios del paso del tiempo.

Le pese a quien le pese, el mundo sigue siendo “Redondo”, su pasión se hizo imagen en “Piedra que late”, un documental que muestra la locura por el Indio Solari (y Los Redondos) claro está, ¿o acaso alguien puede negarlo? Una gran idea del periodista y productor Julio Leiva, rodado íntegramente en Tandil, ciudad de la provincia de Buenos Aires donde el Indio Solari se presentó por última vez como solista.

Como si fuera la entrada de un plato principal, el documental llegó en el momento justo para calmar la ansiedad de la  nueva presentación del Indio ya confirmada y hasta con localidades agotadas del próximo 14 de septiembre en Mendoza. En simultáneo, 200 mil personas disfrutaron del film el pasado 9 de julio, que a pedido exclusivo del Indio fue emitido vía Internet por la web de Vorterix. En las instalaciones de la radio de Mario Pergolini, la piedra empezaba a latir¡ Al día de la fecha, o mejor dicho, al momento al momento de publicación de esta nota en Abro comillas, el documental tiene 114.408 reproducciones –de acceso gratuito- en youtube. Todo un éxito!

“A nosotros nos superó un poco todo, sabíamos que iba a tener repercusión porque todo lo que tiene que ver con el Indio tiene repercusión pero no nos imaginamos que tanta: 250 mil personas, 200 mil el día de Vorterix y va por las 100 mil en youtube, no se cuantos pueden decir `hicimos algo que vio tanta gente´”, afirma Julio Leiva (@juleiva), actual productor y columnista de “Tenemos malas noticias” y “Cheque en Blanco” (@chequenblanco) en radio Vorterix (@vorterix), y agrega: “Estamos recontentos, por habernos jugado a hacerlo, apostar y que haya salido bien la jugada, estamos contentos de la oportunidad que nos dio el Indio, de autorizarnos a usar su música y a poder difundirlo”.

El “planeta Redondos” sigue girando y alimentando a muchos que buscan analizarlo. Romper con ese enigma es el objetivo planteado, bien al estilo de la novela El código Da Vinci, pero en el “código” Redondos no parece haber una teoría de la conspiración como en la novela de ficción de Dan Brown. Este es un fenómeno real, tangible, que paradójicamente a pesar de doce años de ausencia se reencarna y con mayor fuerza y presencia en diferentes expresiones de la industria cultural.

El ritual ricotero resiste y se viraliza de generación en generación, y esto no pasó desapercibido para Alejandro Rozitchner que en el año 2003 publicó  un libro que se llamó “Escuchá qué tema” de Editorial Planeta; ni para Ariel Magnus quien se animó a escribir “La cuadratura de la redondez” de Editorial Interzona 2011; o el análisis de Martín Gambarotta sobre el disco “Gulp!” (1985) para “10 discos del rock nacional presentados por 10 escritores” (Paidós, 2013).

Pero no fueron los únicos que se animaron a hurgar sobre la mítica obra del grupo, aún cuando se sabe que Solari es reacio a este tipo de análisis sobre su obra. El joven filósofo Pablo Cillo redobló la apuesta y con disciplina  académica y un gran compromiso sobre esas letras, se animó a cruzar conceptos filosóficos de autores como Deleuze, Nietzsche, Freud y Marx, con la simbología poética ricotera presente en las obras de los años 1984 a 1996. Se trata de “Filosofía ricotera -tics de la revolución-“, de la Editorial Del Nuevo Extremo, es la primera producción literaria de Cillo que en una charla con Abro comillas se animó a comparar la liturgia ricotera con la peronista.

“Yo le diría al público al que le gustan Los Redondos, pero también a los que no les gusta, por el motivo que sea, que si les interesa la historia argentina o el análisis de una época y la poesía más allá del fenómeno ricotero, este libro es ideal para entender ciertas cuestiones que hacen a la cultura de este país. Pero además, si siempre se preguntaron ¿qué quiere decir las letras del Indio? bueno, lo que van a encontrar es una cantidad superlativa de ideas sobre estas cosas, es algo que trata de enriquecer, que no va a clausurar sus ideas, no los va a expulsar. Simplemente es cuestión de animarse y tirarse a la pileta”, asegura el profesor de Filosofía en la Universidad de Buenos Aires y desde 2011, director del Colegio Palermo Sounder, el primer secundario con una especialización en música rock & pop.

Por su parte, los fanáticos del grupo ya esperan ansiosos lo que dicen que será la más ambiciosa biografía de la banda, que los periodistas Pablo Perantuono y Mariano del Mazo, prometen publicar el próximo año. Pero se les adelantaron a los escritores y, cuando la tinta de la pluma que se empecinó en escribir sobre el emblemático grupo parecía agotada, de la mano de  Perro Sapiens -Tinta Limón Ediciones-, apareció en las librerías “Redondos. A quién le importa”, una biografía política de Patricio Rey realizada por los periodistas y escritores Agustín Valle, Ignacio Gago y Ezequiel Gatto, que aseguran no es una historia del grupo o de alguno de sus integrantes, tampoco un recorrido por su música aunque la misma no deja de estar presente,  y mucho menos de sus fans. Según sus creadores: “El libro es un conjunto de ideas que intentan tomarle el pulso a una experiencia que marcó a varias generaciones. La masividad clandestina, las formas de expresión cuidada, el recital como acontecimiento, el under y el mainstream, las bandas, las lecturas del cambiante mundo contemporáneo aparecen como protagonistas de un fenómeno que produjo resonancias en millones de vidas así como volvió audible procesos y conflictos sociales complejos”.

¿Por qué los Redondos son los Redondos? es la pregunta que funciona como hilo conductor en este libro. Pregunta que a esta altura de la nota, ya sabemos que no tiene una respuesta cierta, sino múltiples teorías que ayudan a fomentar la leyenda y a mantener vigente ese espíritu ricotero que nos rodea y acompaña a la vuelta de cada esquina. Porque en las calles de Buenos Aires el “aire redondo” se respira, se siente, se ve. Basta con levantar la vista y, sin buscarlo, ser capturado por alguna pintada o graffiti que lleva el sello del Indio Solari y su gente: “La vida sin problemas es matar tiempo a lo bobo” (Luzbelito y las sirenas), “Sobrio no te puedo ni hablar” (Tarea fina); “Lo mejor de nuestra piel es que no nos deja huir” (Espejismo); “Cuando la noche es más oscura se viene el día en tu corazón” (Juguetes perdidos); “Las despedidas son esos dolores dulces” (Gualicho); “El futuro llegó hace rato” (Todo un palo); “Atrapado en libertad” (Preso en mi ciudad); “Violencia es mentir” (Nuestro amo juega al esclavo); “El lujo es vulgaridad” (Un poco de amor francés); “Vivir solo cuesta vida” (Ropa sucia); y “Caballos que mueren potros sin galopar” (La bestia pop), son sólo algunas de las múltiples imágenes que se pueden identificar a diario en las paredes de la ciudad.

Gonzalo Bonadeo, periodista deportivo, conductor de radio y televisión, dice en el documental “Piedra que late” que: “Es muy difícil encontrar en la historia del rock mundial una banda que haya decidido ir por su lado sin negociar una cantidad de cosas, resignándose y a la vez quedándose con todo. Creo que ahí radica gran parte de lo imposible de clasificar al Indio”.

Y si de imágenes hablamos, durante el pasado mes de julio, de alguna forma el espíritu de Los Redondos llegó al Centro Cultural Recoleta de la mano de Ricardo Cohen, más conocido con el seudónimo de Rocambole, que se hizo famoso por hacer los diseños e ilustraciones a la banda en todos sus discos, afiches y entradas. El artista que les puso imagen a Patricio Rey y a los tatuajes de miles de fanáticos hoy continúa realizando el arte gráfico de la obra del guitarrista Skay Beilinson.

En marzo de este año, Rocambole realizó una entrevista con la Agencia Paco Urondo y cuando se le preguntó sobre Los Redondos, fue contundente: “Fue un fenómeno de masas, un fenómeno popular muy difícil de explicar, incluso aquellos que hemos pertenecido a él en algún aspecto, tampoco tenemos una explicación válida para todo eso”.

Lalo Mir, también en “Piedra que late” sostiene: “Creo que lo que tiene el Indio para seguir en el tiempo, como si no hubiera pasado. Es la gente… el mito es la gente. Evidentemente ha mantenido una coherencia artística y una coherencia humana, que hizo que no cambie para el ojo de la gente”.

Mientras sus fans esperan el milagro de volverlos a ver juntos, el Indio Solari y los Fundamentalistas del Aire Acondicionado dará su primer y único show de 2013, en Mendoza. Las 50 mil entradas se agotaron en menos de 24 horas, lo que obligó a trasladar el concierto del Estadio Malvinas Argentinas al Hipódromo de la ciudad.

Dos integrantes de la banda del Indio, el baterista Hernán Aramberri y el guitarrista Gaspar Benegas, giran por la Argentina con la idea de compartir conocimiento y experiencia, y también calmando las ansiedades de muchos de sus seguidores. Los músicos dieron una clínica en la ciudad de Villa María (Córdoba), en el Centro Cultural Comunitario. En la jornada se habló de los temas que van a tocar en el próximo recital y como no podía ser de otra forma, confirmaron las clásicas canciones de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota. “Son los temas que tienen que salir bien sin excepción, algunos temas de los primeros tiempos tienen un sonido tan particular que es muy difícil de hacerlos y los tenemos que dejar de lado”, explicó el baterista, resaltando la importancia de la obra de Patricio Rey no sólo para su público, sino también para ellos que deben interpretarlos.

Por su parte, Skay Beilinson descartó la vuelta de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota y sin anestesia para los fans ricotero declaró: “Esto de juntarnos otra vez sería casi como hacer una parodia de lo que fuimos y eso sí que es una trasgresión fea que no quiero hacer”. Sobre fines del mes pasado, Skay y Los Fakires, cautivaron a más de tres mil personas con “Luna hueca”, el quinto de su discografía post-Redondos que ya se puede encontrar en las disquerías.

“Si volviesen Los Redondos tendríamos que ser unos Redondos distintos, no volver a ser aquello que fue propio de una época. Una parodia de lo que fuimos sería patético. Y sin embargo no reniego de eso, todo lo contrario, los amo a todos. Dimos todo”, señaló el ex guitarrista del grupo que paradójicamente cerró el show presentación de su último trabajo tocando un tema ricotero por excelencia con el cual también suele cerrar sus presentaciones el Indio Solari: “Jijiji” (séptima canción del álbum Oktubre del grupo Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota).

Pero para muchos no todo está perdido, ya que está confirmado que el ex saxofonista Sergio Dawi, el ex bajista Semilla Bucciarelli, y el ex baterista de Los Redondos Walter Sidotti, participaron del nuevo trabajo de Solari que se empezará a escuchar a fin de 2013. Dawi destacó la sinergia con el Indio mientras grabaron: “La química entre nosotros se regeneró muy bien. Es un guiño que tuvo el Indio y que confirma esto que somos todos: un proceso, una sumatoria de hechos, y al hacernos parte de su disco muestra que las cosas continúan de alguna manera”.

¿Serán parte del show en Mendoza? Quien lo sabe, pero el Indio manifestó la posibilidad de juntarse arriba de algún escenario. Habrá que esperar hasta septiembre para confirmar si redondean la noticia y los ex Redondos, menos Skay, se vuelven a ver las caras en vivo y hacen lo que saben hacer: “provocar el pogo más grande del mundo”, un pogo que según el poeta Camilo Blajaquis -César González- , en el documental “Piedra que late”: “tiene la capacidad de poder destrozar las barreras sociales en un segundo, es la única banda capaz de hacer que las segmentaciones (clase alta, clase media, clase baja) desaparezcan, se esfumen en una canción. Es un sueño imaginar bailando a un rico con un pobre, eso afuera, en la plaza pública no sucede, y en los recitales del Indio sí”.

Más que una banda de rock y un estilo de música, más que canciones o un disco, más que una buena gráfica o remera con una leyenda, Patricio Rey es una forma de sentir las cosas que perdura en el tiempo reencarnado en miles de manifestaciones y expresiones culturales. Pero si de sentimientos se habla, no queda mucho más que decir, a cerrar los ojos y sentir.

Mario Pergolini, conductor de radio y televisión, además de empresario,  lo trata de explicar en “Piedra que late”: “No se como lo lograron, hicieron una bola gigante, la bola siempre está ahí, la gente sabe como se mueve la bola, como tiene que ser, como se respetan los tiempos y ya está, se armó. Es así de grande. No se puede explicar. Cuando le explicás a la gente ¿cómo es? ¿por qué es? Y nada, te dicen. Es como cuando cerras los ojos y cantas el tema que te gusta”.

Cultura Pop

Más de Cultura Pop

Portada Tacos Criollos

Recetas de Gricel: tacos, criollos y fríos (y unos secretitos)

Gricel Lence @gricellence08 dic 2017
tuqui plaza portada

El día que Tuqui volvió de la plaza y se quedó en el hospital

Tuqui @TuquiSoy01 dic 2017
FOX Premium - VIKINGS 5 - Alex Høgh Andersen es Ivar Ragnarsson

Vuelve “Vikings”: las épicas aventuras continúan

Alejandra Casal @alitacasal30 nov 2017
2017-11-24-PHOTO-00000155

Recetas de Gricel: tres salsas que te sacan del aburrimiento

Gricel Lence @gricellence24 nov 2017

Suburbicon: George Clooney divide aguas como director políticamente correcto

Pablo Strozza @pstrozza22 nov 2017
spacey-house-of-cards-season-3-in-t-72-days-but-hey-who-s-counting

“Unholy” wood: los escándalos sexuales impactan en las series

Alejandra Casal @alitacasal15 nov 2017
Tuqui portada justicia

Tuqui se compadece de la pobre Diké, la diosa de la Justicia

Tuqui @TuquiSoy10 nov 2017
los-autenticos-decadentes

Las 10 locuras más Decadentes de los Auténticos

Pablo Strozza @pstrozza28 oct 2017
Tuqui pelotudo

Tuqui nos enseña a construir un imbécil desde cero

Tuqui @TuquiSoy27 oct 2017
Stranger Things

Vuelven los ochenta: llega Stranger Things, temporada 2

Alejandra Casal @alitacasal26 oct 2017

Compartir con un amigo