Mundo

Narcotráfico: ¿Se viene la mejicaneada?

Narcotráfico: ¿Se viene la mejicaneada?
#BorderPeriodismo

A raíz del avance del narco, la evidente connivencia entre delincuentes y policías y una brutal escalada de crímenes a cual más violentos (asesinatos, violaciones, decapitaciones) en algunos estados de Méjico como Michoacán y Guerrero los vecinos se han organizado grupos que detienen, “procesan” y eventualmente matan a los que consideran maleantes. ¿Vamos camino de eso? Aquí, la historia detrás del fenómeno que demuestra lo que pasa cuando el Estado no está. 

Por Fernanda Sández

Hace seis años, un informe titulado “Narcoméxico”, elaborado para la BBC de Londres, puso –quizá por primera vez- blanco sobre negro con respecto a lo que ya se podía entrever desde antes sobre la relación entre el estado mejicano y el rol –cada vez más influyente- de los cárteles de la droga en la realidad del país. Sinaloa, los Zetas, del cártel del Golfo, el nombre era-en última instancia- lo de menos; lo verdaderamente preocupante era el poder alcanzado por estas organizaciones delictivas en todos y cada uno de los estamentos de la nación.

“El poder corruptor del narco es inimaginable”, confirma la periodista Cecilia González, mejicana y autora del libro Narcosur, un profundo análisis del avance del narco internacional en el cono sur de América. Y tal vez, a la luz del creciente avance del narco en Argentina tal vez ya vaya siendo hora de mirar cómo fueron sucediéndose los hechos en otros países para sacar de allí algunas lecciones valiosas.

En efecto, uno de los factores más corrosivos del narco es el poder ilimitado que le otorga su no menos ilimitada “fuente de financiación”. Porque con el dinero de la venta de drogas (y de los secuestros, y de la “cuota” o dinero que cobra para no matar o destruir lo que fuere) no sólo se compran mansiones, hoteles, yates y esos autos-nave espacial que para muchos son el trofeo que confirma que “han llegado”; se compran, además, políticos, jueces, contadores, policías, generales, fiscales. Se compra, sobre todo, impunidad y silencio. No por casualidad, la guerra al narco en México ya supera los 150.00 muertos. Y contando.

Ahora bien, ¿qué sucede cuando un día- un día cualquiera- muchas personas se hartan de ser extorsionadas, asesinadas, violadas y mutiladas por un poder que desconoce el poder legítimo del Estado para detenerlo, justamente porque sabe que su dinero sucio se ha comprado también eso? Tal vez pase lo que – desde hace aproximadamente un año- ha pasado en los estados mejicanos de Michoacán y Guerrero, y los ha llevado a las portadas de los diarios más importantes del mundo: la organización de autodefensas, que es como se les dice localmente a grupos de vecinos que se arman para decir “Basta” a la sangría y la extorsión narco.

Pero tal vez sea necesario entender cómo era la realidad de estas poblaciones antes de la llegada de estas  “autodefensas”, que no son otra cosa que vecinos (comerciantes, campesinos, trabajadores rurales en su mayor parte) que hoy se muestran de pueblo en pueblo armados con rifles, fusiles, pistolas, AK-47 y hasta bazookas que en más de una oportunidad les han arrebatado a los narcos locales.

Digamos entonces que en 2011 hizo su presentación en sociedad el más inverosímil cártel del qe se tenga memoria: Los caballeros Templarios. Este grupo (único en su mezcla de mística y estupefacientes, que mezcla apelaciones al “orden” y a la “justicia” con secuestros y crímenes a cual más espantoso) retomaba cierta lógica discursiva alla Robin Hood. Decía estar en contra del Estado corrupto, de los cárteles que incordiaban a la gente y “a favor del pueblo michoacano”.

Sin embargo, los pobladores no tardaron demasiado tiempo en descubrir sus verdaderas intenciones: el cobro masivo de “la cuota” (el canon de protección que se le debe pagar a los Templarios para que, por caso, no quemen un negocio o no asesinen a un miembro de la familia), los asesinatos, las violaciones y hasta las desapariciones se volvieron cosa de todos los días. Comenzaron cobrando “cuotas” a las  grandes empresas, siguieron con las familias acaudaladas, pasaron a los pequeños comerciantes y llegaron al colmo cuando también empezaron a pedir dinero a las escuelas y hasta a los comedores escolares.  Y nadie nunca estuvo allí para detener la locura.

“A mí me entregaron a mi hermana violada y destrozada a machetazos. Me la mataron porque no reuní el dinero suficiente para pagarles la extorsión. Pero ya nos cansamos, ya no podemos más”,   le explicó al corresponsal del diario El Mundo, de España, un joven enrolado en las autodefensas. Apenas uno más dentro de los 20.000 civiles armados que hay en este momento en Méjico y que colocan al actual presidente, Enrique Peña Nieto, frente a una verdadera encrucijada.

Es que entre un ejército y una policía sospechados de corrupción y connivencia con las mismas narco bandas que dicen combatir, y una clase política que parece estar corriendo siempre detrás de los hechos consumados, las autodefensas pueden exhibir logros tan concretos como haber limpiado de templarios a la mayoría de los pueblos de Michoacán. De hecho, hoy las autodefensas tienen presencia en 40 de los 113 pueblos del estado y controlan 10 alcaldías.

Ante esto, si algo abunda son las denuncias cruzadas. Desde el gobierno mejicano, y en un intento de recuperación del control de la fuerza legítima, se oscila entre las acciones de desarme de esos grupos y una suerte de “oficialización” de los mismos, dada la aceptación que han probado tener entre la población civil luego de haber terminado con el pago de “cuotas” y los crímenes en gran parte de las localidades antes asoladas por los Templarios.

En el colmo del absurdo, hace algún tiempo, Servando Gómez Martínez, “La Tuta” o “El Profe”, líder de los Templarios, graba un mensaje y lo sube a You Tube, diciendo estar -¿cómo no?- “a favor del pueblo michoacano” y acusando a las autodefensas de estar financiadas por sus rivales en el mundo del narco: los Zetas y los Nueva Generación, el cártel de Jalisco.

Sin embargo, el dato real es que desde su llegada la presidencia Peña Nieto ha conseguido ya algunos logros impactantes (como la detención, el 22 de febrero, del “Chapo” Guzmán, líder del cartel de Sinaloa) y la posterior captura del primer y segundo líder de Los Templarios. Según los expertos, además, esta vez la lista de “enemigos públicos” a capturar es de 122 personas y no sólo incluye a los líderes narcos sino también a los muchos “lazos” (con la política, con la economía, con la justicia, con las fuerzas de seguridad) que tiene el narco con la sociedad y el poder mejicanos.

Por eso, antes de deponer sus armas, las autodefensas (conformadas no sólo por hombres sino también por  mujeres y hasta por adolescentes) exigen la captura de todos los cabecillas que por tanto tiempo los persiguieron y cazaron como si fueran ratones, mientras las autoridades miraban a hacia otro lado. “En el momento que nos entreguen a los cabecillas de los criminales nosotros deponemos las armas. Antes, no. Nosotros, en pocos meses, hemos hecho más que el ejército y el gobierno por detenerlos. Vamos a seguir así hasta que el gobierno no cumpla su obligación de darnos seguridad”, declaró Estanislao Beltrán, antes campesino y hoy líder máximo de las autodefensas.

Sin embargo, está claro que algo no anda bien cuando cuestiones tan críticas como la paz social, la seguridad y la hasta justicia de un país entero quedan en manos de un grupo de personas que se arma y sale a la calle a patrullar y vigilar que nadie se aproveche de la ausencia del Estado. Alguien con la cara cubierta al modo de los luchadores enmascarados que son furor en Méjico y con un arma colosal sobre su hombro no puede ser la idea de la ley, ni del estado de derecho. Sin embargo, a la luz de los acontecimientos sucedidos la semana pasada en varios puntos de Argentina tal vez ya vaya siendo hora de preguntarse cuánto falta realmente para que el fenómeno se repita aquí, con todo lo que ello implica.

Para saber más:

http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/specials/2008/narcomexico/

http://www.informador.com.mx/mexico/2012/366237/6/van-150-mil-muertos-por-la-guerra-contra-el-narco-en-mexico-eu.htm

https://www.youtube.com/watch?v=O79jKwvA7EA

http://www.elmundo.es/internacional/2014/01/15/52d6f27222601dd2798b458f.html

 

Ver comentarios (21)

21 Comments

  1. María Julia Oliván

    María Julia Oliván

    07 abr 2014 at 5:26 pm

    INCREIBLE NO?

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Mundo

Más de Mundo

Macri OMC

Desafío de Macri: procura recomponer la OMC y el G20, ante bríos proteccionistas

Carlos Lamiral @carloslamiral12 dic 2017
eutanasia portada 2

Polémica en Holanda por la eutanasia para personas sanas

Border Redacción Remota29 nov 2017
trump portada

Según la Casa Blanca, todas las mujeres que dicen haber sido acosadas sexualmente por Trump mienten

Border Redacción Remota01 nov 2017
Trump kim jong un

Tuqui explota entre el capitalismo revolucionario y el socialismo oligarca

Tuqui @TuquiSoy13 oct 2017
Macri y Bachelet banderas

A Macri lo seduce Chile y avanza en una sociedad inédita con Bachelet

Laura Capriata @lcapriata04 sep 2017
Macri Pence portada

El vice de Trump no paró de presionar a Macri por un compromiso para invadir Venezuela

Border Redacción Remota16 ago 2017
Papa portada

Tuqui atiende el kiosquito del Papa

Tuqui @TuquiSoy11 ago 2017
Venezuela portada

#BORDER en Venezuela: Los 8 dramas de la vida cotidiana que ni te imaginabas

Viviana Pombo @VivianaPombo04 ago 2017
mercosur1

En sigilo, avanza la expulsión de Venezuela del Mercosur y se congela el ingreso de Bolivia

Laura Capriata @lcapriata24 jul 2017
venezolanos en Argentina 1

Vía de escape: En Argentina ya hay más de 36 mil venezolanos refugiados de Maduro

Viviana Pombo @VivianaPombo18 jul 2017

Compartir con un amigo