Política y Economía

El “Gobierno de los CEOs” busca regular el lobby

El “Gobierno de los CEOs” busca regular el lobby

El Ministerio del Interior ya está elaborando un proyecto para delimitar la “gestión de intereses”. Hasta ahora sólo existe un registro de audiencias, pero su aplicación es defectuosa. En el país, las empresas hacen hincapié en generar cambios impositivos y en lograr normativas estatales que se adapten a sus necesidades.

 

Es una de las tantas cuentas pendientes de la democracia: regular el trabajo de los gestores de intereses, comúnmente conocidos como lobbistas. Y el Gobierno está decidido a avanzar en la materia, algo que el kirchnerismo intentó pero no logró concretar. Así, “el Gobierno de los CEOs”, como muchos lo denominan, buscará ser el que termine ordenando una actividad que muchos de ellos realizaron estando en la actividad privada.

Macri, en reunión con empresarios en la Quinta de Olivos.

Macri, en reunión con empresarios en la Quinta de Olivos.

En el Ministerio del Interior ya están trabajando en un proyecto de ley de regulación de la gestión de intereses, como les gusta decirle a los funcionarios. Saben que la palabra lobby sigue teniendo en la Argentina una connotación negativa, a pesar de ser una actividad regulada en muchos países del mundo.
En 2004, Néstor Kirchner implementó un registro de audiencias, para que todos los funcionarios completen con las reuniones que mantenían día a día. Sin embargo, el sistema nunca se cumplió a rajatabla y dejó muchos vacíos. En la mayoría de los casos terminó siendo un registro de la agenda de los funcionarios, con audiencias que no son calificadas como lobby. En el caso de Mauricio Macri, por ejemplo, en el mes de julio figura teniendo apenas siete audiencias, y todas con funcionarios de diferentes áreas.

Oscar Aguad, un ejemplo de un registro de audiencias que no funciona como corresponde.

Oscar Aguad, un ejemplo de un registro de audiencias que no funciona como corresponde.

Un caso que demuestra que el registro no funciona correctamente se ve en el Ministerio de Comunicaciones, que conduce Oscar Aguad. En lo que va de los siete meses de gestión apenas tuvo seis audiencias registradas, y apenas una sola con una empresa (la china ZTE). Los propios comunicados del ministerio, en cambio, dan cuenta de más reuniones con empresarios de los medios de comunicación y las telecomunicaciones, algo inevitable en su labor. El programa para vender celulares con tecnología 4G a un precio accesible y en 12 cuotas se armó dialogando con las firmas del sector, algo que con un adecuado sistema de gestión de intereses debería estar registrado.
Como contrapartida, fuentes del Gobierno destacan lo hecho en el Ministerio de Educación desde la gestión pasada. Según describen, hay un funcionario encargado de recibir y tomar los datos de todos aquellos que se presentan para tener una reunión con el ministro u otros funcionarios de menor cargo.

Adrián Pérez y Marina Carbajal, funcionarios encargados del proyecto.

Adrián Pérez y Marina Carbajal, funcionarios encargados del proyecto.

En los últimos 20 años existieron decenas de proyectos legislativos para regular el lobby, pero nunca prosperaron. El secretario de Asuntos Políticos, Adrián Pérez, es el funcionario encargado de avanzar en un nuevo proyecto, en coordinación con la subsecretaria de Reforma Institucional y Fortalecimiento de la Democracia, Marina Carbajal. Desde esa área ya presentaron los proyectos de Reforma Política y de Acceso a la Información Pública, y para el segundo semestre pretenden lanzar el de Gestión de Intereses y otro de Financiamiento Partidario.
Uno de los modelos a seguir es el chileno, donde ya hay en funcionamiento una ley de gestión de intereses. También en Estados Unidos hay una larga tradición en la regulación del lobby. Uno de los puntos principales es la identificación de los lobbistas, por eso hay proyectos que incluso establecen la creación de un registro de “gestores”. Ese punto, no obstante, todavía no está definido en las entrañas del poder.

En la Argentina son cada vez más las empresas que recurren a los lobbistas, generalmente bajo el cargo de gerentes de asuntos públicos y corporativos. Según un relevamiento de IDEA entre las principales 114 firmas del país, que publicó La Nación, en 2014 el 44% de las empresas aseguraba haber aumentado el presupuesto para el área. Sus trabajos no son sólo para gestionar sus intereses con el Poder Ejecutivo, sino también con el Legislativo, y los gobiernos provinciales y municipales. Para el 80% de las empresas, la principal preocupación son los cambios impositivos, y para el 79% el exceso o la falta de regulación estatal.
Pero no sólo las empresas son las que se dedican a hacer lobby, sino también diversas instituciones de la sociedad civil u organizaciones no gubernamentales buscan generar influencias en las decisiones que se toman en el poder político.image

Click to add a comment

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más de Política y Economía

acuerdo fiscal portada

El pacto fiscal, en stand by por vacaciones y resistencia en las provincias

Border Redacción Remota09 ene 2018
Maria-eugenia-vidal-pinamar-03012018-4

El plan “hormiguita” de Vidal para recorrer la provincia en 2018

Laura Capriata @lcapriata04 ene 2018
dietrich portada

Cómo fue el coaching que el Gobierno le hizo a Dietrich para anunciar el aumento en los boletos

Emiliano Russo @emilianorusso7703 ene 2018
macri portada bienes

El Gobierno vendió 25 inmuebles del Estado por 364 millones de dólares, desde que asumió

Emiliano Russo @emilianorusso7702 ene 2018
cristina senado portada

Luz y trastienda del día que Cristina volvió a su trinchera en el Senado

Laura Capriata @lcapriata27 dic 2017
Cristobal portada

La plata que la Anses dejó de recibir por Cristóbal López alcanzaba para pagar el bono a jubilados  

Laura Capriata @lcapriata20 dic 2017
rossi portada

La oposición dilató 5 horas el debate previsional: 36 cuestiones de privilegio y 8 mociones de suspensión

Border Redacción Remota18 dic 2017
CFK jura portada

En medio de extraordinarias caldeadas, el PJ cajonea el pedido de desafuero a CFK hasta marzo

Laura Capriata @lcapriata14 dic 2017
Bonadio y CFK

En la Cámara dudan de la figura de traición a la Patria que Bonadio le endilgó a CFK

Karina Poritzker @karipori111 dic 2017
macrig20

Ajuste de la política: mientras los ministros se pelean a ver quién se achica, la Unidad G20 no para de crecer

Emiliano Russo @emilianorusso7708 dic 2017

Compartir con un amigo