Cultura Pop

¿Cuáles son las remakes de series que no te podes perder?

¿Cuáles son las remakes de series que no te podes perder?
#BorderPeriodismo

De tanto en tanto nos enteramos de ciertas series que tuvieron éxito en su país de origen y luego son reversionadas en otros lugares del mundo. En esta nota te contamos cuáles son las remakes que no te podés perder.

Por Alejandra Casal

En el cine como en la televisión, las remakes ocurren de vez en cuando. En el universo de las series es una práctica común que ha tenido –y tiene- muy diversos resultados, con programas que han sido muy exitosos en sus países de origen en términos comerciales, de crítica y recepción del público, pero que luego no han funcionado tan bien en sus nuevas versiones. Y tenemos el caso de remakes de series que prueban su fórmula satisfactoria e inclusive sobrepasan la fama original. Pero ¿qué es una remake? Es una versión nueva de un programa anteriormente emitido. Las hay de diverso tipo: pueden cambiar de nombre; tener mayor o menor extensión de capítulos; cambiar ciertos personajes (agregar nuevos, quitar algunos); etc. Si la nueva versión es para otro país, lo cual sucede en la mayoría de los casos, entonces suele haber adaptaciones de situaciones o idiomáticas para que sea mejor recibida ante los nuevos televidentes.

La lista de las remakes televisivas es extensa, con algunos aciertos y bastantes fallas. En muchos casos se han “comisionado” episodios piloto de series que nunca llegaron a emitirse porque no tuvieron “luz verde” de parte de las productoras o canales, y también hubo ciertos programas que salieron al aire y fueron cancelados tras algunos pocos capítulos debido al bajo rating o poca aceptación del público. Por otro lado, las comparaciones entre la original y la nueva versión es inevitable, y muchas veces los fans de una serie se empeñan en demostrar que la “suya” es la versión que realmente vale la pena ver, algo que sucede mucho entre series británicas y estadounidenses.

Y también está el caso de ciertas remakes que generan gran entusiasmo entre los seguidores de series, tanto por el material original como por quién estará detrás o al frente del proyecto, como es el caso de Utopia, una serie británica de culto –emitida hace dos años en el Reino Unido- que consta de dos temporadas, que recientemente tuvo la confirmación de una primera temporada para Estados Unidos, a lanzarse el año que viene, y que será dirigida por el aclamado director de cine David Fincher y escrita completamente por Gillian Flynn (la autora del best-seller Gone Girl).

Entre los mayores casos recientes de éxitos está la remake de House of Cards: se trataba de una serie británica de 4 episodios, muchos años después fue tomada por Netflix para una versión más extensa (producida por David Fincher y protagonizada por Kevin Spacey y Robin Wright), que generó enorme éxito en la plataforma de streaming y continuó hasta el día de hoy, que prepara su tercera temporada.

Otro caso súper exitoso fue The Office UK y US. La serie inglesa creada –y protagonizada- por el comediante Ricky Gervais junto a Stephen Merchant, fue un hit en el 2003 en el Reino Unido, y años después tuvo su versión estadounidense que se emitió por NBC sostenidamente desde 2005 a 2013. En este caso, el piloto de la versión nueva se filmó escena por escena como el original. Luego de un comienzo “tranquilo”, la versión protagonizada por Steve Carrell se despegó del original; se posicionó fuertemente y la comedia continuó por mucho tiempo más, con gran éxito.

Shameless es otro ejemplo de remake exitosa. A pesar de que se trataba de una serie que se suponía difícil de adaptar de su original británico, la versión norteamericana de Showtime logró despegarse del original, y encontró su propio tono, con un muy buen cast de personajes que incluye al actor William H. Macy.

Aparte de las británicas, hay varios ejemplos de series de otros países que tuvieron sus remakes, como es el caso de The Killing, basada en la serie de culto de género policíaco danesa conocida como Forbrydelsen, y que alcanzó varias temporadas de emisión, con una cuarta final de seis episodios en Netflix.

También de Escandinavia, la serie de televisión policiaca Bron/Broen tuvo su remake norteamericana llamada The Bridge, con dos temporadas al aire, aunque también tuvo adaptaciones en Reino Unido y Francia. Homeland, ya por su cuarta temporada, es una remake de la premiada serie israelí Hatufim (o Prisoners of War). La versión protagonizada por Claire Danes tuvo muy buena recepción y sigue entre las más vistas. También de Israel, la famosa serie dramática BeTipul o bien In Treatment (En terapia), tuvo sus versiones en Estados Unidos (con la actuación principal de Gabriel Byrne) e incluso en Argentina, emitida actualmente por la TV Pública y protagonizada por Diego Peretti.

La miniserie Gracepoint, estrenada recientemente por Fox, es una remake de la original inglesa Broadchurch, y comparten el mismo actor en ambas versiones, David Tennant, aunque en la norteamericana actúa Anna Gunn. Y por el lado de la comedia, la genial Veep de HBO, protagonizada por Julia Louis-Dreyfus, es una “especie” de remake de la inglesa The Thick of It, producida en ambos casos por Armando Iannucci y el mismo equipo de guionistas de la original, pero aunque mantuvo la premisa original, tiene variaciones.

Un caso curioso: la versión colombiana de una de las mejores series dramáticas de… todos los tiempos: Breaking Bad. Sí, el megaéxito de Vince Gilligan tuvo este año su remake llamada Metástasis. Una adaptación jugada. Acá va el tráiler:

Por último, las remakes a las que no les fue tan bien. Hay varios casos conocidos de intentos de remake de series inglesas muy famosas que no funcionaron en sus versiones norteamericanas: la comedia inglesa The IT Crowd tuvo un piloto en 2008 que nunca llegó a ver la luz; lo mismo con la famosísima Spaced, que también llegó sólo al piloto; o las malas experiencias de Coupling US y Life on Mars (aún cuando tuviera a Harvey Keytel entre sus actores). No siempre sale bien.

 

 

Más de Cultura Pop

operado

Tuqui amaga pero, por ahora, no se muere

Tuqui @TuquiSoy25 may 2018
luis miguel la serie

Bioseries: Del éxito de Luis Miguel a la llegada del Chavo y Maradona

Alejandra Casal @alitacasal25 may 2018
Destello03

Revival ochentoso: El regreso de los fichines… ¡al bar!

Pablo Strozza @pstrozza16 may 2018
fmi tuqui

Ávido de genuflexión, Tuqui se fue al Fondo

Tuqui @TuquiSoy11 may 2018
cobra-kai-3

100% nostalgia: Karate Kid revive en la nueva serie Cobra Kai

Alejandra Casal @alitacasal02 may 2018
television tuqui

Tuqui versus las sangrientas verdades mediatizadas

Tuqui @TuquiSoy27 abr 2018
la flor_1

La flor: cómo se ve una película que dura 14 horas (y se sobrevive para contarlo)

Pablo Strozza @pstrozza26 abr 2018
THE HANDMAID'S TALE -- The drama series, based on the award-winning, best-selling novel by Margaret Atwood, is the story of life in the dystopia of Gilead, a totalitarian society in what was formerly part of the United States. Facing environmental disasters and a plunging birthrate, Gilead is ruled by a fundamentalist regime that treats women as property of the state. As one of the few remaining fertile women, Offred (Elisabeth Moss) is a Handmaid in the Commander’s household, one of the caste of women forced into sexual servitude as a last desperate attempt to repopulate a devastated world. In this terrifying society where one wrong word could end her life, Offred navigates between Commanders, their cruel Wives, domestic Marthas, and her fellow Handmaids – where anyone could be a spy for Gilead – all with one goal: to survive and find the daughter that was taken from her. (Photo by: Take Five/Hulu)

Por qué The Handmaid’s Tale es la serie feminista del momento

Alejandra Casal @alitacasal24 abr 2018
tuqui portada serpiente

Por qué, según Tuqui, somos la serpiente que se come la cola

Tuqui @TuquiSoy06 abr 2018
the-good-place

#TopTen de las mejores series cortas para ver en el bondi

Alejandra Casal @alitacasal03 abr 2018

Compartir con un amigo