Actualidad

Inflación y tarifas: pistas para sobrevivir a los aumentos

Inflación y tarifas: pistas para sobrevivir a los aumentos
Virginia Porcella

Mientras los precios de la economía aún no terminan de digerir el impacto de la devaluación del mes pasado, el Gobierno pone en marcha otra de las medidas más anunciadas que implican otro golpe al bolsillo: el aumento de la luz, antesala del aumento del gas en los próximos meses.

Como se sabe, los damnificados directos son aquellos usuarios de la Ciudad de Buenos Aires y Gran Buenos Aires, cuyo consumo era -y seguirá siendo todavía, aunque en menor medida- subsidiado por el Estado, a quienes el monto a pagar de las boletas como mínimo se les triplicará. Pero no son los únicos afectados: como el aumento de tarifas impacta también en comercios e industrias, la previsión indica que esa suba de costos se trasladará a los precios. Es decir, que alimentará la inflación. En qué medida esto ocurrirá es una discusión que por estos días enciende a los economistas,  cuyos cálculos van de un impacto de 9 a 11 puntos, si la eliminación fuera total en electricidad y también gas. Por lo cual este año, la primera etapa de reducción de subsidios y proporcionalmente la más fuerte, podría agregar entre 4 y 6 puntos a la tasa de inflación.

Sin embargo, la cuenta no es lineal ya que la suba de tarifas no es generalizada. En Córdoba, Mendoza, Santa Fe o San Luis, donde ya se pagan las boletas sin subsidio, el impacto en el aumento de precios sería, si lo hubiera, muchísimo menor. Comercios y fábricas de esas provincias no tendrían ningún aumento directo que trasladar. Por otra parte, igual que con la devaluación, el traslado a precio puede encontrar un límite: el bolsillo de los consumidores. 

¿Cómo prepararse para los aumentos sin quebrar? No hay recetas mágicas. Lo fundamental es anticiparse y no sólo ahorrar en el consumo de energía sino en el presupuesto total. Si hasta ahora el gasto en luz y gas representaba un porcentaje ínfimo de los ingresos de los hogares, esto dejará de ser así y su peso será cada vez mayor, con lo cual sustituir consumos es prácticamente la única opción cuando las cuentas no cierran.

Esto es ir menos al cine, comer en casa en vez de salir, dejar pasar el cambio de temporada de la ropa e incluso cambiar las marcas de los productos que se consumen, una tendencia que las consultoras de investigación de mercado detectan cada vez más, el reemplazo de marcas líderes por segundas marcas o marcas propias de los supermercados. Al menos por un tiempo hasta que los números se reacomoden.

Entre marzo y junio será el período crucial ya que es cuando rige a pleno el fenómeno “precios nuevos-salarios viejos”. Significa que los aumentos de precios no tendrán su contrapartida en el aumento de los sueldos, a excepción de aquellos que tributan Ganancias, quienes verían mejorados sus ingresos de bolsillo a partir de mayo (aun cuando el beneficio sea retroactivo a enero). Para todo el resto, la gran mayoría, la mejora de ingresos se produciría recién cuando se cierren las negociaciones salariales, momento en el cual será importante empezar a prever el otro aumento, el del gas.

Ver comentarios (1)

1 Comentario

  1. jacobo saul rabin

    21 sep 2016 at 8:57 pm

    Si Dios hizo al hombre a su imagen y semejanza le erró el molde.

    ROSTROS SINIESTRO ENTRE LAS GONDOLAS DE LOS SUPERMERCADOS.

    Me detuve frente a varias góndolas de unos supermercados, y en todas ellas se me aparecían unos rostros siniestros, travestidos de empresarios, de corsarios e inversores invasores.
    Sin embargo no eran personajes de Stephen King, sino de la más real y absoluta prosapia criolla.

    Estos tenebrosos personajes se rían en mi cara, mientras volvían a aumentar los productos en aras de algún pretexto pueril

    Eran los mismos que arruinaron el Plan Quinquenal de PERÓN; A ILLÍA, ALFONSÍN, etc.
    Son los que no dudaron en aliarse a las Dictaduras, para quienes la Democracia, tiene menos valor que un chupetín; quienes no dudaron en acordar con el Peronismo cerril; los que no se molestan en llevarse al bolsillo el subsidio del Estado, mientras gritan como niños caprichosos: “queremos más..más”-

    Yo escapé despavorido de los supermercados, mientras un ejército de ECONOMISTAS ZOMBIES me perseguían al grito: “sos el maldito culpable de la caída del consumo.”
    ——

    Después de este avatar, tuve una noche de insomnio pensando que los Empresarios siniestros, están pergeñando el próximo COLOQUIO DE IDEA, donde decidirán, cuáles serán los pasos a seguir para CAGARNOS UN POCO MÁS.

    La vida es una Fotocopia.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Actualidad
Virginia Porcella

Periodista de economía, escribe en Dario Perfil. Fue editora de Revista Fortuna (Perfil) y de la sección economía del diario Infobae, además es columnista de radio y tele. Autora del libro Economía SOS, co-autora de Economía con Tacos Altos. Su blog www.economiasos.com

Más de Actualidad

gun-171309_1280

“Maldita policía (de civil)”: qué hacer con la violencia sin uniforme

Natalia Gelós17 mar 2017
Incidentes en el recital.

El Indio Solari y el Nunca Más del rock

Pablo Strozza @pstrozza14 mar 2017
parodemujeres

#8M: El día que paramos al mundo

Fernanda Sández @siwisi08 mar 2017
Crisis

Achicaditos: La clase media se vuelve a encoger

Fernanda Sández @siwisi02 mar 2017
Justicia machista 1

Blues de la justicia sexista

Fernanda Sández @siwisi21 feb 2017
vivir con los padres

Los jóvenes ya no priorizan la propiedad como objetivo (ni pueden darse ese lujo)

Laura Marajofsky @lu_watermelon03 feb 2017
analfabetos-1

Jóvenes analfabetos digitales: Cuando las apariencias engañan

Fernanda Sández @siwisi30 ene 2017
Yabrán portada

Los Yabrán compraron un departamento de lujo en Miami por 1,5 millones de dólares

Daniel Seifert @SeifertDaniel25 ene 2017
delete-1

Internet que desaparece: el frágil destino del recuerdo digital

Fernanda Sández @siwisi04 ene 2017
subiela-portada

Subiela, el director del hemisferio derecho

Fernando Sommantico @ferlegend127 dic 2016

Compartir con un amigo