Cultura Pop

Punk, la muerte joven: la reedición de un libro de culto

Punk, la muerte joven: la reedición de un libro de culto

La nueva versión del libro de Juan Carlos Kreimer sobre el movimiento musical incluye nuevo material, pero no corrige las erratas del volumen original.

Dentro de la literatura rockera argentina, Punk, la muerte joven, de Juan Carlos Kreimer (Barcelona, Editorial Brughera, 1978), es una obra que tiene bien merecida la gastada etiqueta de “libro de culto”. Un libro que circuló por las manos de todo rockero que se preciara de tal allá por los años 80, y que fue estudiado por muchos con la misma devoción con la que un teólogo busca descifrar los misterios que se esconden dentro de la Biblia. Un libro que no tardó en multiplicarse hasta el infinito de la mano de miles de fotocopias. Un libro de esos que, si lo prestabas, era muy probable que jamás volviera a su biblioteca de origen (no le pasó a un amigo: me pasó a mí).

Hay que tener claro el momento que consagró a Punk… Por un lado, la escasez de información musical de aquel entonces (incluso revistas especializadas como Pelo y Expreso Imaginario llegaban tarde o fuera de contexto a la novedad). Y por otro, en 1979, la irrupción, antes de la Guerra de Malvinas y el final de la dictadura, del punk en la Argentina y el rechazo que sufrió por casi todos: sólo basta recordar la nota de Gloria Guerrero en la revista Humor destrozando a Los Testículos (que posteriormente se harían famosos, tras algunas cambios de integrantes, como Los Violadores), por poner un solo ejemplo.

La lectura de este modelo 2015 de Punk… de Kreimer desmiente el tradicional texto de su contratapa: la reedición está aumentada, mas no corregida. El agregado de un “Lado B” llamado Historias paralelas, que funciona como una suerte de diario de escritura, y que da cuenta de los encuentros de Kreimer con gente como el situacionista Guy Debord (autor de La sociedad del espectáculo, texto inspirador del Mayo Francés y de la teoría ideológica que sobrevoló al punk), Malcolm McLaren (manager de los Sex Pistols) y Vivianne Westwood (diseñadora de indumentaria, pareja de MacLaren por aquel entonces), de su vida como inmigrante ilegal en Londres y del encargo de escribir Punk… en poco más de tres meses. El tono es triste y amargo, y el registro funciona por eso, ya que suma a la lectura previa del original.

Y al releer el original es donde aparecen los problemas, que tienen que ver con la edición final del texto. Las erratas que se mantienen (Ian Anderson como cantante de Stephenwolf y no de Jethro Tull; el reggae de Steel Pulse y el metal de Iron Maiden y Motörhead incluidos dentro de un listado de bandas de punk rock; el capítulo dedicado al glam rock de David Bowie y Marc Bolan subestimándolos como precursores, plagado de inexactitudes de fechas) fueron inaceptables ayer y lo son mucho más hoy. Y en los apartados más logrados (Patti Smith, The Clash, Sex Pistols) el hecho de que con el tiempo el lector más curioso que pueda haber indagado en textos de periodistas ingleses de la época como Caroline Coon (ex novia de Paul Simonon, bajista de The Clash, y musa inspiradora de canciones de Robert Wyatt y The Stranglers, que en 1977 publicó su clásico 1988: The New Wave Punk Rock Explosion) y Julie Burchill y Tony Parsons (pareja defensora del género desde las páginas del semanario New Musical Express) enseguida notará las fuentes de las que bebió Kreimer para Punk…

Editor de la serie Libros para principiantes, autor del interesantísimo Bici Zen: ciclismo urbano como camino, el libro que Kreimer tendría que volver a publicar no es Punk, la muerte joven, sino el inconseguible ¡Agarrate! Testimonios del rock argentino, aparecido en 1970. Los escritos y testimonios recogidos allí son una foto de época que hoy se aprecia con mucha más nitidez que la rebelión punk de 1977. 

Más de Cultura Pop

LA CASA DE LAS FLORES

¡Viva México, cabrones! Las 6 series aztecas que generan adicción

Candela Martín @candimartin_06 sep 2018
brancatelli tuqui

La fábrica de teorías conspirativas a la carta de Tuqui

Tuqui @TuquiSoy31 ago 2018
comodoro netflix

Comodoro Netflix: Las 4 series judiciales que no tenés que cajonear

Candela Martín @candimartin_23 ago 2018
cristina bolsos tuqui

Qué dirán los bolsos, según Tuqui

Tuqui @TuquiSoy17 ago 2018
House Of Cards Season 6

¿Querés ficción? Las mejores series sobre corrupción política

Alejandra Casal @alitacasal17 ago 2018
actriz tuqui

El lenguaje inclusivo y la verdadera lucha contra la e de envejecer, según Tuqui

Tuqui @TuquiSoy03 ago 2018
economistas portada

Economistas Hardcore: La nueva fauna de celebrities en la TV

Mauro Fulco @maurofulco31 jul 2018
trane_2

Cómo es el disco “encontrado” de John Coltrane

Pablo Strozza @pstrozza25 jul 2018
sharp-objects-hbo-amy-adams

Las mejores miniseries para pasar el invierno

Alejandra Casal @alitacasal24 jul 2018
pizza con tuqui

El día que Tuqui decidió largar todo y abrir una pizzería

Tuqui @TuquiSoy20 jul 2018

Compartir con un amigo