Política y Economía

Investigadora del Conicet asegura que hoy los trabajadores ganan menos que en los 90

Investigadora del Conicet asegura que hoy los trabajadores ganan menos que en los 90
#BorderPeriodismo

Según el relato kirchnerista,  el “modelo” habría tenido como protagonistas y principales beneficiarios a los trabajadores, en oposición al neoliberalismo de los ´90. La recuperación del empleo, la recomposición salarial, la vigencia de las negociaciones colectivas y la expansión de planes sociales son los elementos que sostienen esa ilusión. ¿Se encuentran hoy los trabajadores en el mejor de los mundos posibles? Acá va la respuesta.

Por  Ianina Harari (Dra en Historia, investigadora de CONICET y miembro del CEICS)

La generación de empleo disminuyó la cantidad de desocupados hasta el actual 6,9%. Sin embargo, hay que preguntarse por la calidad de los puestos de trabajo creados. En primer lugar, el aumento del empleo no redundó en un mayor registro de trabajadores. Mientras el promedio de empleo no registrado en la década del 90 se ubicó en torno al 40%, en 2014 tenemos un 34,3% de trabajadores en negro. Tras doce años, el gobierno sólo ha mejorado en 6 puntos el registro de trabajadores. Por otro lado, la diferencia salarial entre trabajadores registrados y no registrados se incrementó. En 2001 un trabajador en negro cobrara el 73% del salario de un trabajador “en blanco”. Para 2013 ese porcentaje disminuyó al 62%.

Otra forma de conocer la calidad de los empleos creados es observar las ramas económicas que han generado mayor cantidad de puestos: construcción, agricultura, gastronomía. Estas actividades pasaron de contener el 58% del empleo en 2003 al 61,46% en 2012. Se trata de los sectores con mayor empleo en negro y salarios más bajos. Por ejemplo, construcción tiene un 70% de trabajo no registrado. Mientras los obreros en blanco de ese sector ganan un promedio de 7.300 pesos, los que están en negro perciben 3.700 pesos en promedio.

La recuperación salarial es otro pilar del relato. Sin embargo, la última década implicó una caída del poder adquisitivo respecto a la década de los ‘90. Mientras entre 1990 y 1999 el promedio salarial se ubicó en 6.079 pesos, entre 2003 y 2013 esta cifra descendió a 5.342 pesos. Además, en 2014, el nivel salarial ha caído un 9% respecto al 2013. Estos datos quedan al denudo cuando el gobierno anuncia que el 50% de los asalariados percibe hoy menos de 5.500 pesos.

Estas cifras dan cuenta del achatamiento de los ingresos de la clase obrera. Por ello, no es de sorprender que hoy la pobreza en Argentina se ubique en torno al 18%, realizando un cálculo cauto, ni que el gobierno se niegue a brindar datos oficiales. Lo más interesante acerca del crecimiento de la pobreza es que esta abarca a una porción cada vez mayor de asalariados. El 7,3% de los trabajadores en blanco se ubica por debajo de la línea de pobreza. Pero la situación es más grave entre los trabajadores en negro: un 31% son pobres. Ante este panorama existen alrededor de 13 millones de beneficiarios de planes sociales. Es decir, personas que aun dependen de la asistencia estatal para subsistir.

La erosión salarial por efecto de la inflación ha obligado a los trabajadores a renegociar año a año sus ingresos. En los últimos años, esa negociación no logró equiparar la inflación. Pero además, el salario de los trabajadores formales ha comenzado a sufrir los últimos años un ataque impositivo a través del Impuesto de las Ganancias. Dado que el mínimo no imponible se mantiene estable, pero los salarios se incrementan por la inflación, cada vez más trabajadores registrados tributan un impuesto que les debería ser ajeno. De hecho, el 40% de la recaudación a personas físicas se realiza sobre asalariados.

El Gobierno argumenta que se trata de un tributo solidario de los trabajadores “ricos” hacia los que menos tienen. Sin embargo, aquellos que tributan Ganancias no necesariamente ganan fortunas. Sus salarios parten de los 15.000 pesos. Para que se entienda la magnitud de esta cifra hay que tener en cuenta que en la Ciudad de Buenos Aires, una familia tipo que debe alquilar necesita 12.000 pesos por mes para vivir. Es decir, el Gobierno le quita a una parte de los trabajadores que ganan salarios no muy elevados, para darle a otra parte que gana salarios aún más paupérrimos. Esto no puede caracterizarse como una verdadera redistribución, porque ello consistiría en quitarles a los “ricos”, es decir a los que perciben ganancias, para darles a los “pobres”. La única redistribución que hay es de miseria.

 

Ver comentarios (5)

5 Comments

  1. manuel

    02 jun 2015 at 1:26 am

    aclaro: Art.2°: LO DISPUESTO EN EL ARTICULO ANTERIOR TENDRA EFECTOS EXCLUSIVAMENTE PARA LOS SUJETOS CUYA MAYOR REMUNERACION Y/0 HABER BRUTO MENSUAL, DEVENGADO ENTREL LOS MESES DE ENERO A AGOSTO DEL AÑO 2013, NO SUPERE LA SUMA DE QUINCE MIL ($ 15.000)

  2. manuel

    02 jun 2015 at 1:21 am

    respetuosamente en mi modesto entender interpreto que la investigadora del Conicet pasa por alto el Decreto 1242 del 27/8/2013 que dice textualmente en su art.2°: LO DISPUESTO EN EL ARTICULO ANTERIOR relacionadoEFECTOS EXCLUSIVAMENTE PARA LOS SUJETOS CUYA MAYOR REMUNERACION Y/O HABER BRUTO MENSUAL , DEVENGADO ENTRE LOS MESES DE ENERO A AGOSTO DEL AÑO 2013, NO SUPERE LA SUMA DE PESOS QUINCE MIL ($ 15.000).
    Otro decreto relacionado es el N° 244 del 28/2/2013

  3. Luis G Novoa

    23 may 2015 at 3:23 am

    No es fácil referirse a variaciones del poder adquisitivos en un mercado alterado.
    Las empresas formadoras de precios ( unas ciento treinta ) ante controles o posibles controles de precios han hecho,desde hace tiempo, un “colchón” preventivo que va del 20 al 45 % de sobreprecio.
    Además para establecer precios lo que es a dólar oficial ($ 8,90) lo transforman a dólar expectativa de $ 12,50.Todo eso deprime y licúa el salario.
    Creo también que para que haya una mejora real de salarios,hay que hacer una profunda reforma laboral con una ley de Contratos de trabajo para Pymes,distinta de la actual que puede seguir vigente solo para grandes empresas.
    Esta nueva ley para Pymes tendría que contemplar un sistema de seguro por juicios laborales con participación del Estado.
    Así las pequeñas empresas ,lejos de expulsar trabajadores como hoy , incorporarían mano de obra en blanco y se eliminarían los enormes costos de previsión de juicios laborales que hoy tiene.
    Otro elemento que entiendo mejoraría absolutamente el financiamiento y crecimiento de las Pymes es el uso obligatorio de Facturas Conformadas por parte de medianas y grandes empresas,una especie de factura pagaré,transferible y originadora de liquidez inmediata.

  4. Maria Jose Aloe

    22 may 2015 at 5:01 pm

    Por que no investigamos seriamente antes de opinar cualquier cosa, es facil tener un microfono y decir barbaridades, debemos ser mas responsables.
    Mi papa en los 90 con $100 llenaba un changuito, pero cobraba tres billestes de $100, hoy cobra $40 billetes….no se debe analizar en valor del dinero, se debe analizar el poder de compra que tiene cada individuo, hoy mi salario me permite comprar 4 veces mas que en los 90. seamos prudentes …

  5. patricio gelvez chubut rawson

    21 may 2015 at 5:47 pm

    es verdad cada dia rinde menos la plata puro llamuyo de decada ganada

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Política y Economía

Más de Política y Economía

Carriò portada macri

Después de sus denuncias explosivas, Carrió recalcula y ya prepara su campaña

Laura Capriata @lcapriata26 may 2017
lousteau Yrigoyen

Cómo es el armado detrás de la candidatura porteña de Lousteau

Border Redacción Remota23 may 2017
Hebe y Milagro

Piden datos sobre Sueños Compartidos para comparar el modus operandi en la causa Sala

Border Redacción Remota19 may 2017
Randazzo y Massa

La diáspora peronista de Massa: quiénes negocian irse con Randazzo  

Nicolás Geuna @nicogeuna17 may 2017
Macri en China

¿Cuál es el objetivo secreto del Gobierno detrás del viaje a China?

Laura Capriata @lcapriata16 may 2017
Amado Boudou enfrenta su primer juicio. El cantante de la Mancha de Rolando se hizo presente.
08.05.2017
Foto. Maxi Failla

La Mancha de Rolando también cobró cifras millonarias a través de una universidad pública

Daniel Seifert @SeifertDaniel10 may 2017
muiña portada

Página/12 “informó” la dirección de un represor pero logró que escrachen a un jubilado homónimo

Diego Rojas @zonarojas08 may 2017
meijide portada

Fernández Meijide, polémica sobre el 2×1: “Si no defiendo los derechos de genocidas, no soy una defensora de DDHH”

Nicolás Geuna @nicogeuna04 may 2017
Alicia K portada

El dilema de Alicia K: la ayuda de Macri pone en jaque el futuro del kirchnerismo en su pago chico

Border Redacción Remota27 abr 2017
testigo portada

#Exclusivo Habla el testigo de la causa de La Mancha de Rolando: “Manu Quieto llamaba a Boudou ‘El Jefe’”

Daniel Seifert @SeifertDaniel25 abr 2017

Compartir con un amigo