Actualidad

#NiUnaMenos no es sólo feminista

#NiUnaMenos no es sólo feminista

Por Leila Sucari (@LeilaSucari)

Si pensamos que mujer es sinónimo de víctima y hombre de violencia, estamos en el horno. Si pensamos que el feminismo es un grupito de chicas que estudian en Puan y que odian a los hombres, también estamos fritos. Lo mismo si pensamos que no se puede discutir de igual a igual y que el hombre, por ser hombre, tiene que tenernos una especie de respeto supremo que se acerque a la asepsia. También vamos mal si creemos que es casual que las muertas sean mujeres y somos unos necios si nos ponemos en contra del #NiUnaMenos porque nos parece una consigna populacha o poco profunda. Y somos unos estúpidos si hacemos dibujitos como se hacen hamburguesas en Mcdonals y si pensamos que a partir de ahora el sexo tiene que ser sin malas palabras y el amor tiene que pedir permiso para declararse.

Ir mal, subirse a la ola de la moda y olvidarse de todo cuando mañana la noticia sea que hay invasión de hormigas del Congo, es fácil.

Sería bueno, aunque más trabajoso, claro, que además de ir mañana al Congreso con nuestros cartelitos, tengamos presente que la consigna no es sólo un papel con una ilustración linda sino que viene a denunciar años de la vigencia de un sistema perverso que se adueña de las palabras y de los cuerpos de las mujeres. Sería bueno que reflexionemos, que nos hagamos cargo, hombres y mujeres, de la parte que nos toca, que eduquemos de otra forma, que nos animemos a ser y dejar ser libre al otro, que sos vos, yo, él y ella. Porque el género puede cambiar,podés nacer mujer y hacerte hombre -o al revés-, pero lo que no cambia es que todos somos personas. No importa si tenemos tetas, pitos o las dos cosas al mismo tiempo. La libertad y el derecho a ser dueños de nuestros cuerpos y nuestras vidas tiene que ser de todos por igual. Y, al menos para mi, de eso se trata el ‪#‎NiUnaMenos‬

Ver comentarios (1)

1 Comentario

  1. betty

    04 jun 2015 at 11:59 am

    Tenemos que hacernos cargo, todos. Desde la casa, y no es tan simple. Dejemos de regalar barbies o autitos. No criemos a princesas, que luego mandamos a lavar los platos, ni machitos, que no saben hacer un huevo duro. No permitamos que se denigre a una persona por su sexualidad o por su manera de vestirse. No recurramos al “las nenas se portan bien, no seas machona” , ni al “dejá de llorar maricón”. Somos, ni princesas ni super héroes, somos.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Actualidad

Más de Actualidad

buscado

A 41 años del golpe militar: todavía hay 42 represores prófugos de la Justicia

Jazmin Bronstein @JazBronstein24 mar 2017
gun-171309_1280

“Maldita policía (de civil)”: qué hacer con la violencia sin uniforme

Natalia Gelós17 mar 2017
Incidentes en el recital.

El Indio Solari y el Nunca Más del rock

Pablo Strozza @pstrozza14 mar 2017
parodemujeres

#8M: El día que paramos al mundo

Fernanda Sández @siwisi08 mar 2017
Crisis

Achicaditos: La clase media se vuelve a encoger

Fernanda Sández @siwisi02 mar 2017
Justicia machista 1

Blues de la justicia sexista

Fernanda Sández @siwisi21 feb 2017
vivir con los padres

Los jóvenes ya no priorizan la propiedad como objetivo (ni pueden darse ese lujo)

Laura Marajofsky @lu_watermelon03 feb 2017
analfabetos-1

Jóvenes analfabetos digitales: Cuando las apariencias engañan

Fernanda Sández @siwisi30 ene 2017
Yabrán portada

Los Yabrán compraron un departamento de lujo en Miami por 1,5 millones de dólares

Daniel Seifert @SeifertDaniel25 ene 2017
delete-1

Internet que desaparece: el frágil destino del recuerdo digital

Fernanda Sández @siwisi04 ene 2017

Compartir con un amigo