Actualidad

De chica rata a modelo de Chanel: ¿quién dice qué es bello?

De chica rata a modelo de Chanel: ¿quién dice qué es bello?

En la escuela la llamaban la rata. Los vecinos le decían alienígena. Hoy Molly Bair es una de las modelos preferidas de Prada, Gucci y Chanel. Ella dice que siempre se sintió sola y que por ser distinta sufrió durante toda la infancia. ¿Se pueden usar los supuestos defectos como un arma a favor? ¿Ser la oveja negra nos hace más fuertes? ¿Quién dice qué es lo bello? ¿El futuro será de “los raros”?

Por Leila Sucari

Ojos y orejas gigantes. Piernas y brazos larguísimos. Cara de nena perversa y actitud de adolescente punk. Los compañeros de la escuela cargaban a Molly y la excluían de todos los juegos. “Sos un monstruo, un demonio, un alien, una rata espantosa”, le decían. La niña creció en Filadelfia, pasaba la mayor parte del tiempo sola y sufría en silencio las burlas de sus pares. Imaginaba su vida recluída, escondiendo su cuerpo por temor a la mirada ajena que siempre la había castigado. Pero un día, mientras caminaba por un mercado en Nueva York, un “cazador de talentos” vio en ella un atractivo único y la convocó para que modelara. Así, en menos de un año, la joven adolescente desfiló en Milán para Prada y en París fue contratada por Dior, Chanel, Giambattista Valli y otras grandes marcas de alta costura. “Pienso que la belleza real proviene de lo único. Ser feliz y estar seguro de uno mismo es genial”, dice hoy la chica rata devenida estrella de las pasarelas.

La belleza o fealdad depende de cada lugar y momento histórico. Hubo una época donde mujer hermosa era sinónimo de voluptuosidad: caderas anchas, traseros prominentes y pechos turgentes asomándose de un apretado corset. Después llegó la era de las flacas: cuerpos esbeltos sin un gramo de grasa, cinturas de avispa y facciones sutiles. La “perfección” física cambia todo el tiempo, lo que ayer era considerado desagradable hoy es vanguardia.

En este video de tres minutos, la plataforma BuzzFeed resume los once estereotipos de cuerpo femenino a lo largo de los últimos tres mil años.

El caso de Molly demuestra una vez más cómo lo que para muchos puede ser objeto de burla y desagrado, para otros es sinónimo de belleza y admiración. El mundo de los llamados Models Freaks va ganando terreno. Se trata de gente que es reclutada por salir del estándar tradicional. La idea es proponer otra fisionomía dentro del mercado publicitario y destacar los rasgos supuestamente feos como atributos de individualidad.

“El cuerpo humano es una cosa extraña y hermosa”, dice Gracie Hagen, la autora del proyecto Illusions of the body, una serie de fotos que demuestra que, a la hora de decidir si una persona es o no atractiva, la actitud lo es todo. La seguridad en la manera de pararse, la mirada desafiante y la espalda erguida, cambian completamente la imagen. La misma persona puede ser seductora o repulsiva. ¿Conclusión? No existe la belleza en términos abstractos. No es una definición que corresponde a medidas y estándares prestablecidos, sino que se construye con personalidad, postura y actitud frente al mundo. La gente puede aparecer extremadamente atractiva y dos segundos después transformarse en algo muy diferente”, asegura la fotógrafa.

Los “lindos” y convencionales dejan de llamar la atención y pasan de moda. Lo cierto es que la rubia de medidas perfectas y cara insulsa aburre cada vez más. La repetición de figuritas iguales anestesia la mirada. En cambio, los raros vienen a reoxigenar el ambiente. Lo distinto produce nuevas sensaciones y cuestiona los estereotipos y exigencias absurdas del mercado. Chicas andróginas como Érika Linder y modelos de piel manchada como Winnie Harlow, conquistan el universo de la moda y sorprenden al mundo, demostrando que lo feo es sólo una cuestión de perspectiva. Se viene el reinado de los rasgos prominentes y la extravagancia, donde vale todo. Los otros, aquellos que siempre fueron dejados de lado, los excluídos, toman revancha y ocupan lugares que hasta hace poco eran imposibles. ¿Seremos capaces de cambiar la mirada y comenzar a ver belleza donde antes veíamos defectos? Como dice Fito Paez, es sólo una cuestión de actitud.

Más de Actualidad

Macri causas

Las causas judiciales contra Macri y su gabinete que más rápido se cerraron en Comodoro Py

Karina Poritzker @karipori117 oct 2018
breide obeid portada

Exclusivo: Habla Breide Obeid, el abogado que intentó impedir un aborto legal, de la mano de Obarrio

Mauro Fulco @maurofulco09 oct 2018
comisaria

Luces y sombras, a tres meses del traslado de las comisarías porteñas

Mauro Fulco @maurofulco04 oct 2018
magnano alejandra

“Una irrupción fuerte en un allanamiento por trata es un riesgo alto”

Karina Poritzker @karipori102 oct 2018
discapacidad en riesgo

Incluir Salud: Miles de familias ven peligrar el programa estatal para personas con discapacidad

Nicolás de la Barrera @NicodelaBarrera18 sep 2018
madariaga 1

En una escuela técnica de Madariaga, chicos de 16 crearon la tricicleta de la felicidad

María Julia Oliván @mjolivan13 sep 2018
bonadio

Round para Bonadio: Lo ratifican en la causa Cuadernos, aunque analizan una queja de CFK

Karina Poritzker @karipori111 sep 2018
rubinstein maulen sifilis

Mientras se triplicaron los casos de sífilis, renuncia un funcionario clave entre rumores de recortes

Candela Martín @candimartin_05 sep 2018
mural moreno

A un mes de la tragedia: Qué pasó en la escuela de Moreno, donde aún no hay clases

Mauro Fulco @maurofulco31 ago 2018
szpolski portada

Cuadernos: Cómo Szpolski quedó pegado en la trama de corrupción

Karina Poritzker @karipori130 ago 2018

Compartir con un amigo