Actualidad

Terror en Orlando: la peor masacre de la historia de Estados Unidos

Terror en Orlando: la peor masacre de la historia de Estados Unidos

Un boliche gay se transformó en la escena de una masacre. Un hombre mató a 50 personas e hirió gravemente a otras 53 que disfrutaban de la noche. ¿La culpa es del terrorismo, del fácil acceso a las armas o fue la homofobia? Quién provocó la tragedia? 

Por Leila Sucari @LeilaSucari

Iba a ser una fiesta. Hoy se celebraba en Estados Unidos el Orgullo Gay: estaba planeado que las calles de Filadelfia se vistieran de colores, que todos se disfrazaran y se besaran levantando las banderas de la libertad y el amor. Si algo caracteriza a los desfiles del Orgullo es la alegría. El compañerismo y la pasión ganan los espacios públicos. Los amigos, amantes y enamorados se muestran felices de ser quienes son, de poder salir a la calle sin ser discriminados, sin tener que ocultarse luego de tantos años de lucha. Pero esta vez el festejo se transformó en una pesadilla: a la madrugada, un hombre de 29 años entró a Pulse, un boliche gay en el corazón de Orlando, y disparó a mansalva provocando la peor masacre de la historia de EE.UU después de los atentados del 11.S. El resultado: 50 muertos, decenas de heridos y una tristeza que dejó al mundo perplejo.

A las dos de la mañana, Omar Mateen, un hombre afgano de 29 años entró al boliche y estuvo tres horas atrincherado en el local con decenas de rehenes. Tenía un fusil de asalto y una pistola. Antes de asesinar a las 50 personas y herir de gravedad a otros tantos, gritó “Alá es el más grande”. Además llamó al 911 y dijo que juraba obediencia al líder del Estado Islámico, Abú Bakr al Baghadi.

​”Nuestros corazones están destruidos”, dijo el presidente Barack Obama. “No podemos dar detalles, ni sabemos si hay conexiones de esta persona con grupos terroristas. Era alguien lleno de odio”. Mientras, Mir Seddique, el padre del asesino, declaró que “el hecho no tuvo nada que ver con la religión” y que su hijo estaba molesto porque era homofóbico y hacía unos meses había visto a dos hombres besarse en la calle. Sin embargo, Omar Mateen ya había sido investigado por el FBI por posibles vinculaciones a grupos terroristas del Islam y esta tarde el grupo terrorista ISIS asumió la autoría de la matanza. “El ataque armado perpetrado contra un club nocturno de homosexuales en la ciudad de Orlando en el estado estadounidense de Florida fue perpetrado por un combatiente del Estado Islámico”, afirmó un comunicado de la agencia de noticias Amaq, perteneciente a ISIS.

¿Por qué el hombre ingresó al boliche y disparó contra todos? ¿Omar Mateen era un desquiciado homofóbico que tuvo un impulso asesino? ¿O se trató de un ataque premeditado por parte de un representante del terrorismo islámico? Si el ataque contra Charlie Hedbo fue un claro mensaje contra la libertad de expresión, ¿Este es un mensaje contra la libertad y la diversidad sexual ? “Los clubes de gays representan un significativo lugar en la historia de la comunidad LGBT. Fueron usualmente los únicos lugares de reunión seguros y este horrible acto golpea directamente nuestro sentido de seguridad”, dijo Nadine Smith, la directora del grupo Equality Florida Action. 

Es sabido que el Islam persigue y castiga la homosexualidad: en Afganistán, Arabia Saudita, Irán, Mauritania, Pakistán, Sudán, Yemén y algunos estados de Nigeria, se castiga con la pena de muerte. La estigmatización y el rechazo hacia los gays es tan fuerte que, incluso en la actualidad, ha habido casos hombres colgados en plazas públicas como condena por su elección sexual. Para el Islam, la homosexualidad va en contra de la naturaleza humana, es perversa y atenta contra la familia y las buenas costumbres. Ibn al-Qayím, un jurista musulmán considerado sabio, dijo: “Tanto el adulterio como la homosexualidad involucran actos inmorales que van contra de la natural disposición que Dios ha conferido al ser humano. La homosexualidad implica muchos males para el ser humano”. Sin duda ser gay en los países Islámicos es un infierno.

Hoy en la marcha del Orgullo Gay no hubo baile ni purpurina. En vez de festejo, todo fue silencio, lágrimas y un enorme despliegue policial. “Este es el orgullo más triste que podemos celebrar”, dijo Andrew, uno de los organizadores de la movilización. El día de hoy va a ser un homenaje a los muertos en Orlando y una reivindicación total de que queda mucho por hacer, y de que la lucha por la igualdad y contra el odio desgraciadamente es aún muy necesaria”.

Click to add a comment

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Actualidad

Más de Actualidad

Massa Presley

Bizarro: Sergio Massa inspiró su campaña… ¿en Elvis Presley?

Pablo Strozza @pstrozza18 jul 2017
Federer portada

Por qué Roger Federer es un mito como un águila

Fernando Sommantico @ferlegend117 jul 2017
Menem llora

La estrategia de la impunidad: cómo y por qué avanza la candidatura de Carlos Menem

Gonzalo Bañez Villar @gonzabanez29 jun 2017
Castillo tapa

Mancha venenosa: carpetazos políticos para despegarse del escándalo de La Salada

Nicolás Geuna @nicogeuna23 jun 2017
Macri

Odebrecht deja el soterramiento del Sarmiento

María Julia Oliván @mjolivan14 jun 2017
fotodefernandoarechaga

Medios fallutos: en tiempos de #NiUnaMenos, sólo un tercio de mujeres son conductoras

María Julia Oliván @mjolivan07 jun 2017
crèditos

La trampa del dinero a sola firma supera en quejas a la telefonía celular

Natalia Gelós @nataliagelos01 jun 2017
calle (1)

La solidaridad, en una fotogalería que inspira a contagiar la acción

Border Redacción Remota24 may 2017
ungs

Habla la estudiante que denunció por abuso a cuatro militares

Jazmin Bronstein @JazBronstein06 may 2017
portada

#BORDER en Tucumán: Los Vázquez, el pueblo que crece entre un basural y el paco

Gonzalo Bañez Villar @gonzabanez03 may 2017

Compartir con un amigo