Arrancó el último tramo de la campaña electoral.Cristina brindó entrevistas y sus candidatos van a TN como panchos por su casa. Sergio Massa lanzó spots con un nuevo perfil, sin quitarse el saco y apelando a un mensaje más simple. Y los postulantes del PRO toman el té en la casa de los vecinos. NO es otra cosa que los candidatos de siempre tratando de encontrar variantes a sus campañas. Dos analistas explican las razones y la efectividad de estos cambios y qué tendrían que hacer los candidatos para sumar más votos.

“La presencia de kirchneristas en pantallas del grupo Clarín empezó antes de las PASO. Esta aparición en canales opositores no dio buen resultado electoral, como se evidenció el 11 de agosto. Quizás se pensó pragmáticamente que podrían sumar votos independientes, pero no resultó así”, apuntó a Borderperiodismo,  Rosendo Fraga, Director del Centro de Estudios Unión para la Nueva Mayoría.

El analista agregó que “las entrevistas que la Presidenta está dando parecen más dirigidas a mantener el apoyo y el entusiasmo de sus propios partidarios, antes que a sumar votos. Quizás con realismo, el Cristinismo está asumiendo que en este momento, la prioridad está en evitar la fuga de los propios militantes, antes que captar nuevos”.

Para Carlos De Angelis, politólogo y docente de la UBA, la apertura del kirchnerismo a los medios opositores aun es bastante “tenue”. Y detalla que “falta que la Presidenta hable con alguien más decididamente opositor. Sí responde a cierta demanda que había respecto a su falta de entrevistas. Pero esta demanda corre también para la oposición, que se niega a ir a programas afines al gobierno. Es lo que yo llamo la zona de confort: ir a entrevistas que saben que no serán comprometidas”. Respecto a los recientes reportajes que dio CFK señala que “ya es un poco tarde. Es una manera de recuperar la iniciativa pero no logra hacerlo. Massa empieza a imponer la agenda. Pero ojo, si bien no daba entrevistas, la Presidenta siempre tuvo una alta exposición, ya sea a través de sus discursos, la cadena nacional o los tuits. Creo que este cambio de dar entrevistas no va a incidir en la votación pero sí distiende un poco a la sociedad”.

Un medio señaló días atrás que las recorridas que hace el PRO en casa de vecinos para tomar el té es un modelo de campaña norteamericano. ¿Es esto así?

“Absolutamente –señala de Angeli-. Es que el PRO tiene una lógica americana. No se consideran militantes sino como parte de un club. Hacen muchas reuniones de coaching y tienen un discurso muy homogéneo. Para ellos el modelo de campaña es el de EEUU. Solo falta el cartelito en los hogares diciendo a quien votan en esa casa”. Por su parte Rosendo Fraga abre interrogantes respecto a la eficacia de esta modalidad: “Macri necesita más acercamiento con la gente y algunos de los toques recientes de su campaña parecen intentarlo. Es lógico que lo haga, pero no está claro cuan útil será ello para sus candidatos”.

Acerca de cómo será el último tramo de la campaña Rosendo Fraga estima que “los nuevos spots de de Massa e Insaurralde introducen algunas modificaciones. El primero quizás busca mayor contacto con la gente y el segundo cierta independencia respecto a la Presidenta. Pero más bien son matices, antes que cambios drásticos de estrategia”. De Angelis opina que “Massa se siente más cerca del estilo PRO pero se diferenciará mucho por su reflejo peronista. Además conoce al Gobierno Nacional y las lógicas del poder. Por eso tratará de profundizar la iniciativa que ha obtenido a pesar de que lo hace desde un lugar de poder relativamente marginal como es una intendencia. El PRO seguirá con su perfil de gestión eficiente y sin muchos escándalos más allá del Fino Palacios, en tanto que el kirchnerismo mostrará la fortaleza de su principal dirigente tratando de evitar nuevos resquebrajamientos discursivos en el frente interno”