Actualidad

Mirtha no está sola: hay entre 500 y 800 edificios sin gas en la Ciudad

Mirtha no está sola: hay entre 500 y 800 edificios sin gas en la Ciudad

Son casos de cortes por supuestas pérdidas o de inmuebles viejos que incumplen normas poco difundidas. Los datos son de la ONG Cruzada Cívica y de una asociación de consorcios. Las obras suelen durar un promedio de 3 meses, como le dijeron a la diva. Sospechosas denuncias anónimas, calvarios para bañarse, la posición de Metrogas y la bronca de Julio Bárbaro.

 

Le pasó a Mirtha Legrand: “Hoy me bañé con agua fría, ¿pueden creerme?”, dijo en su almuerzo del 10 de julio, quejándose por la falta de gas. Le pasó al político Julio Bárbaro, que publicó el 1 de julio en Infobae una nota en la que hizo público su enfado por una situación similar. Seguro le pasó a alguien que conocés también, porque en toda la ciudad de Buenos Aires, según confirman en la Asociación Civil Cruzada Cívica y en la Asociación Civil de Administradores de Consorcios de Propiedad Horizontal, hay entre 500 y 800 edificios que están sin gas ¿El motivo? Metrogas llega a los lugares, inspecciona, y se encuentra con que no se cumplen con los requisitos de seguridad reglamentarios; entonces, corta el suministro y a quienes viven en los edificios les comienza un calvario que dura, como mínimo, unos noventa días sin el servicio.

Mientras algunos se desmayan cuando llega la factura, otros viven otra pesadilla: pasan semanas, hasta meses sin poder usar la cocina, el agua caliente en el baño, sin el calefactor. Por lo general, ocurre en edificios viejos, que fueron construidos con normas de seguridad de otro tiempo. Desde Metrogas dicen que a un edificio la empresa llega sólo si hubo un llamado de aviso. Algún vecino que siente olor a gas y marca el número de la empresa, por ejemplo. “Metrogas va al lugar, hace las pruebas y si encuentra irregularidades, una pérdida, por ejemplo, corta el servicio. Después no interviene hasta que un gasista matriculado se presenta en nombre del cliente y pide una nueva revisión”. Ahí es donde se abre un abismo incierto.

“Con mucha suerte son noventa días sin gas. Conocemos casos de edificios que hace dos años que están sin servicio. Entiendo que la empresa hace lo que corresponde, pero Metrogas no te dice dónde está la pérdida, entonces tenés que buscar por todo el edificio y después hay que poner todo en regla”, dice Adrián Hilarza, de Consorcios de Propiedad Horizontal. También cuenta que, por ejemplo, hay que tener una antesala con puertas que se abren hacia afuera en la sala de medidores. Eso no se pedía décadas atrás y , ahora, empezar por ahí significa unos veinticinco mil pesos que se suman a las ya abultadas expensas. Luego, resta gastar en todo lo que lleve buscar la pérdida y arreglarla. “Para tomar cada decisión hay que hacer reunión de consorcio, y empezar una guerra de intereses entre vecinos, administradores y demás”, agrega Hilarza.

Coinciden en que todo se hizo más estricto desde la explosión en Rosario en 2013, cuando estalló y se derrumbó un edificio por una fuga de gas y donde murieron 22 personas y terminaron heridas unas 66. Entonces se reforzaron los controles y creció el estado de alerta general ante cualquier olor a gas que se sientiese por los pasillos de los edificios o por las casas.

Normas nuevas o pasadas por alto, se volvieron una espada de Damocles, colgando sobre los inmuebles añejados. “Lo que antes hacía un solo supervisor, ahora lo hacen varios y no te dejan pasar nada”, dice Hilarza, que cuenta que esos días sin servicio disponen una rutina similar entre los vecinos: calentadores eléctricos, algunos, a veces, poco precavidas garrafas, aumento de los costos de quienes compran comida hecha, y calefones eléctricos, muchas veces, cuando no se quieren pasear de baño en baño. Por esa razón, hace un tiempo se viralizó la noticia de que Belén Russomanno armó una cuenta en Instagram, #prestametubanio, para contar su epopeya que reinicia cada vez que quiere darse una ducha, durante los de más de cincuenta días sin gas en su casa. Un paseo por diferentes baños prestados para dar cuenta de las peripecias por las que tiene que pasar.

La casa tenía 3 muebles, pero el baño tenía todo. Gracias @florscrimaglia, la potra de Del Campo, David y todas las agencias!

Una foto publicada por Prestame tu baño #no.tengo.gas (@prestametubanio) el


¿Por qué se demora tanto la vuelta del servicio? Desde Metrogas dicen que ellos cortan el servicio y se desentienden hasta que el gasista matriculado pide la visita. Entonces, tienen diez días hábiles para la primera inspección del lugar. “En 72 horas, por lo general, estamos ahí”, afirman. Desde Cruzada Cívica apuntan contra los administradores y los gasistas: “Muchas veces se trata de gasistas que no son matriculados, o de consorcios que deberían estar al tanto de todos estos requisitos pero los desconocen”. “Eso hace que algo que debería poder terminarse en un tiempo determinado, se demore de manera indefinida”, dice Mariano Gendra, el titular de la Asociación. Hilarza dice que muchas veces llega el corte por algún control en la calle que indica pérdida y que entonces se producen faltas de gas por zona, según avancen los controles.

Julio Bárbaro, engripado e indignado.

Julio Bárbaro, engripado e indignado.

También hay rumores de pedidos de coimas y denuncias anónimas truchas, que se conjugarían con un supuesto ímpetu recaudatorio de la empresa a la hora de rehabilitar el servicio. Esas son, al menos, las sospechas que mantiene Bárbaro, quien ya lleva dos meses sin gas. “Estoy engripado y en cama hace dos días por estos chantas”, le dice a #BORDER. “Después de mi nota, me llamaron desde Metrogas para tomar un café. Pero no me pudieron explicar ni convencer de que no parte todo de una denuncia inchequeable, seguramente trucha. Hay un tongo y yo no sé si es idea de la privatizada o avivadas de alguien, pero todo tiene olor a plata”, se descarga, con su estilo y contundencia.

Lo cierto es que hay cientos de hogares fríos. Entre ánimos encendidos, desesperaciones varias y las necesarias medidas de control, la espera para quienes están en sus casas sin un servicio básico se hace larga y fría, como los días de invierno.

Actualidad
Natalia Gelós @nataliagelos

Nací en Cabildo. Me gradué en La Plata. Vivo en Floresta. Soy periodista freelance. Escribí y escribo en varios lados: La Nación, Ñ, Crisis, Anfibia y acá. Ando en bicicleta. Hace un tiempo, escribí un libro: "Antonio Di Benedetto Periodista".

Más de Actualidad

electrodependiente portada

Electrodependientes: apenas el 10% logró tramitar el servicio vital y 6 provincias aún ni adhirieron a la ley nacional

Gonzalo Bañez Villar @gonzabanez22 may 2018
taxi uber portada

Taxis vs Uber: Una historia de espías improvisados, pasajeros infiltrados y denuncias por creciente violencia

Nicolás de la Barrera @NicodelaBarrera21 may 2018
Trata de personas 2

Los verdaderos métodos que utilizan las redes de trata para captar chicas

Agustina Rinaldi @agustirinaldi14 may 2018
familiares

Reclamos, indignación e historias conmovedoras, a 10 meses de la tragedia de Soul Dance

Mauro Fulco @maurofulco25 abr 2018
lazaro portada

Qué declararon Tevez y Heinze sobre los depósitos a los hijos de Lázaro Báez en Suiza

Karina Poritzker @karipori119 abr 2018
colectivos portada

Desde hace más de 3 años que todos los colectivos debían tener cámaras, según normas provinciales vigentes

Esteban Trebucq @trebuquero17 abr 2018
oyarbide portada

Oyarbide y una red de amigos y autos de lujo de su novio, en la mira por enriquecimiento

Karina Poritzker @karipori116 abr 2018
incubadora portada

¿Fetos en incubadoras? Cuán inviable es la polémica “alternativa” para evitar la legalización del aborto

Agustina Rinaldi @agustirinaldi09 abr 2018
dibujo portada

“Vi a mi mamá en esa foto”, dice el dibujante que conmovió a todos con su imagen sobre Malvinas

Mauro Fulco @maurofulco02 abr 2018
socorristas tapa

Socorristas: Cómo son las redes que acompañan a las mujeres que buscan abortar de forma segura

Nicolás de la Barrera @NicodelaBarrera02 abr 2018

Compartir con un amigo