Política y Economía

Maldito abril: calendario del tarifazo de transporte, agua y gas

Maldito abril: calendario del tarifazo de transporte, agua y gas

La llegada de abril no pasará este año desapercibida para el bolsillo: a partir del viernes 1 entrarán en vigencia nuevas tarifas para el transporte y otra suba a los precios de la nafta. Se trata de los dos principales precios que tendrán real impacto ese mes y que son, además,  mucho más generalizados que otros incrementos en los servicios públicos. 

El aumento de 6% de la nafta, que pasará a costar en torno a $ 15,50 el litro de súper implica un valor que medido en dólares, se ubica en el promedio de la región (esto sirve para explicar por qué aun cuando el petróleo baja, la nafta sigue subiendo. En el sector aseguran que, a partir de este nuevo aumento, ya no habrá nuevas subas porque desaparece la necesidad de reacomodamientos, al menos hacia arriba) y regirá para todo el país mientras quela suba del transporte sólo aplica al Área Metropolitana de Buenos Aires. Sin embargo, su alcance será mucho mayor que la suba en la electricidad -que afecta principalmente a los hogares subsidiados de la Ciudad de Buenos Aires- ya que quienes viajen de la provincia a la Ciudad deberán pagar poco en torno al doble (de $ 3,50 a $ 6 pasa el boleto mínimo de colectivo y de $ 2 a $ 5 el de tren). Ambas “actualizaciones” de precios coincidirán con la llegada de las boletas de luz con la nueva tarifa, en promedio 500% más cara que las anteriores. Este combo será, de todos los aumentos que hubo y habrá en el año,  el que más se hará sentir en los bolsillos porque llega antes de que se produzcan los aumentos de sueldos por paritarias. 

El problema es que hay más: también en abril entrará en vigencia una nueva tarifa de agua y se anticipa lo mismo para el gas (de 500% y 150% respectivamente), en ambos casos con gran incidencia, otra vez, en los hogares subsidiados de la Ciudad. Pero lo cierto es que el efecto pleno para los usuarios se sentirá a partir de junio, cuando empiecen a llegar las facturas de estos servicios (que son bimestrales), cuando ya se hayan producido los incrementos salariales, junto con una menor impositiva por Ganancias y la baja del IVA a productos de la canasta para los sectores más vulnerables, en principio también comprendidos en una tarifa social). Es decir que, aun cuando el impacto en la inflación de las subas de agua y gas serán notorias, podrían ser más fácilmente de digerir que los incrementos que ya se están empezando a pagar.

La clave es, lamentablemente, no relajarse demasiado apenas se cobra la mejora en el sueldo porque gastos esenciales que hasta ahora eran anecdóticos pasan a tener mayor peso en el presupuesto familiar. Saber que esto va a ocurrir obliga en muchos casos a sustituir consumos, dejando algunos gastos de lado.

La alta concentración de malas noticias económicas de los últimos meses, relacionadas en su mayoría con aumentos de precios pero también con despidos y empresas con dificultades, obedece a una lógica, en este caso, claramente de shock.

La idea del Gobierno es “descontar” cuanto antes el costo político del largo listado de medidas impopulares y, una vez cerrado el capítulo con los holdouts, empezar a contar cuanto antes sólo buenas noticias que reviertan el mal humor social : proyectos para reactivar el crédito hipotecario, la venta de automóviles, mejoras impositivas, anuncios de inversión, etc.  “No se puede estar despidiendo gente todo el año, tampoco llegar a diciembre y seguir anunciando subas de tarifas. Ahora hay margen para asumir ese costo (político), después es llega la hora de las buenas noticias”, es la consigna bajo la que se ordena el calendario económico oficial. El punto de inflexión, se asegura, será julio. El propio Macri repite que “en el segundo semestre la inflación bajará drásticamente” y aunque en su gabinete económico ya no hablan de “lluvia de dólares”, le ponen la misma fecha a la llegada de inversiones.

Ver comentarios (2)

2 Comments

  1. María Julia Oliván @mjolivan

    María Julia Oliván @mjolivan

    08 abr 2016 at 12:26 am

    gracias por opinar maria!

  2. María Rosa

    31 mar 2016 at 10:53 am

    Interesante articulo. Desearía que los planes del gobierno se cumplan, pero tengo mis dudas. Demasiado viento en contra que viene de lejos puede hacer fracasar sus planes.

    María Rosa

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más de Política y Economía

cumbre radical portada

Cambio radical: aflojarán con el reclamo de cargos si les dan un rol central en el Congreso

Gonzalo Bañez Villar @gonzabanez21 feb 2018
diaz gilligan 2

Díaz Gilligan compró 7,5 hectáreas en Uruguay meses después de vender la empresa con cuenta millonaria en Andorra

Daniel Seifert @SeifertDaniel20 feb 2018
Moyano portada

En la intimidad, Moyano cree que Macri tiene la culpa de todas sus desgracias

Laura Capriata @lcapriata14 feb 2018
Vidal villas portada

El Gobierno lleva entregados más de 63 mil certificados de vivienda en villas, un tercio de ellos en el Conurbano

Emiliano Russo @emilianorusso7705 feb 2018
Télam Buenos Aires 27/05/2015 El intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde durante al acto junto al gobernador bonaerense, Daniel Scioli. Foto: Gustavo Amarelle/Télam/ema

Por qué no hay ex funcionarios de Scioli presos

Esteban Trebucq @trebuquero01 feb 2018
Moyano Macri portada

Qué hay detrás del fuego cruzado con Hugo Moyano

Laura Capriata @lcapriata30 ene 2018
macri nepotismo portada

Nepotismo: el anuncio de Macri forzaría a renunciar a apenas 12 parientes

Daniel Seifert @SeifertDaniel29 ene 2018
gobernadores portada

Los gobernadores buscan “blindarse” y desdoblar las elecciones provinciales para 2019

Laura Capriata @lcapriata24 ene 2018
Triaca portada

Los desmanejos de Triaca (y la revancha del “Caballo” Suárez)

Daniel Seifert @SeifertDaniel18 ene 2018
acuerdo fiscal portada

El pacto fiscal, en stand by por vacaciones y resistencia en las provincias

Border Redacción Remota09 ene 2018

Compartir con un amigo