Un fiscal de Mar del Plata presentó una denuncia, en base a la investigación de #BORDER. También hubo otra denuncia de oficio en Comodoro Py contra el fallecido ex asesor presidencial. Descubrimos otra propiedad adquirida en Estados Unidos. Y hasta un vínculo con el caso Ciccone.

 

Enriquecimiento ilícito, evasión tributaria y lavado de dinero. Esos son los tres delitos que un fiscal marplatense tipifica como en los que habrían incurrido el ex secretario presidencial Daniel Muñoz, recientemente fallecido, su viuda Carolina Pochetti y sus presuntos testaferros Sergio Esteban Todisco -quien admitió públicamente su rol “figurativo” de “prestanombres”- y su esposa María Elizabeth Ortiz Municoy, por el raid de compra de, al menos, siete inmuebles -entre departamentos de lujo, drive trhu comerciales y hasta un minishopping- por más de 40 millones de dólares que se produjo en Miami , la mayoría, durante el año pasado. Aquella investigación completa de #BORDER se puede ver acá.

La semana pasada Juan Manuel Pettigiani, fiscal general ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Mar del Plata, presentó la denuncia ante Mariano Federici, que dirige la Unidad de Información Financiera (UIF), un organismo con capacidad autónoma de investigación, apuntando principalmente al rol del matrimonio Todisco-Ortiz Municoy, que son residentes de aquella ciudad. Su participación en la una red de 14 empresas radicadas en Miami por las que se movieron millones de dólares le resulta al fiscal financiera e impositivamente inexplicable: “La posición tributaria que revelan los informes obtenidos de Todisco y (Ortiz) Municoy resultan imposibles de relacionar con los millonarios movimientos que se habrían efectuado en el extranjero a través de las sociedades mencionadas”, sindica.

Ortiz Municoy, además, es propietaria de una inmobiliaria en Mar del Plata llamada “Ortiz LizMar Propiedades. El dato no resulta menor para el denunciante: “Esta falta de correlación se potencia cuando los agentes inmobiliarios, rubro al que se dedicaría el matrimonio Todisco-Municoy, son sujetos obligados a declarar cualquier operación que observen como sospechosa”, explica en el documento al que accedió #BORDER.

Pasando en limpio: los supuestos testaferros de Muñoz deberían haber denunciado ante la propia UIF que ahora los investiga los movimientos millonarios en los que se vieron involucrados, por ser agentes inmobiliarios.

La denuncia de Pettigiani se basa también en trabajo de investigación de los colegas @halconada, @maiajastre e @iruiz, del diario La Nación, quienes con el trabajo de #PanamaPapers encontraron la piedra fundacional de esta investigación de #BORDER: los papeles que prueban que Muñoz y su viuda Pochetti eran los propietarios en las sombras de una firma radicada en las Islas Vírgenes Británicas, que a la vista era dirigida por Todisco. Y luego también por una prestanombres panameña, Perla Aydeé Puente Resendez, que fue sugestivamente reemplazando a Todisco en la red de empresas creadas en Miami.

La denuncia ante la UIF, completa.

Pettigiani recuerda en su denuncia que Pochetti, la viuda de Muñoz, había sido sindicada por la diputada Mariana Zuvic como la vía por la que se habría canalizado otra maniobra de presunto lavado. Zuvic había denunciado entonces al ex gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta, tío de Pochetti.

La otra denuncia

La investigación de #BORDER también produjo reacción instantánea en los tribunales federales de Comodoro Py. El fiscal Guillermo Marijuan presentó una denuncia de oficio en abril pasado, en la que entre varias medidas de prueba, solicitaba el testimonio del autor de aquella y esta investigación.

La denuncia de Marijuán recaía en Casanello. La derivó.

La denuncia de Marijuán recaía en Casanello. La derivó.

Por sorteo, la causa recayó en el juzgado de Sebastián Casanello, con instrucción del fiscal Federico Delgado. Pero por razones de conectividad entre causas, el juez la derivó a su par Luis Rodríguez, quien había investigado al ex secretario presidencial de Néstor y Cristina Kirchner por enriquecimiento ilícito y por el supuesto traslado de bolsos que había denunciado Miriam Quiroga, otra asesora de Néstor. Rodríguez había desestimado la acusación el año pasado. La nueva denuncia lleva el número 3867/16. Sin embargo, la muerte de Muñoz, el 25 de mayo pasado a causa del cáncer que lo aquejaba, habría dejado esta denuncia en un limbo terminal, por más que su viuda podría ser pasible de investigación.

 

#BONUSTRACK Encontramos otro departamento en Miami y hasta vínculos con el caso Ciccone.

En la primera parte de esta investigación, en #BORDER consignamos que las propiedades adquiridas en Miami por el entorno de Muñoz ascendían a 7. Pero con la asesoría para la búsqueda del colega Andrés Ballesteros, @gilmourde9 del portal Infobae, pudimos dar con las pruebas de una octava propiedad.

Se trata de un departamento -la unidad 1002- en el complejo hiperexclusivo Apogee Beach Condominium, sobre la mítica avenida Ocean Drive de South Florida. El “condo” habría sido adquirido en 2013, a través de una de las firmas de la red creada por el entorno de Muñoz, West Golden Inc. Y en 2015 habría sido transferido, en otra supuesta venta simulada, directamente a Ortiz Municoy, la esposa de Todisco, el “administrador figurativo” del ex secretario K. La unidad se habría adquirido en 900 mil dólares y está valuada actualmente en 1.949.680 dólares, según agentes inmobiliarios de Miami. En el siguiente video pueden disfrutar del complejo.

En las 14 firmas creadas en Miami, Todisco figuró como “agente registrado” de 12 de ellas, antes de la aparición de la panameña Puente Reséndez. Pero hubo en dos que no: se trata de Free Expierience Inc. -con la que se adquirió un drive trhu de 4046 metros cuadrados en la zona de Benson Lakes, en octubre de 2015, por 6.975.000 dólares- y Succesfull Ideas Inc.

En estas dos firmas, en cambio, apareció otra marplatense como agente. Se trataría de Alicia Benítez y su nombre lleva directo a la ruta del caso Ciccone: también habría sido agente de empresas radicadas en Miami a nombre de Jorge Capirone , quien fue jefe del ex vicepresidente Amado Boudou en la empresa recolectora de residuos Ecoplata, compartió negocios con Jose María Núñez Carmona, socio de Boudou e integró el directorio de la empresa Ciccone cuando Alejandro Vandenbroele desembarcó con el sello The Old Fund.

Casos diferentes, sospechas de corrupción y nombres que se repiten.