Actualidad

El caso Callejón y la polémica: ¿y si soy mamá a los 50, qué?

El caso Callejón y la polémica: ¿y si soy mamá a los 50, qué?

En Alemania una mujer de 65 años está embarazada de cuatrillizos. Annegret Raunigk ya tiene 13 hijos y 7 nietos, pero aún así quiso hacer un tratamiento de fertilización para seguir agrandando la familia. Mientras, en Buenos Aires, María Fernanda Callejón espera su primer hijo a los 48 años de edad. Hoy en día, la tecnología y los avances de la medicina permiten lo impensado: ya no es necesario tener relaciones sexuales, ni estar en edad fértil para concebir. ¿Es posible ser madre cuando yo quiera?

Por Leila Sucari

Los hechos generan todo tipo de preguntas en ese sentido. ¿Hasta qué punto podemos desafiar a la naturaleza? ¿Se trata de un intento desesperado de querer negar el paso del tiempo? ¿Es positivo para la crianza de los niños tener una madre que podría ser abuela? ¿Existen límites éticos al momento de decidir traer a un hijo al mundo? ¿O mientras el deseo y la ciencia lo consigan no debería significar un problema?. Pero volvamos al caso de Alemania.

La cosa comenzó así. Quiero un hermanito para jugar, le dijo a Annegret su hija de nueve años. Así fue que la alemana, profesora de ruso e inglés a punto de jubilarse, decidió seguir incrementando su prole. Hoy transita un embarazo de cuatrillizos de 21 semanas y muestra su panza con una sonrisa que genera polémica en todo el mundo. Holger Stepan, un médico especialista de la clínica universitaria de Leipzig, dijo que tener hijos a esa edad es un extremo y, desde el punto de vista médico, una catástrofe absoluta. Por su parte, la psicoterapeuta Wolfgang Kriger señaló: “Es el deseo de frenar los procesos biológicos, pero hacerlo trayendo niños al mundo es irresponsable. Otras mujeres se buscan parejas más jóvenes, se someten a una operación de estética”.

¿Error de la medicina? ¿Capricho de una mujer con terror a envecejer? A Annegret no le interesa nada de lo que digan. Por ahora se dedica a elegir bodys y a pensar nombres. ¿Cómo va a hacer para cargar, alimentar, bañar, dormir y cuidar a tanto bebé junto? No le preocupa. La alemana está envuelta en un aura de paz que desconcierta a cualquiera. “Parece que siempre hay que responder a determinados clichés, lo cual me agota bastante”, dice. “Creo que es algo que hay que decidir por una misma y, en mi opinión, sin dejar mucho que la gente trate de convencerte. Pueden pensar lo que quieran, lo que yo pienso es lo correcto para mí”.

Mientras la noticia de los cuatrillizos de Annegret es furor en el mundo, en nuestro país se armó revuelo por el embarazo de María Fernanda Callejón. La actríz de 48 años, luego de perder tres embarazos y de someterse a varios tratamientos de fertilización asistida, está esperando a su primer bebé, una nena que nacerá en septiembre.Siempre hay algún desubicado que te llama egoísta”, dice. “ Lo entiendo, cada uno tiene derecho a opinar, pero es un prejuicio. Hay gente que piensa que uno es egoísta por tener un hijo a los 48, pero el deseo de ser madre es profundo y genuino y lo vivo con mucho orgullo”.

El acceso a la educación, el ingreso al mercado laboral, el cuestionamiento de que la maternidad es el sentido de la existencia de toda mujer y la expectativa de vida es cada vez más alta, dieron como resultado que muchas mujeres decidieran dejar de lado el proyecto de ser madres y se dedicaran a aprovechar sus años de juventud para desarrollar una profesión y no tener el compromiso que implica la crianza. Total no hay apuro: si las ganas llegan, la medicina reproductiva está siempre lista para dar el empujón que el reloj biológico necesita.

Si bien está comprobado que a partir de los 37 años la posibilidad de concebir es menor, ya que disminuye la fertilidad, y el embarazo es más riesgoso -hay más riesgo de sufrir abortos espontáneos, partos prematuros, diabetes gestacional y malformaciones cromosómicas-, no significa que sea un objetivo imposible. Gracias a tratamientos como la ovodonación se puede engendrar y con un buen seguimiento médico la ciencia es capaz de que la mujer lleve adelante un embarazo saludable. Por eso, la maternidad tardía se está convirtiendo en tendencia y desde el año pasado, en nuestro país, no existe límites de edad para acceder a los tratamientos de fertilización asistida que ampara la ley.

Sin embargo, lo que podría verse como un avance de la ciencia para la libertad femenina, es también muy criticado. Frases como “más que mamá va a ser una abuela”, “no va a tener la energía suficiente” o “pobres chicos se van a quedar sin madre muy jóvenes”, se repiten una y otra vez como si fueran verdades intachables. Lo curioso es que nadie cuestiona a los padres -hombres- de más de 40 años. Marcelo Tinelli tiene 55 y tuvo un bebé el año pasado. ¿Alguien dijo parece el abuelo, no tiene energía o pobre criatura? No, al contrario: la paternidad tardía es alentada.

“Mejor un papá maduro y estable que uno joven que a la primera que haya que cambiar pañales se tome el buque”, se suele decir. Lo cierto es que es un tema complejo, que abre miles de preguntas. Por un lado la edad en sí misma no determina nada y ¿Quién es capaz de decir quién será buena o mala madre o cuál es el momento indicado para tener un hijo? Pero por otro ¿Hasta dónde somos capaces de desafiar a la naturaleza? ¿Por qué no aceptar que para todo existen ciclos y que somos seres humanos que nacemos, crecemos, envejecemos y morimos? ¿Por qué no abandonar la obsesión por la maternidad biológica y animarse a la crianza en conjunto? ¿Debería la ley ejercer un control sobre los nacimientos? ¿Cuál es el límite que estamos dispuestos a cruzar?

Ver comentarios (1)

1 Comentario

  1. Ileana

    16 jul 2015 at 3:07 am

    El derecho de decidir cuando ser madre es perfecto sobretodo para las que pasamos la edad normal en la que te replanteas una carrera o un proyecto de familia. Si es cierto que cuesta no se si todas tendrán las mismas posibilidades que alguna gente conocida que pudo. Los tratamientos son costosos y bastante duros. Analisis y sobretodo mucho replanteo…. Los ovulos envejecen en las mujeres por mas que estemos divinas y jóvenes y la realidad es que cuesta. Los hombres lo tienen más fácil. Una vez me dijo una medica que la mayoría de las mujeres nos planteamos ser mamás recién a partir de los 30 y largos. Antes a esa edad eras grande y lamentablemente hay cosas que no se modifican tanto. Quienes hayan hechos tratamientos sabrán lo que es. Pero si hay que estar consciente de que quizás tarde y lleve esfuerzo.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más de Actualidad

violencia futbol portada

Las muertes entre hinchas del mismo equipo de fútbol se duplicaron desde el 2000

Juan Agustín de Stefani @JuanDeStefani2221 abr 2017
paro docente

Hay 56 mil chicos menos en las primarias públicas bonaerenses que hace diez años

Gonzalo Bañez Villar @gonzabanez14 abr 2017
micaela portada

Femicidios en el mundo: ¿cómo evitar un nuevo caso Micaela?

Juan Agustín de Stefani @JuanDeStefani2211 abr 2017
640px-Clonazepam_Pills

La Argentina empastillada: uso (¿y abuso?) de psicofármacos

Natalia Gelós07 abr 2017
nini portada

Madres adolescentes, el eslabón más vulnerable entre los Ni-Ni

Border Redacción Remota04 abr 2017
tóxicos

Mundo tóxico: cuando los productos de la vida cotidiana son un peligro

Laura Marajofsky @lu_watermelon31 mar 2017
buscado

A 41 años del golpe militar: todavía hay 42 represores prófugos de la Justicia

Jazmin Bronstein @JazBronstein24 mar 2017
gun-171309_1280

“Maldita policía (de civil)”: qué hacer con la violencia sin uniforme

Natalia Gelós17 mar 2017
Incidentes en el recital.

El Indio Solari y el Nunca Más del rock

Pablo Strozza @pstrozza14 mar 2017
parodemujeres

#8M: El día que paramos al mundo

Fernanda Sández @siwisi08 mar 2017

Compartir con un amigo