Actualidad

Top 5 de la escandalosa campaña de Donald Trump

Top 5 de la escandalosa campaña de Donald Trump
Natalia Gelós

El 1 de febrero en Iowa se inicia el ciclo de primarias en Estados Unidos. En ese punto, el magnate suena fuerte en el Partido Republicano. Trump ha apostado a una campaña fiel a su estilo, con muchísimas declaraciones polémicas tanto en debates televisivos y entrevistas, como a través de los 140 caracteres de su cuenta de Twitter.

Es una aceitada máquina de provocar. Lo fue desde siempre, cuando dejó su barrio de Queens natal (irónicamente, en el que se congregan las etnias más diversas) y comenzó a convertirse en empresario, multimillonario y político. Ahora está a punto de empezar a ver sus verdaderos resultados en las primarias cuando se elijan a los candidatos para las elecciones del 1 de noviembre próximo. Él habla y cataratas de ultraconservadurismo brotan de su boca. Empieza a rendir en las encuestas y la intriga se hace cada vez más grande. Estos son los momentos más controvertidos de esa carrera que anunció en junio pasado bajo el lema “Vamos a hacer a nuestro país grande de nuevo”.

Sexismo:

Megyn Kelly es una periodista de Fox News. En uno de sus encuentros televisivos con Trump, en el debate con otros candidatos republicanos, jugó fuerte y le dijo al multimillonario de corbata roja:

Su cuenta de Twitter tiene varios comentarios despectivos sobre las apariencias de las mujeres. Usted le dijo una vez a una concursante en el programa The Celebrity Apprentice que sería lindo verla de rodillas  ¿Le suena a usted como el comportamiento adecuado para un hombre que debemos elegir como presidente? ¿Y cómo contestar a la acusación de Hillary Clinton – de que usted es parte de una guerra contra las mujeres?

Trump respondió algo que define su carrera para la presidencia de EEUU:

– Creo que el gran problema de este país tiene es ser políticamente correcto.

Luego, desde su cuenta de Twitter, él siguió con los ataques a la periodista y en televisión sugirió que a la presentadora el día del debate le salía sangre por los ojos y luego fue más allá y agregó: “bueno, sangre de algún lado”

En otra de sus contiendas con mujeres,  tiempo atrás, Trump había tenido un encontronazo con la editora del The Huffington Post , Arianna Huff, y una vez más usó su Twitter para atacar: “no es atractiva, ni por dentro ni por fuera. Entiendo perfectamente por qué su ex esposo la dejó por un hombre, tomó una buena decisión”.

El turno de México:

A su campaña la arrancó con los tapones de punta, pegándoles  a los mexicanos. “Cuando México manda su gente, no manda a los mejores, manda gente que tiene un montón de problemas y que trae sus problemas con ellos: están trayendo drogas, están trayendo crimen. Son violadores”, dijo en uno de sus discursos. Y siguió: “Vienen más allá de México. Están viniendo de todas partes del Sur y de Latinoamérica y están viniendo probablemente de Medio Oeste”. Fue ahí cuando dijo que construiría un gran gran muro y haría que México lo pagara.

Nada nuevo, en realidad. Ya en el 2013, desde su cuenta de Twitter decía: “Lamentablemente, la abrumadora cantidad de delitos violentos en nuestras grandes ciudades son cometidos por negros e hispanos (un tema que debe ser discutido)”.

 

Musulmanes también, porque hay para todos:

Trump, hijo de una inmigrante escocesa, tiene un universo entero de culpabilizados por las cosas malas que pasan en su país: latinos, negros, musulmanes, en todos ve un peligro de algo.

En diciembre pasado, corrió la noticia del tiroteo en San Bernardino, California, en el que una pareja disparó y dejó un tendal de catorce muertos. Se supo luego que ambos eran musulmanes y Trump no demoró en recargar sus diatribas y pidió que se prohíba rotundamente la entrada de musulmanes a Estados Unidos. Sus dichos una vez más causaron polémica y fue Malala Yousafzai, la joven ganadora del Premio Nobel de la Paz en el 2014 la que salió al cruce y dijo: Si la intención es frenar el terrorismo, no intenten culpar a toda la población musulmana porque eso no detendrá a los terroristas“.

¿Cambio climático?¿Qué cambio climático?

Cuando el Papa Francisco fue a Estados Unidos, en septiembre pasado, mencionó la necesidad de atender a los problemas de los inmigrantes y alertó sobre los problemas medioambientales. Trump desestimó esas ideas, y sobre el cambio climático dijo: “El tiempo cambia y tenemos tormentas, lluvia y días hermosos”.  En otro momento, en referencia lo que señala como un gasto inútil de inversión en políticas de protección ambiental, apuntó: “La cadena NBC News se refirió al clima como el más frío en muchos años. ¿Nuestro país seguirá invirtiendo dinero en la estafa del calentamiento global?”.

Su oponente más fuerte, dentro de su partido es Ted Cruz, un cubanoestadounidense que, si bien sin llegar a los extremos de Trump, ha dicho que tampoco dejaría entrar a afganos ni iraquíes si fuera electo presidente. Ese, según los especialistas, es su contrincante más fuerte dentro del partido Republicano.

Entre los demócratas, frente al fuerte camino que viene haciendo Hillary Clinton se ubica Bernie Sanders, que ante las declaraciones ultraderechistas de Trump, ha salido a mostrar sus ideas de progresistas bien definidas para subrayar las diferencias. De hecho, incluso se han marcado definiciones más cercanas a ese tono en los discursos de Clinton también dentro del Partido Demócrata.

Mientras, Trump sigue en su carrera y alrededor de él se mezclan noticias diversas: que boicoteará el último debate de precandidatos de su partido por enojo con la cadena Fox ( “Veamos cuánto dinero gana Fox sin mí en el debate”, dijo) , o que es protagonista de una novela de erotismo gay en la que se cuenta su romance ficticio con un muchacho japonés. El libro se llama La tentación de Trump: El multimillonario y el botones, tiene diez páginas, fue escrito por Elijah Daniel, un humorista, y se transformó en uno de los títulos más vendidos en Amazon en los últimos días.

El 1 de febrero empiezan a verse las verdaderas cartas y se tendrán respuestas más claras sobre la posición del pueblo norteamericano ante este tipo de polémicas.

Foto: Marc Nozell /Flickr en creative commons

Ver comentarios (1)

1 Comentario

  1. carlos

    07 ago 2016 at 1:20 pm

    espero que gane hillary clinton donald trump no me gusta nada

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Actualidad
Natalia Gelós

Nací en Cabildo. Me gradué en La Plata. Vivo en Floresta. Soy periodista freelance. Escribí y escribo en varios lados: La Nación, Ñ, Crisis, Anfibia y acá. Ando en bicicleta. Hace un tiempo, escribí un libro: "Antonio Di Benedetto Periodista".

Más de Actualidad

violencia futbol portada

Las muertes entre hinchas del mismo equipo de fútbol se duplicaron desde el 2000

Juan Agustín de Stefani @JuanDeStefani2221 abr 2017
paro docente

Hay 56 mil chicos menos en las primarias públicas bonaerenses que hace diez años

Gonzalo Bañez Villar @gonzabanez14 abr 2017
micaela portada

Femicidios en el mundo: ¿cómo evitar un nuevo caso Micaela?

Juan Agustín de Stefani @JuanDeStefani2211 abr 2017
640px-Clonazepam_Pills

La Argentina empastillada: uso (¿y abuso?) de psicofármacos

Natalia Gelós07 abr 2017
nini portada

Madres adolescentes, el eslabón más vulnerable entre los Ni-Ni

Border Redacción Remota04 abr 2017
tóxicos

Mundo tóxico: cuando los productos de la vida cotidiana son un peligro

Laura Marajofsky @lu_watermelon31 mar 2017
buscado

A 41 años del golpe militar: todavía hay 42 represores prófugos de la Justicia

Jazmin Bronstein @JazBronstein24 mar 2017
gun-171309_1280

“Maldita policía (de civil)”: qué hacer con la violencia sin uniforme

Natalia Gelós17 mar 2017
Incidentes en el recital.

El Indio Solari y el Nunca Más del rock

Pablo Strozza @pstrozza14 mar 2017
parodemujeres

#8M: El día que paramos al mundo

Fernanda Sández @siwisi08 mar 2017

Compartir con un amigo