Sandra Arroyo Salgado sumó un nuevo elemento para dirigir la causa de la muerte del Nisman hacia el fuero federal. La ex mujer de Alberto Nisman afirmó hoy que el fiscal fue “asesinado”,  de acuerdo a los resultados de una autopsia paralela que le encargó a sus peritos de parte.

Con este nuevo informe, la jueza volvió a desacreditar el trabajo de la fiscal Viviana Fein y habló de “magnicidio”, casi lo mismo a asegurar que la muerte de Nisman fue un crímen político. La propia jueza compartió con algunos de sus colegas que quiere la causa en el fuero federal. Allí, la relación política entre la Justicia y el Gobierno tiene una impronta completamente distinta a la del fuero ordinario, donde trabaja Fein, acostumbrada a los robos, homicidios, suicidios y siniestros.

Además, es en el fuero federal donde el entorno de Nisman -y de la propia Arroyo Salgado- tiene llegada directa a algunos jueces y fiscales. Por caso, Jaime Stiuso, ex jefe de los espías de la ex SIDE, todavía puede manejar algunos hilos en los tribunales de Retiro. Eso le garantiza a la ex de Nisman control sobre la causa de la muerte del fiscal AMIA, algo que ahora carece por completo.

La jueza ya hizo una primera movida en dirección a este fuero: se presentó en el juzgado de Luis Rodríguez con el ejemplar de la revista Noticias que presentaba una foto de Nisman con un círculo negro en la frente. La fiscal del caso se enteró por los medios. Ni siquiera tuvo acceso a la revista.

Para los peritos de Arroyo “la posición en la que fue encontrada el cuerpo no fue la final”. Es decir, el cuerpo fue movido luego de encontrar la muerte. La data del fallecimiento “es de 36 horas, más o menos, a partir del inicio de la autopsia”. Eso ubica la muerte de Nisman la noche del sábado, y no el mediodía del domingo, como asegura la autopsia oficial.

“El orificio de entrada es a centímetros del pabellón auricular; la distancia no fue de más de un centímetro con trayectoria de derecha a izquierda, de abajo hacia arriba y de atrás hacia adelante”. Similar a lo establecido por los peritos oficiales.

Por último, “El análisis del lugar del hecho así como las evidencias físicas del escenario de esta muerte violenta descartan la posibilidad de que el hecho sea accidental. Por los mismos motivos expuestos se descarta la probabilidad de la hipótesis en modalidad suicida”, concluyeron los expertos.