Estrenamos nueva sección en #Border dedicada a acompañarte a vos que querés ser mamá y estás en la lucha. 

Todos los años, con la excusa de los #8M escribo en #BorderPeriodismo sobre un tema o conflicto que nos involucra a todas pero que, en general, me está sucediendo a mí.. Una más del ejército de nosotras.

Así es que surgieron posts como No servís para nada: #8M día de la mujer trabajadora, Flaca, éste es mi regalo para tu día o A los 40, por qué parecemos fuertes y somos tan débiles? Y ahora chicas.. a qué no saben por dónde viene la moto?

Por el asunto de mi hijito que nacerá en dos meses (que miedooooo) y pesa -más o menos- un kilo ochocientos y tiene una carita que no me puedo borrar de la cabeza. En la espantosa ecografía 4D lo ví hermoso y me sonreí con maldad indisimulada cuando me pareció que tenía mi nariz y el padre dijo “Yo sabía!! Es igual a vos…” (Vamos nenaaa!)

bebe

Pero sobre la maternidad no les puedo contar mucho. Sólo les digo que tenía un par de libros escritos en mi cabeza sobre lo qué iba a hacer desde el minuto uno en que tenga a ese chiquito en mis brazos, pero en estos 8 meses, ando como en babia, descolocada frente al milagro que me cayó del cielo, apenas pudiendo sobrellevar lo mal que me siento y con la inseguridad de una madre de 16. Espero que se me pase pronto, aunque no se…Todo está por suceder.

El tema de este día de la mujer entonces es otro: el de la búsqueda de mi hijo.

Resulta que cuando les conté sobre cómo había sido el largo camino que resultó en que mi niño probeta se prenda definitivamente en mi vientre en  Mamá que lucha vale por dos, ustedes me empezaron a escribir. Me contaron sus historias, me lloraron en sus cartas virtuales y me hicieron llorar a mí. Me abrazaron con palabras de aliento y buena energía que me movilizaron mucho. En mi sitio y en la Fan Page de Facebook recibí en dos días aproximadamente 500 cartas. Las llamo cartas y no mensajes porque eran largas, minuciosas y comprometidas.

Entre tantos llamados conocí a una periodista que escribió un libro sobre su búsqueda. Más que eso, escribió un libro sobre ella y sobre 10 mujeres más que habían atravesado el dolor de no poder ser madres. Algunas con final feliz…Otras no. El libro está buenísimo y se llama “El deseo más grande del mundo” (Editorial Paidos).

Un día en un bar de Palermo, finalmente nos conocimos. Hablamos dos horas como si fuésemos compañeras del colegio que se reencuentran después de 20 años pero, en realidad, era la primera vez que nos cruzábamos en la vida.

luciana

Luciana Mantero habla suavecito pero dice cosas punzantes y se zambulló en las historias duras sobre las que escribió. Es un poco obse con los detalles así que aporta muchos datos sobre cada historia que teje despacio como un escarpín al crochet.

El encuentro me quedó rebotando en la cabeza hasta que surgió la idea: una sección en BorderPeriodismo exclusivamente dedicada a vos que estás en ese momento en el que no sabes si vas a poder ser madre, si te vas a aguantar otra dosis de hormonas o si vas a soportar el dolor de no haber quedado embarazada. Una vez más. Y van…

Porque al final ¿dónde nos encontramos nosotras? Las mujeres que por lo que fuere no quedamos embarazadas naturalmente cuando nos decidimos a ser mamás. Las que no podemos y luchamos y hablamos con médicos que nos dicen cosas que a veces duelen y a veces no son ciertas y a veces nos curan.

¿Dónde nos juntamos?

¿Quién nos puede decir efectivamente hasta dónde es el alcance de la ley que nos asegura el derecho a la cobertura médica?

¿A quién le preguntamos si es o no cierto lo que me dijeron en la prepaga?

En definitiva, cómo decían en el Chapulín Colorado, y ahora quién podrá defendernos?

Así que amigas, ésta es la idea: que Luciana Mantero sea nuestra Chapulín Colorado. Ella estudió todo lo que responde a estas dudas. Conoce decenas de historias y escribe de manera clara y deliciosa.

Tiene paciencia y quiere leerlas y por eso espera que le cuenten sus historias contactándose con el mail del portal o a podresermadre@gmail.com.

#Border abrió este espacio y Luciana es la persona indicada para desarrollarlo.

Sé que como yo me enganché charlando con ella dos horas de una cuando la conocí, ustedes van a querer leerla y escribirle.

Una mujer más en Border, una de los pocos medios adonde somos más mujeres que chabones (70-30).

Por eso, sumate y compartí esto en tu Facebook o Twitter para que tus amigas también se enganchen y para ayudar a las que recién arrancan con la búsqueda y necesitan saber por dónde avanzar.

Las quiero mucho y les agradezco por leerme, leernos y ser parte de la comunidad de BorderPeriodismo, el portal que arranqué en pijamas y del que hoy hablan los medios importantes.

Les conté que tengo miedo al parto, me dan ánimo?

Muack!