Política y Economía

¿Qué va a pasar en la economía tras el supuesto presunto default?

¿Qué va a pasar en la economía tras el supuesto presunto default?
fede

La discusión sobre si estamos o no en default, si éste es selectivo, técnico, inducido, y tantos más calificativos, resulta hoy una cuestión de terminología más que de economía real. La realidad (que es la única verdad, como decía Juan Domingo Cangallo), es que los bonistas no recibieron el dinero y pasado el mes eso implica según todas las leyes una cesación de pagos. Lo especificaba la letra chica (y no tan chica) de los bonos reestructurados, y lo dicen las calificadoras, que son las que mueven el amperímetro de los mercados. Amperímetro, hay que decirlo, que se zarandeó pero no hizo estrellas ninguna economía. “El mundo sigue”, dijo CFK y es cierto, cómo negarlo. Pero sigue un poco más complejo para la Argentina.

Un informe del Credit Suisse para sus clientes es bastante revelador. Dice: “Kicillof dejó en claro que Argentina no reconoce ésto como un default.  El gobierno probablemente seguirá insistiendo en que cumplió con su obligacion al hacer este pago y que es culpa del juez Thomas Griesa haberlo impedido. Esperamos que Argentina siga depositando los fondos requeridos para el pago de intereses futuros. El próximo pago de interés es para los Bonos Par, el 30 de septiembre”.Luego agrega: “El evento de crédito de Argentina parecería caer dentro de Falla en el Pago. Pese a que Argentina depositó el pago en la cuenta (Banco New York Mellon), la obligación de Argentina termina cuando el pago llega a los tenedores de los bonos”, para concluir que “la alocución de Kicillof ayer sugiere que la Argentina va a permanecer en default en tanto y en cuanto violar la cláusula RUFO siga siendo un riesgo. Y esto será así hasta el 31 de diciembre, cuando esa cláusula expire” y pronosticar: “Nuestra hipótesis es que Argentina intentará salir del default y llegar a un acuerdo con los holdaouts durante la primera mitad de 2015. Los esfuerzos para hacer esto estarán probablemente motivados por la necesidad del país de buscar fuentes alternativas de financiamiento, incluyendo los mercados internacionales de deuda, particularmente dado que esperamos una fuerte presión sobre la moneda y las reservas a fines de este año. También pensamos que el gobierno podría estar incentivado a cerrar este acuerdo de cara a la elección presidencial de octubre de 2015.”

El análisis parece acertado tanto en lo técnico como en lo político. Hay que reprocharle al Gobierno lo que hizo mal, que fue negociar demasiado fuerte (no es lo mismo mostrar voluntad de acordar que ponerse de rodillas). Si es justo o no lo que falló el juez Griesa es más que discutible. Diríamos que pocos podrían defender su postura en favor de los fondos buitre. Pero bajo esa legislación están los bonos, esa es la palabra final (o  la Corte Suprema de EE.UU, que rechazó el caso) y a llorar a la iglesia, como se dice en el barrio. Trata de esquivar la cláusula RUFO es una estrategia correcta, pero había soluciones intermedias que claramente el Gobierno argentino no estuvo dispuesto a poner en la mesa, tal vez porque la disputa le reportaba buena imagen a la Presidenta, o porque es una característica propia del kirchnerismo ir hasta las últimas consecuencias, a veces sin analizar cuáles son esas consecuencias.

Las consecuencias para la economía -para responde a dónde estamos parados- no son buenas. Hasta tanto se zanje la diferencia con los holdouts y por tanto con los holdins, el mercado de créditos se cierra (aunque la Argentina es cierto, pide poco afuera), el dólar puede encarecerse, y por supuesto en nada ayuda a la inflación y a la desaceleración. Hay quienes pronostica incluso la caída del PBI dos puntos más de lo que estaba previsto.

Estamos parados en arenas movedizas, sujetos más que nunca a los humores del mercado como la Asociación Internacional de Swaps y Derivados (ISDA) que nos puso en situación de “default” y eso provoca una aceleración en los pagos.

Por eso insistimos que más allá de lo justo del reclamo argentino, aquí falló la política. Falló la negociación. Y eso tendrá consecuencias directas en la economía real.

 

 

 

 

 

 

 

 

Click to add a comment

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Política y Economía

Más de Política y Economía

Bonadio y CFK

En la Cámara dudan de la figura de traición a la Patria que Bonadio le endilgó a CFK

Karina Poritzker @karipori111 dic 2017
macrig20

Ajuste de la política: mientras los ministros se pelean a ver quién se achica, la Unidad G20 no para de crecer

Emiliano Russo @emilianorusso7708 dic 2017
Cristina Kirchner leyó una carta donde se defendió y criticó a Macri

El golpe de Bonadio: pidió la detención de Cristina y complicó a Macri por las reformas que negocia con el PJ

Laura Capriata @lcapriata07 dic 2017
Cambiemos quiere reflotarlo pero hay pocas chances

Otra argentinada: el proyecto que impide que condenados por corrupción sean candidatos podría quedar cajoneado

Laura Capriata @lcapriata04 dic 2017
Fernando Basanta con la gobernador Alicia Kirchner y la esposa de Máximo, Rocío García.

La mini Minichelli de Santa Cruz denuncia ser víctima de violencia de género porque no la dejan asumir en el órgano que debe controlar a su esposo

Laura Capriata @lcapriata30 nov 2017
pichetto portada

El toma y daca del peronismo, en manos de Pichetto, para negociar las reformas

Border Redacción Remota23 nov 2017
abad portada

Todos contra Abad: lo tildan de “viejo” (como a Lemus) y auguran su salida de la AFIP para el verano

Emiliano Russo @emilianorusso7721 nov 2017
nisman portada 2

Caso Nisman: las sospechas contra sus custodios, imputados y llamados a indagatoria

Karina Poritzker @karipori117 nov 2017
Vandenbroele

La ruta del dinero F: por qué Vandenbroele apuntará primero contra Insfrán

Border Redacción Remota14 nov 2017
diputados k

Diputados sin condenas: avanza un proyecto para prohibir candidaturas de corruptos

Laura Capriata @lcapriata09 nov 2017

Compartir con un amigo