Cultura Pop

Clubes de lectura 2.0: a quiénes seguir

Clubes de lectura 2.0: a quiénes seguir

Podcasts que sugieren libros cada semana o en los que autores recitan sus textos. Programas online de literatura. Comunidades de bookstagramers y booktubers. La era digital al servicio del arte imprescindible de leer. Los recomendados de #BORDER.

 

La sana costumbre de la lectura inculcada por nuestros padres y maestros, más específicamente la de los clubes de lectura, está teniendo hoy un upgrade. Bienvenidos al club de lectura 2.0, en los que esta tradición se renueva y reinterpreta en diversos medios y formatos: podcasts que asignan un libro por semana para leer y comentar o donde autores recitan textos seleccionados, programas de radio y TV especializados en la materia, comunidades en la web como los bookstagramers y los booktubers quienes incitan a leer. La idea ya no es sólo disfrutar de un libro, sino hacerlo en grupo y compartirlo a través de la web.

Gracias a la tecnología y un creciente interés por la lectura que se remonta tanto a un momento cultural (basta ver la cantidad de eventos y ferias, el crecimiento del circuito de publicación independiente, etc) como idiosincrásico (sí, aunque no lo creas los argentinos tenemos el récord mundial por cantidad de librerías), la lectura como fenómeno cada vez más socializado crece y gana adeptos.

La web, una nueva aliada de la lectura

kindleUn lugar común en el imaginario suele ser que lo digital ha degradado la experiencia de la lectura. Sin embargo, en los últimos años y desde al ámbito educativo se ha revertido y hasta alimentado la noción de que los nuevos dispositivos como el e-book colaboran con el hecho de que los chicos se acerquen a la lectura. Estudios recientes del National Literacy Trust (UK) demuestran en qué medida tanto varones como chicas se inclinan por leer en dispositivos tech en vez de en papel, en parte porque se les hace menos aburrido y más interactivo, y también porque les parece más cool ser vistos con un kindle.

Maxi

Maximiliano Pizzicotti, de 16 años. Muy popular bookstagrammer desde @thxboywthebooks

De la mano de una naturalización en el uso de dispositivos y apps para leer, las nuevas generaciones están encontrando en las redes sociales como Instagram y plataformas como You Tube un espacio para compartir impresiones, recomendar o criticar títulos y generar comunidades on y offline. Así, los tradicionales bloggers han dado paso a las nuevas camadas de críticos amateur en forma de youtubers, booktubers y los más recientes bookstagrammers, que no sólo copan los canales digitales, también los presenciales con apariciones estelares en sitios como la Feria del Libro. Baste como evidencia que tanto el año pasado como éste ha habido encuentros especialmente dedicados a estas tribus, y que en el 2016 se realizó el primer encuentro de bookstagrammers del cual participó Maximiliano Pizzicotti (@thxboywthebooks) que con 16 años es uno de los más populares.

Si bien las reseñas elaboradas y con un poco más de estructura siguen siendo territorio de los blogs, el tono descontracturado e informal de canales como YouTube hace que los llamados nativos digitales se sientan más identificados. Por su parte, los bookstagramers utilizan la plataforma para recomendar, debatir y organizar lecturas colectivas como cualquier otro club, pero la diferencia radica en que han sabido explotar el poder de las imágenes como elemento diferenciador y aspiracional. En algunos casos se emplean tomas fotográficas simples, pero en otros, las puestas pueden llegar a ser complejas y de gran impacto visual: poses con los libros que están leyendo, naturalezas muertas, ediciones limitadas, vistas de sus bibliotecas ordenadas por criterio cromático o estético son algunos ejemplos. La imaginación es el límite, dicen.

nene kindleEntre algunas de las variables culturales que sustentan el surgimiento de los bookstagramers y cía, es posible pensar en al menos tres cuestiones: por un lado la más obvia, las nuevas dinámicas tecnológicas que permiten no sólo una mayor accesibilidad y distribución de los contenidos sino una identificación por parte de los lectores; por otro, cierto desgaste natural del rol del crítico especializado en contraposición con el alza de un consumidor que “devora” productos a gran velocidad, se informa, opina y produce contenidos (de ahí el término prosumer). Finalmente con el trasfondo del fenómeno del YA (Young Adult Fiction) y de la mano de sagas exitosas, en la última década se ha generado un crecimiento en el sector editorial apuntado a los más jóvenes, quiénes irrumpen con sus códigos y necesidades. Este nuevo paradigma de lectores más activosha hecho que los propios sellos le presten cada vez mayor atención a sus gustos y opiniones.

 

Medios tradicionalesy otros que no tanto

Pero la literatura y el hábito de compartirla no pasa sólo por los nuevos canales digitales, también medio tradicionales como la TV o la radio le han estado dedicando paulatinamente más espacio. Un ejemplo de esto es el programa Libroteca conducido por Eugenia Zicavo que se emite por TV Pública pero que ha repercutido muy bien en las redes. Lo cierto es que a la hora de difundir y socializar la lectura, formatos alternativos e incipientes como los podcasts también están dejando su marca.

Artusi y Zicavo.

Artusi y Zicavo.

En simultáneo con su papel como conductora relevista y radial Zicavo estrenó este año junto con el más mediático Nicolás Artusi el podcast Señaladores, en la plataforma Posta.fm. Pensado justamente como un club de lectura online en donde se asignan libros para leer todas las semanas que luego se analizan en vivo, funcionó muy bien en la plataforma y ya se está pensando en una segunda temporada. Esto quizás se deba al formato de podcast, el cual permite escuchar los programas en cualquier momento y acorde al estado de ánimo o disponibilidad del oyente. Asimismo, el debate encuentra una continuidad en las redes sociales como Facebook, y ahora en lo presencial, ya que al final del ciclo ambos conductores se presentaron en el Café Cortázar para conocer a los escuchas y hablar de sus libros de cabecera.

podcastOtra iniciativa que incursionó en este formato fue el podcast Recital, un escritor elige un cuento, que bajo la premisa del placer de escuchar una lectura en voz alta proponen que un escritor elija un cuento novedoso o poco conocido de otro autor y lo lea. Además de ser una buena oportunidad para disfrutar de un cuento en casa o en algún viaje con auriculares, también nos interesa la forma en que cada escritor se relaciona, y encara, la lectura en voz alta, explican desde su sitio, dándole entidad a la idea de que se puede conocer más sobre los escritores a través de sus elecciones, y a la vez, de los autores cuyos textos menos conocidos se hacen visibles gracias al programa. En definitiva, “el arte leer en voz alta” llevado a un formato moderno, que no es poca cosa.

Los  bookstagrammers recomendados:

bookstagramarg@bookstagramarg blueeyed@blueeyedbiblio
thebestfriend@thebestfriendabook subway@subwaybookreview
coffee@booksofcoffee beautiful@beautiful.bibliophile
dragones@librosydragones silkreads@silkreads (foto de portada)
locax@locaxlibros headin@headinherbooks
chocolatada@librosychocolatada younga@youngadultbookaddict

 

 

 

Cultura Pop
Laura Marajofsky @lu_watermelon

Analista de cultura y medios, redactora, productora y fotógrafa culinaria. Me gusta contar historias casi tanto como hacer fotos, pero mucho más comer. Escribo para La Nación, Brando, Crisis y La Agenda, entre otros. En mi tiempo libre curo el blog DrinkMe, donde se intersectan coctelería y cultura pop. Vivo en Buenos Aires, pero sueño con Japón.

Más de Cultura Pop

Destello03

Revival ochentoso: El regreso de los fichines… ¡al bar!

Pablo Strozza @pstrozza16 may 2018
fmi tuqui

Ávido de genuflexión, Tuqui se fue al Fondo

Tuqui @TuquiSoy11 may 2018
cobra-kai-3

100% nostalgia: Karate Kid revive en la nueva serie Cobra Kai

Alejandra Casal @alitacasal02 may 2018
television tuqui

Tuqui versus las sangrientas verdades mediatizadas

Tuqui @TuquiSoy27 abr 2018
la flor_1

La flor: cómo se ve una película que dura 14 horas (y se sobrevive para contarlo)

Pablo Strozza @pstrozza26 abr 2018
THE HANDMAID'S TALE -- The drama series, based on the award-winning, best-selling novel by Margaret Atwood, is the story of life in the dystopia of Gilead, a totalitarian society in what was formerly part of the United States. Facing environmental disasters and a plunging birthrate, Gilead is ruled by a fundamentalist regime that treats women as property of the state. As one of the few remaining fertile women, Offred (Elisabeth Moss) is a Handmaid in the Commander’s household, one of the caste of women forced into sexual servitude as a last desperate attempt to repopulate a devastated world. In this terrifying society where one wrong word could end her life, Offred navigates between Commanders, their cruel Wives, domestic Marthas, and her fellow Handmaids – where anyone could be a spy for Gilead – all with one goal: to survive and find the daughter that was taken from her. (Photo by: Take Five/Hulu)

Por qué The Handmaid’s Tale es la serie feminista del momento

Alejandra Casal @alitacasal24 abr 2018
tuqui portada serpiente

Por qué, según Tuqui, somos la serpiente que se come la cola

Tuqui @TuquiSoy06 abr 2018
the-good-place

#TopTen de las mejores series cortas para ver en el bondi

Alejandra Casal @alitacasal03 abr 2018
WhatsApp Image 2018-03-14 at 19.21.19

Hawking por Hawking: 10 definiciones del último genio contemporáneo

Javier Smaldone @mis2centavos14 mar 2018
Group of batteries

Tuqui intenta mirar la realidad desde un lado positivo… y aborta

Tuqui @TuquiSoy09 mar 2018

Compartir con un amigo