Género

Casting de amigos: buscando un papá

Casting de amigos: buscando un papá

La maternidad ya no es lo que era. Las mujeres no tienen el deber social de procrear y vivir encorsetadas en un rol que no eligieron. Hoy ser madre es una desición personal y no hace falta estar casada, ser heterosexual ni formar una familia tipo. Sólo se necesitan ganas. Hay cada vez más mujeres solteras o que están en pareja con otra mujer, que deciden ser mamás y le proponen a un amigo compartir la paternidad. ¿Cómo se lleva adelante el proyecto? ¿Qué hay que tener en cuenta?

Por Leila Sucari (@leilasucari)

Marina tenía 36 años cuando sintió por primera vez el deseo de ser madre. Hasta el momento tener un hijo no era un proyecto que tuviera en mente. Era feliz dedicándose a trabajar, viajar y disfrutar su vida de soltera. Pero las ganas de un bebé fueron creciendo como una enredadera hasta cubrir todo lo demás. “Quería ser mamá más allá de mi situación civil. Para mí la maternidad no tenía – y no tiene- que ver con estar casada o sola, es algo más profundo e íntimo y tiene que ver con el deseo de criar, educar y dar amor”, cuenta. Marina no quería forzar una relación de pareja con cualquiera sólo para cumplir el sueño de ser madre, tampoco le convencía la idea de acudir a un banco de esperma anónimo y que su hijo creciera sin una figura paterna. Por eso, cuando uno de sus mejores amigos – un chico gay que también tenía ganas de ser padre – le propuso ser el donante, pensó que era la mejor opción. Dos años después, nacío Vito.

Familia es el primer grupo humano del que formamos parte, a partir de ella construimos una identidad, conformamos hábitos y aprendemos reglas, valores, lenguaje y maneras de relacionarnos. La familia ideal no existe. Si bien el modelo impuesto es el de papá varón, mamá mujer y “la parejita” de niños, la realidad es mucho más compleja y tiene tantas posibilidades como cantidad de personas habitamos este extraño planeta.

Hay familias monoparentales, familias adoptivas, familias donde los abuelos cumplen los roles de padres y madres, familias con dos mamás y un papá, familias de padres divorciados, familias donde conviven hijos biológicos con hijos del corazón, familias ensambladas, familias con ausencia de roles y familias donde los roles se multiplican y superponen. Todo es válido y posible mientras sea una elección consciente y responsable que parta de un deseo genuino.

Pedro Horvat, psicólogo integrante de la Asociación Psicoanalítica Argentina, explica: “Si una mujer soltera decide ser madre, la primera decisión que debe tomar es cuál va a ser la participación que tendrá el padre en la vida de su hijo: si elige que el padre biológico no tenga ningún tipo de injerencia sobre la vida del niño, o si decide que esté presente en distintos planos que van desde el emocional hasta el económico. De acuerdo a eso se verá el tipo de vínculo que tendrá con ese hombre que no es su pareja. Si elige tener un hijo con un amigo, la mujer tiene que tener muy claro que con su decisión va a gestar dos vínculos para siempre: el vínculo con su hijo, y el vínculo con el padre del hijo”.

Las mujeres que tienen hijos con amigos son muchas y en variados contextos. En diciembre del año pasado, el actor Guillermo Pfening tuvo una hija con su mejor amiga, Cynthia Pinasco. Tanto él como la actual madre de su bebé querían ser padres pero estaban solteros. Aunque no los unía el sexo ni el amor de pareja, tenían – y tienen- una relación de profunda amistad y cariño que los motivó a animarse y emprender juntos el viaje de la paternidad. Hoy crían a Asia, una nena que lleva el apellido de los dos.

Otro caso es el de la cantante Melissa Etheridge y la cineasta Julie Cypher. Las dos mujeres llevaban años siendo pareja y deseaban tener hijos y formar una familia juntas. Una tarde de vacaciones, charlando con un amigo, el músico David Crosby, y su esposa Jan sobre su deseo de ser madres, Jan propuso que su marido les donara esperma. Un año después de pensarlo, decidieron aceptar el ofrecimiento. Julie Cypher fue inseminada artificialmente y así tuvieron primero a Bailey y dos años después a Beckett. En este caso el acuerdo fue que Crosby – quien ya tiene 4 hijos- no tendría ninguna obligación como padre. Sin embargo, los niños saben que él es su papá biológico y cada tanto se ven, como amigos.“Yo sé que la procreación de nuestra especie fue entre un hombre y una mujer, y que así es como se construyó todo”, dijo Melissa en una nota para la Rolling Stone. “Pero dos progenitores cariñosos, eso es todo lo que un niño necesita. Dos hombres, dos mujeres, un hombre y una mujer, lo que sea. Es asombroso lo que pueden hacer los padres cuando aman a sus hijos”.

Tener un hijo con un amigo es una experiencia compleja, una suerte de apuesta, de salto al vacío”, dice Horvat. “Es muy difícil predecir cómo va a salir, porque se están apostando los afectos futuros de varias personas. La madre tendrá que pensarlo bien, porque no será una tarea fácil, pero no hay que ser prejuicio, lo más importante para que funcione es que haya amor y deseo”.

 

 

 

 

 

 

 

 

Más de Género

Trata de personas 2

Los verdaderos métodos que utilizan las redes de trata para captar chicas

Agustina Rinaldi @agustirinaldi14 may 2018
vasectomia portada

Por cada 13 mil mujeres que se ligan las trompas, apenas 97 varones se hacen una vasectomía

Natalia Gelós @nataliagelos09 may 2018
THE HANDMAID'S TALE -- The drama series, based on the award-winning, best-selling novel by Margaret Atwood, is the story of life in the dystopia of Gilead, a totalitarian society in what was formerly part of the United States. Facing environmental disasters and a plunging birthrate, Gilead is ruled by a fundamentalist regime that treats women as property of the state. As one of the few remaining fertile women, Offred (Elisabeth Moss) is a Handmaid in the Commander’s household, one of the caste of women forced into sexual servitude as a last desperate attempt to repopulate a devastated world. In this terrifying society where one wrong word could end her life, Offred navigates between Commanders, their cruel Wives, domestic Marthas, and her fellow Handmaids – where anyone could be a spy for Gilead – all with one goal: to survive and find the daughter that was taken from her. (Photo by: Take Five/Hulu)

Por qué The Handmaid’s Tale es la serie feminista del momento

Alejandra Casal @alitacasal24 abr 2018
feminismo light

Feminismo light: Cuando el machismo invisible ataca entre nosotras

Agustina Rinaldi @agustirinaldi20 abr 2018
incubadora portada

¿Fetos en incubadoras? Cuán inviable es la polémica “alternativa” para evitar la legalización del aborto

Agustina Rinaldi @agustirinaldi09 abr 2018
impuesto rosa portada

Impuesto rosa: Por qué las mujeres pagan hasta el doble que los hombres por lo mismo

Agustina Rinaldi @agustirinaldi26 mar 2018
_DSC0786

Feminismo en bicicleta, la lucha en (y por) el espacio público

Laura Marajofsky @lu_watermelon19 mar 2018
Agus111

Enferma 2.0: una influencer cuenta en primera persona cómo sufrió y lo escondió a sus seguidores

Agustina Rinaldi @agustirinaldi08 mar 2018
8M portada

#8M: Qué reclaman las mujeres, alrededor del mundo

Natalia Gelós @nataliagelos08 mar 2018
cfk feminista portada

Ahora Cristina quiere abrazar una “agenda feminista”

Emiliano Russo @emilianorusso7726 feb 2018

Compartir con un amigo