Actualidad

Una para las pibas: Absolvieron a la mujer que mató para que no la mataran

Una para las pibas: Absolvieron a la mujer que mató para que no la mataran
Quena Strauss

Nora Amaya fue golpeada y violada por años por el padre de sus dos hijos. Hasta que un día terminó defendiéndose y lo mató. El tribunal entendió que la mujer fue llevada a un límite: el que atraviesan las invisibles víctimas de la violencia de género. En esta nota, la abofada de Nora explica el caso y cuenta por qué “la justicia sigue siendo profundamente machista”.

Por Quena Strauss

“Si no volvés, hija de puta, te mato a vos y a tus tres pibes”. Nora Amaya, de 35 años, estaba contenta con su nuevo trabajo (limpiar de noche en una clínica del centro) porque estaba “en blanco” y tenía más tiempo en el día para atender a sus tres hijos, de 12, 5 y 3 años. Pero Claudio Vázquez, su marido desde hacía siete años, opinaba otra cosa. Daba por sentado que Nora se iba “a ver a su macho” y por eso- además vivir amenazándola de muerte, de avisar que mataría al hijo de Nora y a los otros dos chiquitos que tuvieron en común- la golpeaba a repetición, la violaba y volvía a pegarle, por si acaso. Hasta que un día algo se transformó en ella . Se defendió de su marido violento con un cuchillo, el hombre terminó muerto y Nora, presa. Hoy, dos años después, está sin trabajo y con tres chicos a cargo pero feliz porque acaba de recuperar la libertad. En un fallo infrecuente, el tribunal decidió absolverla.

Border Periodismo conversó con Patricia Sanmamed, la abogada que la defendió ad honorem, para hablar no sólo de esta historia sino de las miles mucho más trágicas e injustas que ni siquiera salen a la luz.

Border: ¿Por qué se ofreció a defender a Nora?

Patricia Sanmammed: Porque era un desafío, porque hay una situación de violencia doméstica previa que desemboca en un homicidio y eso muchas veces la justicia no lo tiene en cuenta. Hay algunos casos en los que se absuelve pero no es lo usual. En el caso de homicidios cometidos por mujeres contra sus parejas violentas lo esto no es lo usual.

B: ¿Ni siquiera en el caso de una mujer golpeada por años y sabiendo ya los expertos a qué estado emocional llega una persona sometida a esa violencia constante?

PS: No, porque lo que no se hace es trabajar con pericias específicas para mujeres en situación de violencia doméstica. El Código Penal data de hace muchísimos años y claramente esta concebido desde el punto de vista masculino. Por eso cuando se mata a una persona se habla de “homicidio” y no de “humanicidio”, por ejemplo, porque el tema es que se mate a un hombre, no que se mate a una persona. Entonces, es absolutamente masculino hasta desde su formulación. Y la justicia, por más que su alegoría es una mujer, es profundamente masculina y cuesta mucho poder incluír una mirada con perspectiva de género. Lo que está instalado es que la mujer que se defiende es una asesina y el hombre que muere, una víctima. Esto se ve incluso en los fallos en los que es el hombre el que mata y donde se explica que él “la mató porque ella le era infiel”. Y eso lo dice la justicia.

B: ¿Y las leyes nuevas? ¿La Ley de violencia de género no opera en estos casos?

PS: Sí, pero fijate: la norma habla de “celos excesivos” de parte del hombre como una forma posible de violencia. ¿Entonces qué? ¿Tenemos que pensar en un “celómetro” que mida en qué punto los celos de él pasan a ser peligrosos? Esto es, ya desde el vamos, profundamente inequitativo, y en los fallos eso se vuelve evidente. Porque a las mujeres siempre a algo las condenan. En este caso, yo pensé que le iban a dar una condena baja. Y “baja”, en este tipo de casos, son al menos ocho años de prisión. Son muy pocos los casos en los que una mujer sale absuelta porque se prueba que mató en legítima defensa. Este fue uno de esos pocos.

B: ¿Qué considera que pesó en la decisión del tribunal en este caso?

PS: Aún no lo sabemos porque los fundamentos del fallo no se han dado a conocer. Lo que sí puedo decir es que el relato de Nora frente al Tribunal fue tremendo, porque ella se animó a contar detalles que nunca había revelado. Y fueron tan terribles que hasta uno de los jueces le preguntó si ella le había contado todo eso a los psiquiatras. Pensemos que uno de los hijos de Norah fue fruto de una violación por parte de su pareja. Por eso, entre otras cosas, uno de los peritos asegura que ella sufría un trastorno mental transitorio en el momento de cometer el hecho. Habla de inimputabilidad por una cuestión psíquica. De todos modos, casi siempre los jueces se limitan a preguntar por el hecho en sí, sin ver cómo es que se llega a ese estado de cosas. Nunca se reconstruye el historial de violencia.

B: ¿Y el Estado? ¿O sólo aparece en el momento de la detención?

P.S: Ella había hecho dos denuncias previas. Pero para las mujeres en esta situación siempre es complicado, porque tienen que elegir entre ir a trabajar para que los chicos coman o ir a perder tres o cuatro días en la comisaría de la familia. Para muchas, denunciar no es una opción. Ella dos veces llamó al 911. La primera no fueron y la segunda, se fueron porque el marido les dijo que estaba todo bien y después la siguió golpeando como si tal cosa. Eso lo declaró el hijo de Nora. Contó “los policías fueron a mi casa y mi padrastro los echó”. Ese día por poco la mata. Pero igual todos sabemos que, con o sin denuncias, el que está decidido a matar te mata lo mismo. ¡Si hasta tenemos crímenes de mujeres registrados en cámara! Y los tribunales siguen sin aplicar la perspectiva de género. Y pedirle a una mujer amenazada que use un medio racional para defender su vida y la de sus hijos es, como mínimo, siniestro. Sobre todo cuando es el Estado el que te tiene que garantizar a vos una vida libre de violencia, cosa que rara vez hace.

Para saber más:

* http://www.inforegion.com.ar/noticia/114754/pidieron-15-anos-para-nora-amaya

* http://diarioconurbano.com.ar/index.php/justicia/3082-confirman-que-nora-amaya-mato-a-su-pareja-en-una-situacion-de-violencia-de-genero.html

* http://www.infojusnoticias.gov.ar/provinciales/mato-al-marido-porque-la-maltrataba-fue-absuelta-2489.html

 

Ver comentarios (2)

2 Comments

  1. Vlad

    24 jun 2015 at 1:57 am

    Luis Remonda, directivo del diario cordobés La Voz del Interior, socio de Clarin, implicado en una grave causa por abuso sexual contra una humilde mujer de la localidad serrana de Candonga. Acá todo: http://stripteasedelpoder.com/?p=1097

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más de Actualidad

ungs

Habla la estudiante que denunció por abuso a cuatro militares

Jazmin Bronstein @JazBronstein06 may 2017
portada

#BORDER en Tucumán: Los Vázquez, el pueblo que crece entre un basural y el paco

Gonzalo Bañez Villar @gonzabanez03 may 2017
violencia futbol portada

Las muertes entre hinchas del mismo equipo de fútbol se duplicaron desde el 2000

Juan Agustín de Stefani @JuanDeStefani2221 abr 2017
paro docente

Hay 56 mil chicos menos en las primarias públicas bonaerenses que hace diez años

Gonzalo Bañez Villar @gonzabanez14 abr 2017
micaela portada

Femicidios en el mundo: ¿cómo evitar un nuevo caso Micaela?

Juan Agustín de Stefani @JuanDeStefani2211 abr 2017
640px-Clonazepam_Pills

La Argentina empastillada: uso (¿y abuso?) de psicofármacos

Natalia Gelós @nataliagelos07 abr 2017
nini portada

Madres adolescentes, el eslabón más vulnerable entre los Ni-Ni

Border Redacción Remota04 abr 2017
tóxicos

Mundo tóxico: cuando los productos de la vida cotidiana son un peligro

Laura Marajofsky @lu_watermelon31 mar 2017
buscado

A 41 años del golpe militar: todavía hay 42 represores prófugos de la Justicia

Jazmin Bronstein @JazBronstein24 mar 2017
gun-171309_1280

“Maldita policía (de civil)”: qué hacer con la violencia sin uniforme

Natalia Gelós @nataliagelos17 mar 2017

Compartir con un amigo