Política y Economía

Elecciones en Brasil: ¿qué cambia para la Argentina?

Elecciones en Brasil: ¿qué cambia para la Argentina?
#BorderPeriodismo

Por Analytica Consultora

Los resultados de las encuestas abren dudas acerca de la continuidad del Partido de los Trabajadores (PT) en el gobierno brasilero después de doce años. De ser así, la futura presidente sería una ex ministra de Lula y ex miembro del PT, Marina Silva, cuyo plan de gobierno marcaría rupturas (y ciertas continuidades) con el actual modelo de desarrollo petista y con la propuesta de Dilma para su futuro gobierno. ¿Qué puede cambiar para nuestro país si prevalece una u otra opción?

Veamos. Dilma, con un discurso similar al del kirchnerismo, habla de iniciar un nuevo ciclo que no avale retrocesos en los logros conseguidos durante su presidencia y la de Lula. Su apuesta está basada principalmente en mantener dos pilares del modelo anterior (la percepción de solidez económica y las políticas sociales), agregando un nuevo e imprescindible pilar: la competitividad productiva. Esta surgiría de un renovado impulso de la inversión en la producción y consumo de masas y en infraestructura, con el fin de fortalecer el consumo interno.

Sin embargo, hasta ahora Dilma no encontró la solución para reactivar una economía que bajo su mandato creció, en promedio, apenas 1,7%, claramente menos de la mitad de los resultados de los gobiernos de Lula. El modelo de altas tasas de interés con la consecuente apreciación del Real parece haber encontrado un límite. La caída en el precio de los commodities y la apreciación del dólar pueden ser el puntapie inicial para un nueva etapa con un Real menos apreciado y una industria más competitiva. Por caso, en lo que va del mes la devaluación llegó al 4%.

De todas formas el mensaje es claro; Dilma entiende que el mercado interno todavía tiene mucho camino por recorrer y quiere impulsarlo. Ello podría significar un aumento de las exportaciones argentinas. Principalmente porque nuestras ventas están orientadas a su demanda interna (autos, productos químicos). Al mismo tiempo el PT buscará profundizar la políticas de compre nacional, sobre todo en Petrobras, protegiendo a la industria local. Si bien esto puede condicionar algunos mercados para los productos argentinos, el crecimiento del mercado interno más que compensará esa situación.

Respecto de la política exterior, Dilma plantea que la prioridad seguirá siendo América Latina, buscando fortalecer el Mercosur, la UNASUR y la CELAC. En particular, aumentará la integración financiera y de infraestructuras físicas y de energía. En forma embrionaria ya sucede, dado que es el principal financista en los proyectos de infraestructura de la UNASUR a través del BNDES.

A su vez, destaca, nuevamente al igual que el kirchnerismo, que Brasil pudo crecer sin someterse a las exigencias del FMI el cual, al igual que la ONU y el Banco Mundial, no reflejarían la actual correlación de fuerzas a nivel global. Por lo tanto continuará luchando por una reforma de tales organismos.

Si bien el plan de gobierno de Marina comparte este último diagnóstico  y la necesidad de profundizar las relaciones dentro del Mercosur y la UNASUR, marca como contrapunto respecto del PT aumentar la apertura económica de Brasil. En ese sentido promovería un acuerdo entre el Mercosur y la Alianza del Pacifico con el objetivo de dar un primer paso para avanzar en acuerdos multilaterales y bilaterales con los países desarrollados.

Un detalle a destacar es que la candidata de la oposición culpa a la Argentina del estancamiento en el tratado de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea. Por ello, y la fuerte afinidad entre el PT y el kirchnerismo, el escenario de Marina presidenta permite vislumbrar un 2015 con mayor tensión en las relaciones bilaterales con nuestro país.

El objetivo de la reorientación de las relaciones exteriores en un eventual gobierno de Marina es que las empresas de Brasil aumenten su participación en las cadenas globales de valor. Ello junto a la iniciativa de un Estado con menor injerencia en la economía parecería indicar un modelo más orientado a lograr un crecimiento traccionado por el desarrollo del comercio exterior y en segundo lugar del mercado interno.

Por caso, Marina plantea la necesidad de un Banco Central más independiente y de un régimen más estricto de metas de inflación. En los últimos años al Banco Central de Brasil (Bacen) no se lo puede acusar de poco ortodoxo; nunca le tembló el pulso a la hora de subir las tasas para bajar las expectativas inflacionarias. Parece difícil que de llegar a ser electa Marina tenga margen para realizar una política monetaria aún más contractiva.

Un mayor grado de apertura comercial de Brasil podría potenciar las exportaciones argentinas; sin embargo, si el mercado interno se vuelve menos dinámico habrá que esperar cuál efecto termina prevaleciendo.

Con independencia del ganador en las elecciones del 5 de octubre, no puede esperarse en los próximos años un fuerte repunte de la actividad en Brasil y un cambio importante en su impacto sobre la economía argentina. Sin embargo, revitalizar niveles superiores de integración hace tiempo dejó de ser una opción para pasar a ser una necesidad.

 

Click to add a comment

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Política y Economía

Más de Política y Economía

Bonadio y CFK

En la Cámara dudan de la figura de traición a la Patria que Bonadio le endilgó a CFK

Karina Poritzker @karipori111 dic 2017
macrig20

Ajuste de la política: mientras los ministros se pelean a ver quién se achica, la Unidad G20 no para de crecer

Emiliano Russo @emilianorusso7708 dic 2017
Cristina Kirchner leyó una carta donde se defendió y criticó a Macri

El golpe de Bonadio: pidió la detención de Cristina y complicó a Macri por las reformas que negocia con el PJ

Laura Capriata @lcapriata07 dic 2017
Cambiemos quiere reflotarlo pero hay pocas chances

Otra argentinada: el proyecto que impide que condenados por corrupción sean candidatos podría quedar cajoneado

Laura Capriata @lcapriata04 dic 2017
Fernando Basanta con la gobernador Alicia Kirchner y la esposa de Máximo, Rocío García.

La mini Minichelli de Santa Cruz denuncia ser víctima de violencia de género porque no la dejan asumir en el órgano que debe controlar a su esposo

Laura Capriata @lcapriata30 nov 2017
pichetto portada

El toma y daca del peronismo, en manos de Pichetto, para negociar las reformas

Border Redacción Remota23 nov 2017
abad portada

Todos contra Abad: lo tildan de “viejo” (como a Lemus) y auguran su salida de la AFIP para el verano

Emiliano Russo @emilianorusso7721 nov 2017
nisman portada 2

Caso Nisman: las sospechas contra sus custodios, imputados y llamados a indagatoria

Karina Poritzker @karipori117 nov 2017
Vandenbroele

La ruta del dinero F: por qué Vandenbroele apuntará primero contra Insfrán

Border Redacción Remota14 nov 2017
diputados k

Diputados sin condenas: avanza un proyecto para prohibir candidaturas de corruptos

Laura Capriata @lcapriata09 nov 2017

Compartir con un amigo