Cultura Pop

Princesas de la vida real

Princesas de la vida real

Lejos de las historias que tanto nos hicieron creer, llegaron las Antiprincesas o mujeres reales, una colección de libros fuera del molde que atrapa a chicos y grandes por igual. Border habló con su creadora y te cuenta de qué se trata esto de romper con lo convencional de la mano de la lectura.

Zapatitos de cristal, cabellos perfectos y vestidos con corte a su medida es el mundo de las princesas. Princesas que no existen en la vida real, pero que el entretenimiento y el marketing han creado e instalado entre nosotros, dando fuerza a una máquina que no para de reproducir mujeres y hombres superpoderosos.

Pero a veces la película se detiene y aparecen en escena personajes reales con historias no tan maravillosas aunque sí atrapantes, llenas de contenido, enseñanzas y magnetismo. Esto es lo que sucede con la colección Antiprincesas, que ya tiene cuatro títulos publicados, escritos por Nadia Fink e ilustrados por Pitu Saá, de editorial Chirimbote.

Hacer libros para chicas y chicos con otra mirada fue la premisa que los guió hacia el nacimiento de esta idea diferente, una propuesta opuesta a la invasión de princesas y superhéroes que llegan del primer mundo. ¨Pensamos que lo mejor era mostrar las vidas de las verdaderas princesas, esas que no fueron coronadas nunca, sino todo lo contrario, fueron ocultadas y ninguneadas. Así empezamos con Frida Kahlo y Violeta Parra, seguimos con Juana Azurduy y ahora con nuestro primer antihéroe, Cortázar¨, dice su creadora Nadia Fink.

Collage Frida

Frida Kahlo, la primera de las Antiprincesas

Mujeres reales

La construcción de los personajes femeninos en los cuentos infantiles es en muchos casos polémica. Van desde princesas, mujeres maravillas, malvadas y hasta se convierten en animalitos simpáticos como Pepa Pig, todos estereotipos alejados de la realidad. Las antiprincesas, en cambio, llegaron para mostrar que la mujer no es eso, según Fink: ¨hay una tendencia que se vive mucho en los países de Latinoamérica que es la importación de producciones que no tienen que ver con lo autóctono, como sucede con los productos de Disney. Y la mujer es presentada así porque de algún modo responde al imaginario de cómo la mujer ha sido posicionada a lo largo de la historia y en un mundo patriarcal. Romper con ese modo de ver a la mujer y cuestionar ese estereotipo es parte del desafío que se proponen estos libros, como tantos otros”.

En esta línea, Frida, Violeta y Juana fueron mujeres comunes, luchadoras, que pelearon por sus ideales, que sufrieron y que sin embargo también fueron felices, es el caso de la artista mexicana, la primera antiprincesa: “una mujer que lució su cuerpo a pesar de su renguera, que pintó en una tela los momentos más tristes y más felices de su vida, que a pesar de todas sus dolencias físicas buscó el arte, la alegría y luchó por el bien del mundo no sólo de ella si no para muchos más. O el caso de la segunda antiprincesa, la chilena Violeta Parra, “una caminante que fue a buscar canciones en los lugares más lejanos de Chile, pobre y desalineada, Violeta aprendió solita a tocar varios instrumentos, a pintar cartones, a bordar lanitas en bolsas de arpillera” y la última –hasta el momento- Juana Azurduy, “una heroína de las luchas de la liberación de América Latina, la antiprincesa del Alto Perú o la princesa guerrera”. Como las define Fink, “luchadoras, soñadoras, con defectos y virtudes, con aciertos y errores, imperfectas, auténticas. Sus bellezas rompen con el estándar que vemos en los cuentos porque son mujeres reales y en la vida real eso no existe”.

Juana Azurduy Tapa Nueva

Juana Azurduy, la última Antiprincesa, hasta el momento.

 Pensado para ver

Desde que asomó la idea hasta hoy, la colección fue creciendo de la mano del público, que va desde chicos y chicas hasta los adultos, “recibimos gran cantidad de dibujos y fotos que nos mandan las madres y los padres con sus hijos leyendo los libros, lo que nos trasmite mucha emoción. También nos envían sugerencias sobre posibles antiprincesas y antihéroes. Nos escriben de Latinoamérica y el Caribe y nos proponen personajes de cada región. Se generan debates en Facebook – pasan los 30 mil seguidores- donde también hay críticas y observaciones constructivas”, comenta la autora.

Además de la investigación histórica tan bien contada por Fink, los libros se destacan por su original diseño y maravillosas ilustraciones a cargo de Pitu Saá, quien logra que las fisonomías transmitan a la perfección los sentimientos de estas mujeres reales. ¨La idea fue crear una armonía entre el texto, los dibujos y el diseño porque somos conscientes de la era digital que viven los chicos. En la estructura de las historias se abren ventanas con información anexa y personajes que acompañan a las antiprincesas, como el perrito preguntón de Frida, el pajarito en el caso de Violeta Parra y el gatito en el de Julio Cortázar. Nuestros pequeños lectores están sumergidos en otras realidades, interactivas, difusas, complejas, no lineales y repletos de estímulos diversos¨ concluye Fink.

Y para los que esperaban a los hombres reales, ya salió el primer Antihéroe, con el plus de ser argentino, nada más ni nada menos que Julio Cortázar lleno de poderes para potenciar la imaginación, mostrar la magia y la fantasía de las pequeñas cosas.

Border ya te lo contó, ahora sólo queda leer historias sin varita ni capa ni espada pero con un mundo real por descubrir. ¡Buen viaje!.

 

Cultura Pop

Más de Cultura Pop

Destello03

Revival ochentoso: El regreso de los fichines… ¡al bar!

Pablo Strozza @pstrozza16 may 2018
fmi tuqui

Ávido de genuflexión, Tuqui se fue al Fondo

Tuqui @TuquiSoy11 may 2018
cobra-kai-3

100% nostalgia: Karate Kid revive en la nueva serie Cobra Kai

Alejandra Casal @alitacasal02 may 2018
television tuqui

Tuqui versus las sangrientas verdades mediatizadas

Tuqui @TuquiSoy27 abr 2018
la flor_1

La flor: cómo se ve una película que dura 14 horas (y se sobrevive para contarlo)

Pablo Strozza @pstrozza26 abr 2018
THE HANDMAID'S TALE -- The drama series, based on the award-winning, best-selling novel by Margaret Atwood, is the story of life in the dystopia of Gilead, a totalitarian society in what was formerly part of the United States. Facing environmental disasters and a plunging birthrate, Gilead is ruled by a fundamentalist regime that treats women as property of the state. As one of the few remaining fertile women, Offred (Elisabeth Moss) is a Handmaid in the Commander’s household, one of the caste of women forced into sexual servitude as a last desperate attempt to repopulate a devastated world. In this terrifying society where one wrong word could end her life, Offred navigates between Commanders, their cruel Wives, domestic Marthas, and her fellow Handmaids – where anyone could be a spy for Gilead – all with one goal: to survive and find the daughter that was taken from her. (Photo by: Take Five/Hulu)

Por qué The Handmaid’s Tale es la serie feminista del momento

Alejandra Casal @alitacasal24 abr 2018
tuqui portada serpiente

Por qué, según Tuqui, somos la serpiente que se come la cola

Tuqui @TuquiSoy06 abr 2018
the-good-place

#TopTen de las mejores series cortas para ver en el bondi

Alejandra Casal @alitacasal03 abr 2018
WhatsApp Image 2018-03-14 at 19.21.19

Hawking por Hawking: 10 definiciones del último genio contemporáneo

Javier Smaldone @mis2centavos14 mar 2018
Group of batteries

Tuqui intenta mirar la realidad desde un lado positivo… y aborta

Tuqui @TuquiSoy09 mar 2018

Compartir con un amigo