Política y Economía

El Cobos de Coqui

El Cobos de Coqui
#BorderPeriodismo

El conflicto policial en todo el país, que llegó a veinte provincias y dejó una docena de muertos, puso en evidencia no sólo la falta de control político sobre las fuerzas represivas, sino los propios problemas entre las provincias y el Gobierno central. Más allá de lo que a esta altura nadie duda en llamar “extorsión”, por parte de la Policía, los serios problemas políticos en el control de la situación son aún más graves.

El caso del Chaco es particularmente paradigmático. Juan Carlos Bacileff Ivanoff ganó protagonismo en estos días por su enfrentamiento con su jefe político, Jorge Capitanich.

El “Cobos chaqueño”, como lo llaman en su provincia, asumió la gobernación de Chaco tras la designación de Capitanich como Jefe de Gabinete. Pero no fue un pase de mando tranquilo.

Ivanoff, dos veces vice del “Coqui”, viene dando muestras de independencia desde 2007, cuando ambos se enfrentaron por la composición del Gabinete. La más rotunda muestra de esta pelea –que los llevó a presentarse a elecciones sin tener diálogo- se dio en enero de este año: aprovechando un viaje del gobernador a Buenos Aires, el Vice en funciones echó al ministro de Educación provincial Francisco José Romero tras una discusión y explicó que Romero lo había desautorizado. “Quien no respeta la autoridad, se va”, dijo. El problema es que Capitanich había ratificado a Romero pocos días antes. Fue entonces que se ganó el mote de “Cobos chaqueño”.

A Clarín, medio con el que tiene una fluida relación, le había dicho hace meses que la provincia “es una anarquía” y que estaba “harto” de la “incapacidad” de Capitanich. Calificó al entonces gobernador de “tirano” y “burro”. Y en una entrevista en Radio Libertad, de descargó: “Es un chico joven, sin calle, sin experiencia”.

La tregua llegó poco antes de las PASO, cuando negociaron bajar los decibeles y un encuadramiento de Ivanoff, a cambio de la jefatura de la Legislatura para su hijo, Darío Bacileff Ivanoff, del Frente Chaco Merece Más, la versión local del FPV. Fueron juntos y ganaron. Pero siguieron mirándose con recelo.

Esta semana, Ivanoff viajó a Buenos Aires para reclamar el envío de gendarmes a Resistencia, convulsionada por el reclamo policial y los saqueos. En esa visita, que incluyó visitas a los canales de TV, aseguró que el Jefe de Gabinete no le había mandado a la Gendarmería a su provincia, donde ya había tres muertos, y luego redobló la apuesta diciendo que se la habían retirado por sus declaraciones. “Me trataron pésimo en la Casa Rosada, duré media hora”, señaló al volver a su tierra.

También se enfrentó con el secretario de Seguridad, Sergio Berni, por la supuesta falta de apoyo nacional a su provincia: “Es un inepto”, le dijo al funcionario nacional, y recibió por respuesta el inicio de una denuncia por calumnias e injurias. “Chaco es un descontrol político”, le devolvió Berni, y agregó que el gobernador le daba “vergüenza ajena”. Ivaniseff no se calmó y apuntó luego contra el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, que lo criticó por haberse quejado del traslado en el Tango 02. “Estoy cansado de los funcionarios que llegan a sus cargos por obsecuentes y que se creen que están por encima de quienes llegamos por el voto popular”.

Chaco, en medio de la pelea, sigue hoy sumida en el descontrol. Algunos medios informan de cuatro muertos en Resistencia incluido un policía, según datos ofrecidos por los responsables de los hospitales. Por la tarde de ayer, el “Cobos chaqueño” trató de bajar los decibeles con Capitanich, al decir que “transformó a la provincia” y que está “en medio de una interna”.

 

Difícil saber en estas horas si a Ivanoff se le subió el cargo a la cabeza o si sus dichos tienen algún asidero en la realidad. Lo que está clarísimo es que si “Coqui” quiere llegar más alto, tendrá que atender primero los incendios sociales y políticos en su provincia. Una cosa es segura: la Policía está fuera de control, y los dirigentes políticos mostraron muy poca cintura para tomar el toro por las astas.

 

Más de Política y Economía

hugo moyano y huguito moyano

Huguito, el otro hijo de Moyano, tiene un puesto en el Congreso desde hace 12 años

Daniel Seifert @SeifertDaniel16 oct 2018
Macri Cabrera

Qué hacen los exministros “asesores” de Macri

Emiliano Russo @emilianorusso7711 oct 2018
de vido condena

De Vido condenado: La lista de kirchneristas inhabilitados para volver a ser funcionarios

Karina Poritzker @karipori110 oct 2018
Menem zafa

Menem absuelto: La impunidad al palo

Alejandro Drucaroff Aguiar @alejandrodruc05 oct 2018
Peña florencio varela

Peña recargado: Reaparición, agenda sigilosa de campaña y la irrupción de Ibarra

Emiliano Russo @emilianorusso7704 oct 2018
enarsa

Frenan multimillonaria demanda al Estado de empresas cuestionadas por corrupción

Karina Poritzker @karipori127 sep 2018
wado de pedro

El plan setentista de La Cámpora para denunciar persecución contra CFK por el mundo

Emiliano Russo @emilianorusso7726 sep 2018
caputo renuncia

En la función pública, Caputo duplicó sus bienes en pesos aunque vendió sus “botes”

Daniel Seifert @SeifertDaniel25 sep 2018
gabinete compacto

Entre codazos y empoderamientos: Cómo se acomoda el “Gabinete compacto”

Emiliano Russo @emilianorusso7724 sep 2018
Portada irregular final

Todos flojos de papeles: Irregularidades en la campaña porteña del oficialismo y la oposición

Leonardo Nicosia20 sep 2018

Compartir con un amigo