Política y Economía

Presupuesto: Kicillof despejó rumores pero bajó línea para el sucesor

Presupuesto: Kicillof despejó rumores pero bajó línea para el sucesor
#BorderPeriodismo

El Ministro de Economía dijo que con el Presupuesto 2016 “no hay intención de condicionar al Gobierno que viene”. Pero dijo que nada justifica un posible “ajuste” o una “devaluación” para el año próximo.

Por Nicolás Andollini

Se trató de un mensaje político claro: este Gobierno no prevé un ajuste ni tiene en cuenta una posible devaluación y si el próximo Presidente piensa lo contrario, tendrá que hacer cambios en el Presupuesto y bancarse las críticas. Eso fue lo que Kicillof dijo entre líneas al presentar el proyecto en la Cámara de Diputados.
La presentación del proyecto de Ley de Presupuesto para el año próximo fue un trámite formal, pero no estuvo desprovisto de contenido político. Al entregar los dos pilones de papeles con el cálculo económico para 2016 en la Comisión de Presupuesto y Hacienda de Diputados, a Kicillof le llovieron aplausos de los legisladores kirchneristas.
En su exposición, lo primero que hizo el ministro fue asegurar que “no hay intención de condicionar al Gobierno que viene”. De esa manera, intentó desestimar las especulaciones políticas que el Presupuesto es impulsado por la administración de Cristina Kirchner, en tránsito de salida.
“Hay una visión de que le estamos imponiendo determinada política económica (al próximo Gobierno). Quiero aclarar que es obligación legal presentar el presupuesto, pedir que no lo hagamos es intentar obligarnos a incumplir la ley”, explicó Kicillof. Tras ello,  subrayó que luego del cambio de gobierno “podrá haber las modificaciones que se crean convenientes”.
A las declaraciones del ministro se sumó otro elemento para desestimar el posible condicionamiento a la gestión entrante: la presencia del llamado “Impuesto al Cheque”. Las especulaciones indicaban que el Gobierno podría prescindir de enviar al Congreso el proyecto para prorrogar ese gravamen, herramienta económica fundamental para el Ejecutivo.
Sin embargo, en el resumen del Presupuesto que se distribuyó durante la reunión de la Comisión, está contemplada la recaudación por ese impuesto: se estima en unos 120.182 millones de pesos. Es decir que, al contrario de las versiones, el Gobierno pedirá la prórroga al igual que todos los años.
Pero Kicillof dejó en claro la postura que adoptará el kirchnerismo respecto del próximo Gobierno, al que condicionó sin decirlo directamente. Y es que en momentos en que el entorno económico de Daniel Scioli, como el de Mauricio Macri y Sergio Massa estiman que será necesaria una devaluación y un ajuste en la política tarifaria, el ministro de Economía bajó una línea contraria.
“Tampoco el año que viene pueden justificar un ajuste como necesario”, disparó Kicillof al tiempo que afirmó que “las mismas políticas van a dar el mismo resultado”. En clave política, el mensaje es que el camino correcto es el que marca este Gobierno y una desviación de ese rumbo enfrentará las críticas del kirchnerismo puro.
En el mismo sentido, el ministro pidió que “no le mientan a la gente” y dijo que “el ajuste ese no es necesario”, sino que “es el programa político permanente de la derecha”.
Se trata de un mensaje que tiene más que ver con lo político que con lo económico. El kirchnerismo puro mantendrá una fuerte presencia en el Congreso durante el año próximo, de acuerdo a la proyección que arrojaron las elecciones primarias de agosto, con lo cual estará en condiciones de pararse en contra de un cambio de rumbo por parte del próximo Presidente.
Fuentes del bloque oficialista del Senado estimaron que en caso de que Scioli gane las elecciones presidenciales, la bancada del Frente para la Victoria mantendrá la unidad. Nada de divisiones entre justicialistas y cristinistas, según contó este senador que seguirá en el cargo luego del 10 de diciembre.
Las palabras de Kicillof, sin embargo, parecen abrir otro panorama.
El Presupuesto 2016 (que empezará a tratarse el próximo martes en la Cámara de Diputados) prevé una inflación de 14,5 por ciento, un dólar a “10,60 promedio y 11,20 en diciembre”, un superávit comercial de 4 mil millones de dólares, un crecimiento de los ingresos corrientes de
21%, de los ingresos tributarios de 25,2% y gastos corrientes en 16,7%.
¿Podrá el próximo jefe de Estado cumplir con esas previsiones?
Click to add a comment

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más de Política y Economía

pichetto portada

El toma y daca del peronismo, en manos de Pichetto, para negociar las reformas

Border Redacción Remota23 nov 2017
abad portada

Todos contra Abad: lo tildan de “viejo” (como a Lemus) y auguran su salida de la AFIP para el verano

Emiliano Russo @emilianorusso7721 nov 2017
nisman portada 2

Caso Nisman: las sospechas contra sus custodios, imputados y llamados a indagatoria

Karina Poritzker @karipori117 nov 2017
Vandenbroele

La ruta del dinero F: por qué Vandenbroele apuntará primero contra Insfrán

Border Redacción Remota14 nov 2017
diputados k

Diputados sin condenas: avanza un proyecto para prohibir candidaturas de corruptos

Laura Capriata @lcapriata09 nov 2017
Macri gabinete portada

Denuncias, cambios y mucho ruido en el Gabinete de Macri

Emiliano Russo @emilianorusso7708 nov 2017
kampfer portada

Las pruebas que involucran a Kampfer en la causa por la que Boudou está preso

Karina Poritzker @karipori103 nov 2017
Macri portada cck

Macri quiere avanzar con las reformas fiscales antes del recambio legislativo

Laura Capriata @lcapriata02 nov 2017
Baratta portada

Una caja chica que no era Baratta: la otra causa que apunta a la ex mano derecha de De Vido

Karina Poritzker @karipori131 oct 2017
FPV ausente

Divididos, recelosos y “enojados” con De Vido: así quedaron los diputados K post desafuero

Gonzalo Bañez Villar @gonzabanez26 oct 2017

Compartir con un amigo