Cultura Pop

Palito Ortega: El regreso del Rey

Palito Ortega: El regreso del Rey

Un análisis tema por tema de su nuevo disco Cantando con amigos, que tiene como invitados a Charly García, Pedro Aznar, Nito Mestre, Juanse, Moris y Celeste Carballo, entre otros.

Cada país tiene su Rey musical. En los Estados Unidos el cetro eterno le pertenece a Elvis Presley, en Brasil a Roberto Carlos y en la Argentina, desde los años 60 y el mítico Club del Clan, al tucumano Ramón Bautista “Palito” Ortega. Cantando con amigos se presenta como un correcto, aunque inferior, sucesor de Por los caminos del Rey, grabado en 2013 en Memphis con los músicos que acompañaron a Elvis. A continuación, un análisis tema por tema de este álbum que trae de vuelta a Palito al sello que lo vio nacer y que, oh casualidad, también es el de Presley: RCA, hoy Sony Music.

“Hay que seguir”: Pop rock con coros de sus hijos Emanuel y Rosario, y la batería de Fermando Samalea (una constante a lo largo de todo el registro). “Hay que seguir, seguir, seguir andando. Un tropezón de vez en cuando cualquiera puede dar…”, dice el estribillo, que se pasa un poquito de optimista.

“A mi amigo le gusta el rock”: Un noble homenaje a Charly García desde la letra (el pibe que “tocaba el piano como Elton John”, que “demolió más de un hotel” y que se arrojó “de un noveno piso sólo porque quiso darse un chapuzón”) y desde la inclusión en el inicio de un fragmento de “Reloj de plastilina” y hacia el final del estribillo de “No voy en tren”.

“Un poco nomás”: Reggae lavado para una tonada 100% Palito, con todo lo bueno y lo malo que eso implica, como esos “Pa pará pa pa” de los coros.

“He sabido que te amaba”: Original del cantautor italiano Luigi Tenco, esta versión traducida por Ben Molar se transforma en una canción folclórica andina de la mano del ukelele de Lalo Fransen. De lo mejor del disco.

“Si fuera fácil”: Un tema de desamor dominado por un riff de pedal steel que dialoga con una armónica y las guitarras acústicas. Folk rock nacional.

“Que Dios bendiga”: La guitarra de Juanse, en su actual versión cristiana, domina esta canción que reformula una vez el riff de “Sweet Jane” de Lou Reed con una lírica religiosa en la que se festeja el amor eterno.

“Te quiero tanto”: Otro reggae insulso, sólo que en este caso el fenomenal saxofón de Daniel Melingo salva a la canción de un seguro desastre.

“Mi guitarra vieja”: Un rock and roll costumbrista que homenajea a la primera guitarra de Palito. Un órgano saltarín maneja la melodía para algo que si bien suena a viejo, funciona.

“Dios lo hace todos los días”: De vuelta a la temática religiosa, esta vez con Nito Mestre y Aznar como laderos y Samalea al bandoneón. “Es fácil inventar una vida, Dios lo hace todos los días” canta Palito, reforzado por una inmaculada imagen en el booklet en la que aparece íntegramente vestido de blanco.

“Vamos a pasarla bien”: El seleccionado de estrellas rockero a pleno: Juanse, Nito, Celeste Carballo, David Lebón y Tweety Gonzalez acompañan a Ortega en un blues en el que cantan todos, con un clima de zapada informal en el que, como corresponde, se luce David al tocar las seis cuerdas de su viola.

“Cuando era niño”: El paso de la niñez a la adultez, con imágenes autobiográficas “Mi pueblo de cañaverales”) y una resolución previsible.

“Sin una canción”: Otro rock and roll de los 50, en el que Palito y Moris se sacan chispas al pensar como sería un mundo sin música, y que hace pensar en el pecado que es la inactividad de Moris para la música argentina.

“Un amor inmenso”: Sin hacerlo explícito, Palito escribe aquí para Evangelina Salazar una letra en la que ve pasar al tiempo que pasaron juntos: “Envejecen las canciones que fui cantando para ti pero nunca los motivos por los que las escribí”. Celeste hace coros.

“La casa del sol naciente”: Charly al órgano, Aznar al bajo, Moris en guitarra acústica, Samalea tras los parches y Palito en guitarra eléctrica para una versión en español de este clásico sesentoso que fue popularizado por los Animals. La mejor interpretación vocal del tucumano está acá, en el tema que pone punto final al disco.

 

 

 

 

 

 

 

Más de Cultura Pop

operado

Tuqui amaga pero, por ahora, no se muere

Tuqui @TuquiSoy25 may 2018
luis miguel la serie

Bioseries: Del éxito de Luis Miguel a la llegada del Chavo y Maradona

Alejandra Casal @alitacasal25 may 2018
Destello03

Revival ochentoso: El regreso de los fichines… ¡al bar!

Pablo Strozza @pstrozza16 may 2018
fmi tuqui

Ávido de genuflexión, Tuqui se fue al Fondo

Tuqui @TuquiSoy11 may 2018
cobra-kai-3

100% nostalgia: Karate Kid revive en la nueva serie Cobra Kai

Alejandra Casal @alitacasal02 may 2018
television tuqui

Tuqui versus las sangrientas verdades mediatizadas

Tuqui @TuquiSoy27 abr 2018
la flor_1

La flor: cómo se ve una película que dura 14 horas (y se sobrevive para contarlo)

Pablo Strozza @pstrozza26 abr 2018
THE HANDMAID'S TALE -- The drama series, based on the award-winning, best-selling novel by Margaret Atwood, is the story of life in the dystopia of Gilead, a totalitarian society in what was formerly part of the United States. Facing environmental disasters and a plunging birthrate, Gilead is ruled by a fundamentalist regime that treats women as property of the state. As one of the few remaining fertile women, Offred (Elisabeth Moss) is a Handmaid in the Commander’s household, one of the caste of women forced into sexual servitude as a last desperate attempt to repopulate a devastated world. In this terrifying society where one wrong word could end her life, Offred navigates between Commanders, their cruel Wives, domestic Marthas, and her fellow Handmaids – where anyone could be a spy for Gilead – all with one goal: to survive and find the daughter that was taken from her. (Photo by: Take Five/Hulu)

Por qué The Handmaid’s Tale es la serie feminista del momento

Alejandra Casal @alitacasal24 abr 2018
tuqui portada serpiente

Por qué, según Tuqui, somos la serpiente que se come la cola

Tuqui @TuquiSoy06 abr 2018
the-good-place

#TopTen de las mejores series cortas para ver en el bondi

Alejandra Casal @alitacasal03 abr 2018

Compartir con un amigo