Cultura Pop

Babasónicos en Monte Grande: una emotiva fiesta popular

Babasónicos en Monte Grande: una emotiva fiesta popular

A veinticuatro años de su formación, la banda debutó en una ciudad cara a sus sentimientos con un concierto memorable.

Por Pablo Strozza (@pstrozza)

“Esta es la primera vez que tocamos en Monte Grande en veinticuatro años de carrera. No lo hicimos antes porque no había ni público ni lugares para hacerlo. Y todos saben que uno de nosotros, un miembro de la línea fundadora de la banda, era de acá. No le vamos a dedicar el show porque él hubiera odiado eso, pero sí le vamos a mandar un saludo a Gabo y a otro a (Adrián) Paoletti, que también es de la zona y es rockero”. Todos quienes hayan visto alguna vez a Babasónicos en vivo saben de sobra que Adrián Dárgelos no le suele hablar a los espectadores: sus intervenciones suelen reducirse a sendos “Hola”, “Gracias” y “Chau”. Pero el concierto del pasado sábado en el Teatro Grieson ameritaba ese speech: el recuerdo del fallecido Gabriel “Gabo” Mannelli, histórico bajista del combo, sobrevolaba de manera emotiva el lugar. Esa fue la única mención a Gabo: con la falta de demagogia que caracteriza al grupo, los temas que lo traen a la memoria colectiva (“Deléctrico” y “El ídolo”, esta última una lectura caprichosa que hace el público y que la banda no comparte, ya que fue grabada con Mannelli aún vivo) no fueron ejecutados. Ante tantos gestos que suelen jugar de modo contrario, este es uno a destacar.

Por lo demás, el recientemente inaugurado Teatro Grieson (un espacio para 800 personas que recibe el válido mote de “Mini Trastienda” por los lugareños) es un lugar ideal para ver a Babasónicos: no abundan las ocasiones en las que se pueda disfrutar en sitios pequeños de un combo que se suele presentar en lugares muchísimo más amplios. Y se sabe que Babasónicos en vivo no defrauda, por lo que el show puede merecer con tranquilidad el merecido y maltratado rótulo de memorable. Con tantos años en la ruta, el grupo en estos momentos funciona como una orquesta aceitada, gracias a los arreglos que dispara Diego Tuñón desde su set de teclados, la firmeza de la base rítmica de Panza Castellano y Tuta Torres y la guitarra de Mariano Roger. Y Carca y Diego Rodriguez juegan de comodines con sus roles de multiinstrumentistas para que Dárgelos asuma su papel de performer seductor, con cada uno de sus movimientos destejados hasta el paroxismo por la platea femenina.

Matias 5

Más allá de los temas de Romantisísmico, su último disco, el repertorio tuvo rescates emotivos inesperados, como “4 AM” (esa gloriosa apertura de Miami que narra la fuga de una adolescente de la misma forma que “She’s Leaving Home” de los Beatles o “Laura va” de Almendra”). Y también hubo mash ups que combinaron al hit “Desfachatados” con “Paisano”, “¿Y qué?” con “Egocripta” y la suite “Muñeco de Haití” con la festejadísima “Sheeva Baby”. Pero el momento más destacado fue un set casi acústico que enlazó “Casi”, “Celofán” y “Shambala”, esta última perteneciente al EP de edición limitada con el mismo título, que salió exclusivamente en formato vinilo y que posee una de las frases más inspiradas que haya escrito Dárgelos en toda su trayectoria: “Yo conozco un lugar donde tu osadía y la mía pueden ser bien entendidas. Yo conozco un lugar donde las canciones tristes tienen una oreja amiga”. 

Montevideo y México son las próximas escalas de la gira 2015 de Babasónicos, que no es interminable como la de Bob Dylan, pero que de manera silenciosa demuestra que es una de las bandas argentinas que más recitales da durante todo el año. Habrá que aguardar con paciencia y sin desesperar si a fin de año los forajidos de siempre nos regalan otra fiesta popular de las suyas. Mientras tanto, los que asistieron al Teatro Grieson saben que fueron testigos de una noche muy especial. Esperemos que se repita pronto.

 

 

 

 

 

Cultura Pop

Más de Cultura Pop

Destello03

Revival ochentoso: El regreso de los fichines… ¡al bar!

Pablo Strozza @pstrozza16 may 2018
fmi tuqui

Ávido de genuflexión, Tuqui se fue al Fondo

Tuqui @TuquiSoy11 may 2018
cobra-kai-3

100% nostalgia: Karate Kid revive en la nueva serie Cobra Kai

Alejandra Casal @alitacasal02 may 2018
television tuqui

Tuqui versus las sangrientas verdades mediatizadas

Tuqui @TuquiSoy27 abr 2018
la flor_1

La flor: cómo se ve una película que dura 14 horas (y se sobrevive para contarlo)

Pablo Strozza @pstrozza26 abr 2018
THE HANDMAID'S TALE -- The drama series, based on the award-winning, best-selling novel by Margaret Atwood, is the story of life in the dystopia of Gilead, a totalitarian society in what was formerly part of the United States. Facing environmental disasters and a plunging birthrate, Gilead is ruled by a fundamentalist regime that treats women as property of the state. As one of the few remaining fertile women, Offred (Elisabeth Moss) is a Handmaid in the Commander’s household, one of the caste of women forced into sexual servitude as a last desperate attempt to repopulate a devastated world. In this terrifying society where one wrong word could end her life, Offred navigates between Commanders, their cruel Wives, domestic Marthas, and her fellow Handmaids – where anyone could be a spy for Gilead – all with one goal: to survive and find the daughter that was taken from her. (Photo by: Take Five/Hulu)

Por qué The Handmaid’s Tale es la serie feminista del momento

Alejandra Casal @alitacasal24 abr 2018
tuqui portada serpiente

Por qué, según Tuqui, somos la serpiente que se come la cola

Tuqui @TuquiSoy06 abr 2018
the-good-place

#TopTen de las mejores series cortas para ver en el bondi

Alejandra Casal @alitacasal03 abr 2018
WhatsApp Image 2018-03-14 at 19.21.19

Hawking por Hawking: 10 definiciones del último genio contemporáneo

Javier Smaldone @mis2centavos14 mar 2018
Group of batteries

Tuqui intenta mirar la realidad desde un lado positivo… y aborta

Tuqui @TuquiSoy09 mar 2018

Compartir con un amigo