Política y Economía

Calma chicha: ¿Se disolvió el poderoso partido judicial?

Calma chicha: ¿Se disolvió el poderoso partido judicial?
Marita Tudor

La versión de un supuesto acuerdo entre la Justicia federal y el Ejecutivo para negociar una transición menos convulsionada es repetidamente desmentida por los magistrados. “No es un pacto, solo bajó la intensidad de la pelea”, repiten los jueces a cuanto periodista pregunte. Sin embargo, algunos funcionarios de gobierno alientan -off the record- la hipótesis de que los jueces cedieron y acordaron.

Lo cierto es que la llegada de Wado de Pedro a la Secretaría General de la Presidencia así como la internvención del presidente de la Corte Suprema de Jusiticia Ricardo Lorenzetti trajeron calma a los pasillos de Comodoro Py, tras meses de incertidumbre y feroces cruces con el gobierno.

En la práctica, afloran alguna señales de paz: la postergación de la indagatoria del ministro de Justicia, Julio Alak, y la primera indagatoria a Lázaro Báez que pasó sin pena ni gloria hace apenas dos semanas.

Después de un intenso enero, marcado por la muerte del fiscal Alberto Nisman, la batería de medidas, los llamados a indagatoria -como la de Máximo Kirchner en la causa Hotesur– y los sucesivos procesamientos que se esperaron a partir de febrero no fueron tales. El frenesí judicial contra la familia Kirchner no se sintió.

El clima de tensión entre el kirchnerismo y la Justicia Federal que iba a reinar a lo largo de este año electoral bajó tras su pico máximo: la marcha del #18F organizada por los fiscales en conmemoración de Nisman. Hay que cuidarse y bajar el perfil. Esa es la regla de adoptaron algunos de los fiscales y jueces que más fuerte jugaron en los últimos meses.

Tal como mencionamos más arriba, uno de los principales responsable de llamar a la “concordia” es Lorenzetti. Luego del reto público que sufrió en la aperture de las Sesiones Ordinarias del Congreso por la dilación en la causa por el atentado a la Embajada de Israel, algunos de los jueces que tomaron decisiones drásticas contra funcionarios del Gobierno habrían recibido mensajes del ministro del máximo tribunal para apaciguar las aguas.

En la Corte lo confirman pero resaltan que la política de Lorenzetti no es nueva, siempre dio el mismo mensaje a los jueces: “No sobreactuén”. Tuvo que reforzarlo en los últimos tiempos, claro.

El Gobierno cree que la “sobreactuación” de algunos magistrados se debió a la horfandad que desató la salida de Jaime Stiuso en la Secretaría de Inteligencia, al que algunos respondían. Con el paso de los meses, su ausencia y la de sus operadores comienza a sentirse como una holgura tácita. La presión del “apriete” del ex jefe de los espías ya no funciona como una mochila pesada sobre las espaldas de muchos. Los operadores del Gobierno no ejercen, al menos por ahora, el mismo efecto que supo ejercer Stiuso y los suyos durante la última década.    

Quien también se acercó a Lorenzetti es la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó. La jefa de los fiscales mantuvo una reunión con el presidente de la Corte en enero.

Ella misma forjó el acercamiento cuando pidió reorganizar la relación entre la Procuración y la Corte. Se formaron equipos de trabajo conjunto y se afianzó el diálogo entre el “jefe” de los jueces y la jefa de los fiscales. Tendrían un objetivo en común: desterrar a Stiuso de los tribunales.

Quien se ofreció ante el Gobierno como un “operador” para calmar a los jueces y fiscales fue el juez federal Rodolfo Canicoba Corral, pero rebotó entre sus colegas como pelota de tenis. El magistrado, que es buen amigo del gobernador y pre-candidato presidencial Daniel Scioli, intentó convertirse en el nuevo mediador,  pero nadie lo tomó en serio.

Canicoba no es el único juez amigo de Scioli. Hay varios de los jueces que investigan –e incluso procesaron- a funcionarios de este Gobierno que mantiene excelentes relaciones con el gobernador bonaerense. ¿Habrá influido también en este stand by de ofensiva judicial?

Sergio Massa tiene buena llegada a algunos jueces y fiscales, aunque su descenso en las encuestas desorienta a varios de sus aliados judiciales.

En los Tribunales se produjeron cambios que parecen menores, pero que demuestran el nuevo clima: se reforzó la seguridad para ingresar a Comodoro Py y se restringió la libre circulación en los pasillos después de las 13.30 algunos días por semana.

Abogados y periodistas se vieron sorprendidos por oficiales de la Policía Federal que por primera vez invitaban a los visitantes a retirarse. Eso se vio especialmente durante los días en que algunos jueces o fiscales tomaron decisiones trascedentales, como cuando Daniel Rafecas decidió cerrar la causa que originó la denuncia de Nisman contra la Presidenta por el supuesto pacto con Irán.

Ver comentarios (1)

1 Comentario

  1. Luis G Novoa

    09 abr 2015 at 12:43 am

    La Casta Judicial sigue en pié.
    Las injusticias de sus sueldos de privilegio
    Sus jornadas y dias de trabajo de privilegio
    Sus cargos hereditarios dentro de la casta
    Sus jubilaciones de privilegio
    Sus exenciones de impuestos de privilegio

    Lo que sucede ahora,sucedió siempre.
    Cuando se termina el poder político ,huyen y se reacomdan.
    Estamos ante el Poder Judicial,más corrupto,perverso y urdidor del mundo.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Política y Economía

Más de Política y Economía

cumbre radical portada

Cambio radical: aflojarán con el reclamo de cargos si les dan un rol central en el Congreso

Gonzalo Bañez Villar @gonzabanez21 feb 2018
diaz gilligan 2

Díaz Gilligan compró 7,5 hectáreas en Uruguay meses después de vender la empresa con cuenta millonaria en Andorra

Daniel Seifert @SeifertDaniel20 feb 2018
Moyano portada

En la intimidad, Moyano cree que Macri tiene la culpa de todas sus desgracias

Laura Capriata @lcapriata14 feb 2018
Vidal villas portada

El Gobierno lleva entregados más de 63 mil certificados de vivienda en villas, un tercio de ellos en el Conurbano

Emiliano Russo @emilianorusso7705 feb 2018
Télam Buenos Aires 27/05/2015 El intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde durante al acto junto al gobernador bonaerense, Daniel Scioli. Foto: Gustavo Amarelle/Télam/ema

Por qué no hay ex funcionarios de Scioli presos

Esteban Trebucq @trebuquero01 feb 2018
Moyano Macri portada

Qué hay detrás del fuego cruzado con Hugo Moyano

Laura Capriata @lcapriata30 ene 2018
macri nepotismo portada

Nepotismo: el anuncio de Macri forzaría a renunciar a apenas 12 parientes

Daniel Seifert @SeifertDaniel29 ene 2018
gobernadores portada

Los gobernadores buscan “blindarse” y desdoblar las elecciones provinciales para 2019

Laura Capriata @lcapriata24 ene 2018
Triaca portada

Los desmanejos de Triaca (y la revancha del “Caballo” Suárez)

Daniel Seifert @SeifertDaniel18 ene 2018
acuerdo fiscal portada

El pacto fiscal, en stand by por vacaciones y resistencia en las provincias

Border Redacción Remota09 ene 2018

Compartir con un amigo