Política y Economía

¿En 2015 se ablanda el cepo?

¿En 2015 se ablanda el cepo?

Kicillof y Vanoli trabajan en alternativas. La meta es generar expectativas positivas, tras tres años de pálidas. Las elecciones complicarán el escenario. Y el comercio mundial no da señales de recuperación. La baja del crudo alienta porque abarata las importaciones de energía, pero preocupa porque compromete inversiones en Vaca Muerta.

Por Javier Alvarez

El equipo económico de Cristina Kirchner trabaja contrarreloj en alternativas para avanzar con el mayor objetivo para 2015: ablandar el cepo cambiario, permitir mayor acceso a dólares y generar expectativas positivas.

Si bien la inflación y la inseguridad son los dos flagelos que más preocupan a los argentinos, son temas de difícil solución y demandarán varios años. Ante la llegada de las urnas, no hay tiempo para ello. Hay que avanzar por otro lado.

¿Cambió el Gobierno de pensamiento sobre cuál debería ser la moneda elegida por los argentinos para ahorrar? No. Definitivamente no. Los cambios que se analizan responden a los desequilibrios que generó el propio cepo. Nada más.

El Banco Central les debe a los importadores unos 5.500 millones de dólares por compras al exterior que ya se hicieron y ahora deben pagar. La escasez de divisas de 2012, 2013 y gran parte del 2014 llevó contra las cuerdas al comercio con el exterior.

Se trata de insumos que rubros industriales compraron al exterior porque no se producen aquí y no pudieron pagarlos por no contar con los verdes. Las automotrices son las principales perjudicadas.

El planteo que Axel Kicillof hizo a la jefa de Estado apunta a que el cepo ya desalentó inversiones, pero podría afectar las que algunas trasnacionales ya comprometieron. Incluso, para el sensible rubro energético.

En ese escenario, Kicillof le pidió al CEO de YPF, Miguel Galuccio, bajar las naftas para descomprimir el precio del flete y desalentar la inflación. Pero el petrolero le advirtió que no se puede bajar el precio al barril de crudo.

El barril sigue aquí a 83 dólares cuando en el mundo se ubica entre 55 y 60. ¿Por qué? Es el precio que se le prometió a Chevron para que invierta. La única posibilidad sería entonces restarle carga impositiva a los combustibles para abaratarlos.

Kicillof no propone liberar la compra de dólares. Lo que pretender es un gesto hacia los inversores. Un pequeño giro que muestre predisposición, un nuevo aire en el trazado de las políticas económicas.

El jefe de Economía quiere mostrar una apertura para generar confianza y que ingresen dólares. En 2015 vence el Boden y el Gobierno necesitará 6.500 millones de dólares para pagarlo. La posibilidad de ofertar un nuevo canje está descartada.

Cuando el Gobierno impuso el cepo, allá por octubre de 2011, el país perdía hasta 20.000 millones de dólares por año por la brutal fuga de capitales. Más por la fuerza que por un cambio de expectativas, eso se redujo a un mínimo.

Ahora hay otros problemas. La balanza comercial argentina arrojó superávit en noviembre de 461 millones de dólares, pero cayó 34% respecto al saldo comercial de igual mes de 2013. No hay perspectivas de un rebote para 2015.

El mundo está cada vez más restrictivo. El ingreso por exportaciones cayó 20% en noviembre (interanual) debido a un descenso tanto en las cantidades (14%) como de los precios (7%). Y las importaciones bajaron un 19% anual.

Lo concreto es que entre enero y noviembre de 2014 la balanza comercial arrojó un saldo positivo de 6.612 millones de dólares (16% menos que hace un año). Ahora, el desplome del precio del petróleo abrió un nuevo escenario.

La baja del crudo permitirá al país ahorrar unos 2.000 millones de dólares. Eso se suma a la lenta marcha de la economía, lo que permite una menor demanda de energía. Se necesitarán entonces 7.000 millones para importar crudo y gas.

Kicillof ya se reunión con el jefe del Banco Central, Alejandro Vanoli, y le propuso un plan inicial. Ahora, ambos delinean la idea para flexibilizar el cepo y presentársela a Cristina Kirchner.

“La idea es no generar ninguna restricción adicional y lentamente ir normalizando las cosas”, dijo Vanoli al ser consultado sobre el tema. “Los años 2012 y 2013 fueron años de pérdida de reservas, ahora en 2014 seguramente vamos a terminar por primera vez de 2010, con crecimiento de reservas”, agregó.

Ese es, en síntesis, el plan del Gobierno para 2015, un año que estará cruzado por las elecciones de Presidente, gobernadores e intendentes. ¿Podrá el kirchnerismo generar expectativas económicas positivas cuando en los últimos tres años no logró hacerlo?

 

Más de Política y Economía

dolares lopez portada

La Justicia lleva más de 16 millones de dólares cash secuestrados por causas de corrupción K

Karina Poritzker @karipori116 may 2018
caputo portada

Los “botes” de Caputo: Los fondos detrás de la maniobra que salvó el supermartes

Candelaria de la Sota @delaSotaCande15 may 2018
federico pinedo macri

Fuego amigo: Pinedo se opone a aprobar la ley de Extinción de Dominio y la traba en el Senado

Emiliano Russo @emilianorusso7714 may 2018
Lagarde

Por qué jugar así la carta del FMI es como decir “bomba” en un aeropuerto

Santiago Cámpora @santiagocampora09 may 2018
dujovne fmi

Viaje turbulento de Dujovne a Washington para negociar un crédito del FMI

Candelaria de la Sota @delaSotaCande08 may 2018
triaca OA portada

Duro dictamen de la Oficina Anticorrupción contra Triaca por la contratación de su empleada en el SOMU

Daniel Seifert @SeifertDaniel07 may 2018
macri dolar portada

Histeria por el dólar: El enojo de Macri con los mercados

Candelaria de la Sota @delaSotaCande03 may 2018
José López portada

El juicio por los bolsos de López tendrá más de 200 testigos

Karina Poritzker @karipori102 may 2018
sturzenegger

Quiénes ganan y quiénes pierden con una suba de la tasa de interés

Santiago Cámpora @santiagocampora18 abr 2018
macri tensiones portada final

Cuáles son las tensiones subterráneas y la puja oculta en Cambiemos

Emiliano Russo @emilianorusso7718 abr 2018

Compartir con un amigo