Cultura Pop

Los Gemelos Kray: mafiosos pop

Los Gemelos Kray: mafiosos pop

kray

El estreno cinematográfico de Leyenda: La profesión de la violencia no le hace justicia al mito de los delincuentes londinenses más famosos de los años ’60.

Por Pablo Strozza (@pstrozza)

“Reggie Kray, ¿sabés como me llamo? No digas que no (…) Ronnie Kray, ¿conocés mi cara? No digas que no, porque soy el último de los famosos playboys internacionales”. Para muchos “The Last Of The Famous International Playboys”, el tercer single solista de Morrissey, publicado en 1989, fue el primer acercamiento a las figuras de los gemelos Reggie y Ronnie Kray. Porque así como Londres en la década de los 60 fue famosa por la música pop y las subculturas como los mods y los rockers, también hubo un par de mafiosos que dominaron la ciudad y que compraban sus trajes a medida en Carnaby Street.

Ex boxeadores amateurs, el derrotero delictivo de los Kray comenzó en 1952, cuando adquirieron un billar en el East End londinense, mientras en paralelo junto a su banda The Firm, ofrecían protección a cambio de dinero. Esa protección enseguida mutó en asaltos y secuestros con armas violentas y poco convencionales como ballestas. Y para principios de los sixties, los gemelos ya se habían establecido en la escena de Londres como dueños de varios locales nocturnos, donde parlamentarios, actores y cantantes eran habitués y donde el glamour siempre sobraba.

En 1964 los hermanos fueron noticia cuando el periódico Daily Mirror alegó tener fotos que mostraban a un miembro de la Cámara de los Lores teniendo relaciones sexuales con un gangster. Enseguida, una revista alemana mencionó que se trataba de Lord Boothby, miembro del Partido Conservador, y de Ronnie Kray. Cuando Boothby amenazó con demandar al Daily Mirror, el diario despidió a su editor, dio marcha atrás con la historia, publicó una fe de erratas y pagó una indemnización extrajudicial de 40 mil libras esterlinas.

El Affaire Boothby dio pie al primero de los asesinatos de los Kray. El 9 de marzo de 1966 George Cornell y George Dixon, miembros de la pandilla Richardson, estaban en el pub Blind Beggar en la zona de Whitechapel, célebre por ser el escenario de las muertes efectuadas por Jack The Ripper, cuando los Kray entraron al local. Algunos aseguran que Dixon dijo “Mira quién está aquí” y Cornell respondió “El gordo marica”. Lo cierto es que Ronnie se acercó a Cornell, y le disparó delante de varios clientes. Y Reggie contuvo a Dixon a punta de revolver, pero lo dejó vivir. Pese a que hubo varios testigos, ninguno se atrevió a atestiguar contra los gemelos, y Ronnie quedó absuelto.

Su segundo asesinato habría sucedido en 1967, cuando los Kray ayudaron a Frank Mitchell, uno de sus socios, a salir de la prisión de Dartmoor. Tiempo después Mitchell desapareció y su cuerpo nunca fue encontrado. Tampoco se culpó a los gemelos por esto, pero un ex miembro de la banda, Freddie Foreman, afirmó en su autobiografía que él mismo asesinó a Mitchell a balazos y arrojó su cuerpo al mar como un favor para con los Kray.

El 8 de mayo de 1968 los Kray y otros miembros de su banda fueron arrestados como resultado de una investigación que llevó a cabo el inspector de Scotland Yard Leonard Read. La mayoría de ellos fueron condenados, gracias a los testigos que poco a poco se animaron a declarar, y Ronnie y Reggie fueron declarados culpables de asesinato y sentenciados a un mínimo de 30 años de prisión, que sólo abandonaron para asistir al entierro de su madre Violet (cuenta la leyenda que el amor de sus hijos fue el motivo real de sus actividades delictivas, ya que los gemelos deseaban que Violet tuviera una vida sin sobresaltos económicos). Declarado demente, Ronnie fue encerrado en el Hospital de Broadmoor y permaneció allí hasta su muerte de un ataque al corazón, en 1995. Reggie estuvo en prisión hasta el 26 de agosto de 2000, cuando fue liberado por razones humanitarias, debido a que padecía de un avanzado cáncer de vejiga. Sólo pasó poco más de un mes como un hombre libre antes de morir mientras dormía, el 1° de octubre de ese año.

Las películas basadas en la vida y obra de los Kray (El clan de los Kray, con  Gary y Martin Kemp, guitarrista y bajista, respectivamente, de Spandau Ballet, en el papel de los gemelos y la recién estrenada Leyenda: La profesión de la violencia, con Tom Hardy haciendo las veces tanto de Reggie como de Ronnie) no le hacen justicia al mito de los hermanos. Es preferible volver a la canción de Morrissey, a “The Charmless Man” de Blur (donde Damon Albarn dice sobre el protagonista de la canción “Creo que le gustaría haber sido Ronnie Kray”) o a “London Song” de The Kinks (que pone a los gemelos entre londinenses famosos de la talla de Charles Dickens, William Blake y Sherlock Holmes, entre otros). O recordar a los Piranha Brothers, la genial parodia que ejecutaron los Monty Python en su show televisivo, y en donde terminaron de cimentar la fama pop de los gemelos más famosos del Reino Unido.

 

 

Cultura Pop

Más de Cultura Pop

operado

Tuqui amaga pero, por ahora, no se muere

Tuqui @TuquiSoy25 may 2018
luis miguel la serie

Bioseries: Del éxito de Luis Miguel a la llegada del Chavo y Maradona

Alejandra Casal @alitacasal25 may 2018
Destello03

Revival ochentoso: El regreso de los fichines… ¡al bar!

Pablo Strozza @pstrozza16 may 2018
fmi tuqui

Ávido de genuflexión, Tuqui se fue al Fondo

Tuqui @TuquiSoy11 may 2018
cobra-kai-3

100% nostalgia: Karate Kid revive en la nueva serie Cobra Kai

Alejandra Casal @alitacasal02 may 2018
television tuqui

Tuqui versus las sangrientas verdades mediatizadas

Tuqui @TuquiSoy27 abr 2018
la flor_1

La flor: cómo se ve una película que dura 14 horas (y se sobrevive para contarlo)

Pablo Strozza @pstrozza26 abr 2018
THE HANDMAID'S TALE -- The drama series, based on the award-winning, best-selling novel by Margaret Atwood, is the story of life in the dystopia of Gilead, a totalitarian society in what was formerly part of the United States. Facing environmental disasters and a plunging birthrate, Gilead is ruled by a fundamentalist regime that treats women as property of the state. As one of the few remaining fertile women, Offred (Elisabeth Moss) is a Handmaid in the Commander’s household, one of the caste of women forced into sexual servitude as a last desperate attempt to repopulate a devastated world. In this terrifying society where one wrong word could end her life, Offred navigates between Commanders, their cruel Wives, domestic Marthas, and her fellow Handmaids – where anyone could be a spy for Gilead – all with one goal: to survive and find the daughter that was taken from her. (Photo by: Take Five/Hulu)

Por qué The Handmaid’s Tale es la serie feminista del momento

Alejandra Casal @alitacasal24 abr 2018
tuqui portada serpiente

Por qué, según Tuqui, somos la serpiente que se come la cola

Tuqui @TuquiSoy06 abr 2018
the-good-place

#TopTen de las mejores series cortas para ver en el bondi

Alejandra Casal @alitacasal03 abr 2018

Compartir con un amigo