Actualidad

La pregunta del millón: ¿de qué vamos a trabajar en veinte años?

La pregunta del millón: ¿de qué vamos a trabajar en veinte años?
Quena Strauss

La tecnología acelera los plazos de todo, el desarrollo de inteligencia artificial es imparable y el futuro del trabajo se vuelve cada vez más nebuloso. Por eso aquí, en Border, te pasamos algunas coordenadas del mundo que viene, para que no te agarre desprevenido.

Por Quena Strauus

“¿Qué vas a hacer de tu vida?” parece la típica provocación de un padre a un hijo adolescente, cuando lo ve tirado sobre la cama. Pero no es eso, no, sino una inquietud bastante más concreta en un mundo que de la mano de la tecnología está cambiando para siempre. Porque nada (ni las familias, ni el Estado, ni las empresas, ni…) son como antes. Pero –a raíz de la velocidad con la que se producen los cambios- tampoco resulta fácil prever cómo será el mundo dentro de cada vez menos tiempos.

Aquello de un trabajo “para toda la vida” como pueden haber tenido tus viejos es ya una pretensión absurda en este mundo que hace años Zymundt Bauman bautizó como “líquido”. Pero -y  dando unos cuantos pasos más en materia de angustia- ya hay investigaciones que demuestran sin vueltas que nuestras chances de estar empleados de aquí a algunos años serán cada vez más estrechas.

Por caso: en 2014, Carl Frey y Michael Osrborne, dos investigadores  de la universidad de Oxford, analizaron 702 oficios y profesiones. Resultado: concluyeron que casi la mitad (47%) serán realizados por robots o por computadoras en no más de dos décadas. Pero lo más alarmante del caso es que no sólo hablaron de tareas tan mecanizadas como cargar datos o contestar un teléfono, sino también de acciones tan sutiles como controlar los resultados de una biopsia.

La investigación se llamó El futuro del trabajo: ¿cuán susceptibles son los empleos de volverse computarizables? y la moraleja no podría ser más decorazonadora para nosotros los humanos porque, con el tiempo, mucho de eso a lo que hoy nos dedicamos podrá ser hecho por una máquina.  Pero no sólo eso, porque además de una revolución tecnológica que se acelera y que demanda cada vez más profesionales altamente calificados – lo que está sucediendo en la Tierra es que todo se está volviendo plateado. Literalmente.

En efecto, como auguró la Organización de las Naciones Unidas en un demoledor documento sobre el tema, en 2050 pasará lo que nunca: por primera vez la población mundial mayor de 60 años superará a la menor de 15. De esto hablamos cuando decimos “planeta envejecido”: de un mundo en donde cada vez más habitantes serán adultos y en el que, al mismo tiempo, ya no habrá la cantidad de población activa necesaria para mantenerla.

¿Lo hacemos más simple? Hoy, por cada persona jubilada en Europa hay 4 trabajadores que aportan para sostener a ese jubilado. Ahora bien, ¿qué pasa si esa cadena se rompe? ¿Si, como sucede , no sólo no hay trabajo sino tampoco que puedan trabajar, porque en el denominado “Mundo Desarrollado” las parejas tienen cada vez menos hijos, o directamente ninguno?

Es en este nuevo contexto de a) tecnología cada vez más desarrollada y b) población cada vez más envejecida, dicen algunos observadores, eso que alguna vez entendimos como “trabajo” dará un vuelco radical. Dejará de implicar una oficina, un cargo y un salario para volverse cualquier sitio (incluyendo, claro, tu habitación), una serie de funciones que puedas desarrollar y un ingreso variable y por proyecto. Porque, como sabrás, no sólo el amor no dura para siempre sino que hoy hasta las relaciones profesionales están marcadas a fuego por esa misma fugacidad.

Ahora bien, ¿de qué se podrá trabajar en el futuro? ¿Qué nuevas y crecientes necesidades irán perfilando ese futuro? La presencia masiva de adultos mayores en el mundo que viene es parte de lo incuestionable, y tal vez por eso todas las funciones vinculadas a su cuidado y asistencia tendrán, dicen, una enorme demanda. De hecho, y desde hace algún tiempo, en Argentina existe incluso una carrera llamada Gerontología que forma profesionales para cumplir con esas tareas.

Pero el mundo que viene, como imaginarás, será mucho más que eso. Se habla también pues de la robótica, las ingenierías en general y la programación como áreas a ser muy requeridas, así como también todo lo vinculado a la llamada “minería de datos” (o la capacidad de detectar y recolectar datos de potenciales clientes en ese mar de información que es la Web), todo lo que se vincule a la ingeniería genética para mejorar los cultivos y la ganadería, las soluciones vinculadas la seguridad personal y al esparcimiento, así como también los desarrollos que vinculados al (no te rías) reemplazo de partes corporales.

La forma de los trabajos que vendrán se llama, precisamente, un interesantísimo estudio realizado en Inglaterra por la firma Fast Future y a pedido del gobierno británico, y allí se da respuesta a una inquietud que al menos ya en Europa está instalada: ¿de qué van a trabajar los niños de hoy cuando sean jóvenes? ¿Qué profesiones tendrán más demanda?

“El propósito de este reporte es destacar ejemplos de las clases de trabajos, carreras y profesiones que podrían surgir de los avances en ciencia y tecnología dentro del período 2010-2030”, se explica en el documento, que en base al análisis de tendencias dentro del campo de la tecnología no sólo menciona cuáles son las profesiones que ya conocemos que podrían tener mayor demanda en el futuro, sino también ésas que hoy por hoy ni siquiera existen.

¿Algunos ejemplos? Pilotos espaciales, arquitectos espaciales capaces de construir fuera de la Tierra, granjeros verticales (esto es, personas capaces de cultivar en superficies cada vez más acotadas), hacedores de partes del cuerpo, administradores de bienestar en la tercera edad, operadores de aumento de la memoria, entre otras profesiones que parecen salidas de un cuento de Isaac Asimov. Estos trabajos, dicen, serán necesarios para llevar adelante una sociedad envejecida, elevando la calidad de vida para una población cuya expectativa de vida podría llegar a los cien años”.

Con todo, a no desesperar en caso de que la tecnología te importe un rábano y no seas un talento en materia de ciencias, precisamente. Porque, según anuncian también los futurólogos, muchas de esas tareas en las que los humanos siempre hemos sido irremplazables seguirán siendo terrenos esencialmente nuestros. La educación, el cuidado, el arte, las terapias personalizadas,  la creatividad anche el periodismo (puff, ¡qué alivio!) son algunas de las actividades en las que la presencia de una persona seguirá siendo, dicen,  necesaria. Y, si queremos dormir esta noche, más vale que les creamos.

Border, pensamiento colectivo: Contanos tu opinión, queremos saber cómo ves las cosas

¿Te parece que  los humanos vamos a ser reemplazados en el mundo del trabajo? ¿Te da miedo quedarte sin empleo de acá a un tiempo?¿Te estás preparando para eso o no?

Para saber más:

*  http://www.20minutos.es/noticia/1603951/0/poblacion/mayor-de-60/onu/

*  http://elcomercio.pe/economia/mundo/cual-futuro-empleo-mundo-noticia-1738436

* http://es.gizmodo.com/las-maquinas-ocuparan-el-47-de-los-puestos-de-trabajo-1378195401

* http://fastfuture.com/?p=129

 

Actualidad

Más de Actualidad

breide obeid portada

Exclusivo: Habla Breide Obeid, el abogado que intentó impedir un aborto legal, de la mano de Obarrio

Mauro Fulco @maurofulco09 oct 2018
comisaria

Luces y sombras, a tres meses del traslado de las comisarías porteñas

Mauro Fulco @maurofulco04 oct 2018
magnano alejandra

“Una irrupción fuerte en un allanamiento por trata es un riesgo alto”

Karina Poritzker @karipori102 oct 2018
discapacidad en riesgo

Incluir Salud: Miles de familias ven peligrar el programa estatal para personas con discapacidad

Nicolás de la Barrera @NicodelaBarrera18 sep 2018
madariaga 1

En una escuela técnica de Madariaga, chicos de 16 crearon la tricicleta de la felicidad

María Julia Oliván @mjolivan13 sep 2018
bonadio

Round para Bonadio: Lo ratifican en la causa Cuadernos, aunque analizan una queja de CFK

Karina Poritzker @karipori111 sep 2018
rubinstein maulen sifilis

Mientras se triplicaron los casos de sífilis, renuncia un funcionario clave entre rumores de recortes

Candela Martín @candimartin_05 sep 2018
mural moreno

A un mes de la tragedia: Qué pasó en la escuela de Moreno, donde aún no hay clases

Mauro Fulco @maurofulco31 ago 2018
szpolski portada

Cuadernos: Cómo Szpolski quedó pegado en la trama de corrupción

Karina Poritzker @karipori130 ago 2018
corrupción portada

Alto a la impunidad: La Justicia sostiene que la corrupción no prescribe

Alejandro Drucaroff Aguiar @alejandrodruc29 ago 2018

Compartir con un amigo