Política y Economía

El fantasma de Alfonsín

El fantasma de Alfonsín
#BorderPeriodismo

Aprietes, saqueos, inflación, devaluación, conspiraciones, ausencias y reapariciones. El juego de la política en su máxima expresión. Pero un juego que deja siempre heridos a lo más débiles.

“Ya está, perdimos. Ahora hay que tratar de sostener los principales logros del modelo para que no se los lleve el vendaval”, explicaba la semana pasada un funcionario del Gobierno que cree firmemente en las políticas implementadas en los últimos 10 años. Diálogos como este se repitieron en al menos tres despachos de Gobierno. Palabras más, palabras menos, es lo que señalan en privado funcionarios de los tres poderes y de distinto rango.
Fue Maurice Closs, el gobernador de Misiones, quien lo dijo con cierta crudeza, pero no tengan dudas de que expresa el pensamiento mayoritario del kirchnerismo. “No podemos terminar como Alfonsín o como en 2001”, lanzó a micrófono abierto.
En el frente de batalla, donde las licencias como las de Closs no están permitidas, están el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el ministro de Economía, Axel Kicillof, cada vez más notoriamente enojados con la prensa, los grupos económicos, los opositores… Por ahora la Presidenta no asume el costo de la derrota y se muestra poco. Habrá que ver hasta cuándo puede sostener esa estrategia.
Hermes Binner, uno de los cuatro postulantes serios para 2015, expresó sin pelos en la lengua que “seguramente” existen sectores que especulan con el fin del Gobierno antes de 2015. Mientras Capitanich siguió apuntando fuerte a Shell y uno de sus directivos como “conspiradores” por las corridas con el dólar.
También lo hemos dicho antes, pero es bueno recordarlo: a ninguno de los cuatro presidenciales le conviene una salida anticipada. Políticamente, Daniel Scioli se vería afectado con una retirada antes de tiempo, por caso. Sergio Massa pelea por derramar al resto del país su caudal electoral en la provincia de Buenos Aires y Mauricio Macri está en la misma disyuntiva, pero con sus votos en Capital. Los dos necesitan tiempo.
El problema con los aprietes del mercado, que los hay, es que responden menos a cuestiones de política partidaria que a intereses económicos.
Que las petroleras o las cerealeras quieran desestabilizar para generar ganancias extras es un escenario más que posible y poco tiene que ver con el “buen clima de negocios” que pretende un gran sector del empresariado, a quien le conviene una transición pacífica y una devaluación controlada. En definitiva, ninguno de los cuatro candidateables es enemigo del mercado.
Algunas muestras positivas son las sumas fijas pactadas por tres gremios (bancarios, choferes de larga distancia y aceiteros). Es una forma de contener la escalada inflacionaria y dejar la discusión para un momento más propicio. La suba de las tasas, que decidirá el Banco Central en reunión de directorio, es una importante señal que esperan los mercados. No lo quiere hacer el Gobierno, pero la presión es fuerte y es vista por muchos como una forma de frenar el drenaje de divisas.
Pero la gran reunión que definirá la posibilidad de bajar los decibeles políticos será esta tarde entre el Gobierno y las cerealeras. Con agenda abierta, los representantes de Cargill, Nidera, Bunge y Dreyfus, entre otros, hablarán de tu a tu con Juan Carlos Fábrega, titular del Central y el ministro Kicillof. La pretensión del Gobierno es la liquidación de los granos acopiados, unas 7 millones de toneladas según las estimaciones. Mientras la Mesa de Enlace ya salió a decir que un dólar a 8 pesos “no es un incentivo para liquidar cosechas” y sigue presionando al Gobierno con todas sus fuerzas para devaluar más, esta reunión es fundamental para tratar de desactivar esa operación. La necesidad de regular el ingreso de dólares para calmar las aguas es prioridad. Tiene que ver con inyectar dólares y bajar las expectativas del mercado y de los pequeños ahorristas, correr el eje de la inflación y el dólar, negociar mejor con los gremios y ganar un poco de aire. Aire que en el oficialismo, cotiza más alto que el dólar blue.
Ver comentarios (5)

5 Comments

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Política y Economía

Más de Política y Economía

IMG_1636

La razón oculta de Rodríguez Larreta para evitar el desalojo de piquetes

Border Redacción Remota22 mar 2017
IMG_1623

Después de Itatí, otro intendente correntino está en la mira por narcotráfico

Border Redacción Remota16 mar 2017
IMG_1615

Los aviones complican al Gobierno: ahora De Andreis sumó una denuncia internacional

Border Redacción Remota14 mar 2017
IMG_1611

María Eugenia Ritó, testigo clave en la causa contra Scioli

Border Redacción Remota09 mar 2017
Marcha CGT

Un paro que se decide entre los duros y los no tanto

Border Redacción Remota07 mar 2017
Argentine presidential candidate Mauricio Macri gestures at supporters at the party's headquarters in Buenos Aires on October 25, 2015. Buenos Aires Governor Daniel Scioli led Argentina's presidential election race as counting got under way Sunday, but it was unclear whether he would avoid a runoff against his conservative rival Mauricio Macri.  AFP PHOTO / EITAN ABRAMOVICH        (Photo credit should read EITAN ABRAMOVICH/AFP/Getty Images)

#Elecciones2017: terreno incierto para el Gobierno en los cuatro distritos principales

Border Redacción Remota06 mar 2017
macri Irigoin portada

#CorreoGate insólito: el macrista a cargo de Correo Argentino se resiste a declarar y difundir sus bienes

Border Redacción Remota01 mar 2017
Oliván-Delgado

Fiscal Delgado en #BORDERPERIODISMO Radio: “En junio vamos a saber todo lo que pasó con Odebrecht”

Border Redacción Remota26 feb 2017
Mancha portada

Exclusivo: Los millones que La Mancha de Rolando facturó en shows oficiales con Boudou de vice

Daniel Seifert @SeifertDaniel24 feb 2017
Frigerio Portada

Frigerio en #BORDERPERIODISMO Radio: “Errores los gobiernos comenten permanentemente, pero antes los escondían”

Border Redacción Remota18 feb 2017

Compartir con un amigo