Política y Economía

Es el ladrillo estúpido! (Pese a que CFK quiere que compremos plasmas el ahorro sigue yendo a la construcción)

Es el ladrillo estúpido! (Pese a que CFK quiere que compremos plasmas el ahorro sigue yendo a la construcción)
#BorderPeriodismo
¿Cuál es la mejor forma de ahorrar hoy en la Argentina? ¿Es el dólar la alternativa más potable para no perder dinero ante una alta inflación? ¿Qué piensan los ahorristas e inversores? ¿Qué hacen las familias de clase media y alta con sus excedentes? Todos los detalles, en esta nota de #BorderPeriodismo.

Por Javier Alvarez

Los ahorristas argentinos entienden que el peso pierde valor por la inflación -una de las más altas del mundo- y la devaluación frente al dólar. Y buscan alternativas para no perder el dinero que tanto esfuerzo les cuesta ganar. Pero a pesar del abanico de oportunidades, ratifican que la opción más elegida sigue siendo el ladrillo.

El 62 por ciento de los ahorristas califican a la construcción como el mejor método de ahorro en medio de los desequilibrios económicos. Una casa, un departamento o una cochera son bienes durables que no pierden valor. El precio puede estancarse o bajar mínimamente por un corto plazo, pero rápidamente se recupera y el ahorro sigue en pie.

La compra de moneda extranjera, tan enaltecida por los medios de comunicación tras el cepo cambiario, es la mejor inversión sólo para el 19 por ciento de los ahorristas. Y los bonos públicos, a los que no todos los argentinos tienen acceso por la dificultad de su operatoria, sólo son la principal opción para el 4 por ciento.

Mucho más atrás quedan la compra y venta de acciones en la Bolsa de Comercio, con un 3 por ciento. Y la apuesta al sector agropecuario, en un país históricamente cruzado por la producción agroganadera, sólo se queda con el 1 por ciento, en igualdad de condiciones que los plazos fijos.

Así lo indica una encuesta realizada en el marco del séptimo Estudio de Opinión Construya, una asociación civil integrada por empresas que se dedican a la fabricación de insumos para la construcción, uno de los sectores más dinamizadores de la economía por la amplitud de su entramado productivo.

La predilección por la construcción justifica que por ejemplo los despachos en volumen de materiales destinados a obras residenciales, se multiplicaron por 3,8 veces en los últimos 12 años. Y a pesar del parate inmobiliario por el cepo cambiario, en 2014 el indicador se mantuvo en un nivel muy elevado en términos históricos, quedando apenas 4,7% por debajo del récord alcanzado en 2013.

Otro dato esclarecedor es que el Nordeste Argentino (NEA) fue la región más dinámica en materia de construcción de viviendas en la última década. Sí, a pesar de ser la zona más pobre del país, es la que más apuesta a la construcción para satisfacer una necesidad clave como lo es un hogar y también como método de ahorro.

En la década del ’90, por ejemplo, la producción nacional de cemento promedió ls 6 millones de toneladas; valor que entre 2000 y 2009 subió a 7,6 millones de toneladas y que a partir del 2010 y hasta 2014 llegó a promediar las 11,2 millones. El crecimiento de los últimos 10 años fue de 50 por ciento.

Al momento de justificar por qué construyen, los ahorristas e inversores consultados responden que lo que facilita llevar adelante proyectos de esta naturaleza es la respuesta “falta de alternativas rentables donde invertir los pesos”. Es la quinta vez consecutiva que este estudio de mercado encuentra la misma respuesta.

¿Pero sólo son los grandes jugadores del Real State los que apuestan y no paran de apostar? No. Con respecto a qué segmento impulsa actualmente la demanda de materiales, los distribuidores señalan que las obras medianas y pequeñas nuevas del sector privado se llevan el 66 por ciento.

Las obras grandes nuevas del sector privado y las obras públicas exhibieron las menores proporciones de respuestas y bien lejos de las dos primeras, con el 27 y 16 por ciento, respectivamente. Esto demuestra, de acuerdo a la encuesta, que los pequeños y medianos ahorristas argentinos siguen apostando al ladrillo para resguardar su capital.

 

Política y Economía

Más de Política y Economía

hugo moyano y huguito moyano

Huguito, el otro hijo de Moyano, tiene un puesto en el Congreso desde hace 12 años

Daniel Seifert @SeifertDaniel16 oct 2018
Macri Cabrera

Qué hacen los exministros “asesores” de Macri

Emiliano Russo @emilianorusso7711 oct 2018
de vido condena

De Vido condenado: La lista de kirchneristas inhabilitados para volver a ser funcionarios

Karina Poritzker @karipori110 oct 2018
Menem zafa

Menem absuelto: La impunidad al palo

Alejandro Drucaroff Aguiar @alejandrodruc05 oct 2018
Peña florencio varela

Peña recargado: Reaparición, agenda sigilosa de campaña y la irrupción de Ibarra

Emiliano Russo @emilianorusso7704 oct 2018
enarsa

Frenan multimillonaria demanda al Estado de empresas cuestionadas por corrupción

Karina Poritzker @karipori127 sep 2018
wado de pedro

El plan setentista de La Cámpora para denunciar persecución contra CFK por el mundo

Emiliano Russo @emilianorusso7726 sep 2018
caputo renuncia

En la función pública, Caputo duplicó sus bienes en pesos aunque vendió sus “botes”

Daniel Seifert @SeifertDaniel25 sep 2018
gabinete compacto

Entre codazos y empoderamientos: Cómo se acomoda el “Gabinete compacto”

Emiliano Russo @emilianorusso7724 sep 2018
Portada irregular final

Todos flojos de papeles: Irregularidades en la campaña porteña del oficialismo y la oposición

Leonardo Nicosia20 sep 2018

Compartir con un amigo