Desde hace una semana hay revuelo en las oficinas porteñas de Daniel Scioli, en “la torre”, el edificio del Banco Provincia de Mitre y San Martín. Corridas, reuniones, un ritmo casi de bunker pre elección.

¿El evento en cuestión? La presentación del equipo económico del Gobernador de Buenos Aires, de cara a las presidenciales de 2015. Miguel Bein, Mario Blejer, Silvina Batakis y Gustavo Marangoni estarán junto a Scioli contando qué van a ser con la Argentina si el voto popular los deposita en la Casa Rosada.
El documento que presentarán, aún una incógnita, hará eje en la producción, las inversiones extranjeras que consideran necesarias para el “despegue”, una buena relación con el campo, y mantener los niveles de empleo y las política sociales, como la AUH, el sistema jubilatorio, aunque con una revisión de los subsidios a la energía.
Lo harán en forma pública, y sin ocultar las intenciones. La candidatura ya está pintada en todo el país: lo pudimos comprobar camino a La Plata para ver el partido despedida de la Selección rumo a Brasil, con promotoras en el peaje de Hudson que entregaban el fixture del mundial con la leyenda Scioli 2015.
Y para no dejar duda alguna, Marangoni, presidente del Banco Provincia, se encargó de presentar al Gobernador como “el futuro  presidente de la Argentina” en tres oportunidades distintas los úlitmos 15 días. Lo que se diría vulgarmente “tirar toda la carne al asador”.
¿Saldrá de esos cuatro nombres el futuro ministro de Economía? Batakis pica en punta, mientras Bein y Blejer jugarán un rol de asesores. Marangoni, licenciado en Ciencias Políticas, aspira a la jefatura de la Ciudad de Buenos Aires, o al Banco Central.
Es así que mañana, “la ola naranja” pondrá todos los titulares en cancha, para dar la patada inicial del lago partido que jugará la política argentina.