Partidos opositores al oficialismo de Bonfatti acusan de querer proscribirlos adulterando los resultados electorales.

Un manto de oscuridad se posó sobre las internas PASO realizadas el domingo en Santa Fe, gobernada por Antonio Bonfatti en una coalición liderada por el socialismo. Entrada ya la madrugada, el conteo de los votos dejó de cargarse en la página del tribunal electoral de la provincia para que, inmediatamente después, se informara que se había cargado la totalidad de los datos de todas las mesas: el comicio estaba terminado y los resultados mostrados en la página oficial gubernamental debían ser acatados. Sin embargo, se trataba de una falsedad. Los datos de alrededor del 10% de las mesas no habían sido ingresados al sistema informático, es decir, alrededor de 200 mil votos, aunque el sitio oficial informara lo contrario. No sólo eso: material electoral con actas de escrutinio, boletas anuladas y boletas sin uso fueron encontradas por militantes del Frente Social y Popular (FSP) en las puertas de una escuela.

“Después de la votación, unos vecinos nos llamaron alarmados por todo el material electoral que habían encontrado tirado -explica a Border María José Gerez, candidata a diputada provincial por el FSP-. Había actas de escrutinio y boletas y boletas con votos anulados, con las firmas de los presidentes de mesa. En una elección, esos materiales, y sobre todo los votos anulados, se preservan porque forman parte del escrutinio, aquí estaban tirados”: Gerez señaló que según sus actas el número de votos había sido mayor que el señalado por el conteo de la página oficial. “Ahora estamos en el escrutinio definitivo y nuestros abogados presentaron amparos para que se abran todas las urnas, ya que hay diferencias en muchas urnas fiscalizadas por nuestros militantes que tienen resultados diferentes en contra nuestra en los números oficiales. Tal como lo muestran éstas imágenes:

fraude rosario 2

 

“La interna del oficialismo, liderado por el socialismo pero cuyo socio mayor apoya al PRO, que en la provincia es su rival, les estalló en las manos”, explica María Elena Molina, candidata a diputada del Frente de Izquierda. “Nosotros con el conteo de los votos de las urnas no escrutadas, que corresponden  a las grandes ciudades como Rosario, Santa Fe o San Lorenzo, ingresaremos en todas las categorías para la elección definitiva, sin embargo, con los resultados que brindó inicialmente el gobierno nos quedaríamos afuera. El piso proscriptivo es de una arbitrariedad total, ya que ni siquiera se aplica sobre los votantes reales, sino sobre el padrón total. A nosotros nos fue muy bien, incluso en la ciudad de Capitán Bermúdez obtuvimos un 12% de los votos”.

fraude rosario 3

El gobierno tuvo que aceptar que no todas las urnas habían sido escrutadas, a pesar de que su página oficial así lo afirmaba. Las fuerzas perjudicadas son las más pequeñas, que podrían interferir con la intención del socialismo santafecino de polarizar con el PRO de Del Sel.

El Partido Socialista gobierna una provincia que se convirtió en un centro de los cárteles del narcotráfico, de los núcleos del negocio sojero y de los grupos de especulación inmobiliaria, además de tener contratos con el empresario Cristóbal López en el negocio del juego. A todos estos lastres, ¿el socialismo le agrega la realización de irregularidades en las elecciones? Un interrogante que resulta perturbador para un partido que anidó en sus ancianos orígenes los programas políticos de muchos centros obreros.