Cultura Pop

¿Alta droga? La insólita moda europea de aspirar líneas… ¡de chocolate!

¿Alta droga? La insólita moda europea de aspirar líneas… ¡de chocolate!

De Amsterdam a Brujas, pasando por Berlín, bares y fiestas ofrecen consumir chocolate como si fuera cocaína. La fiesta de los Rolling Stones que tuvo los saques de cacao como postre. Una práctica por siglos en desuso que volvió con revival estilo rock.  Qué es el “chocolate shooter” y qué riesgos trae para la salud.

 

Por estos días, en el barrio rojo de Amsterdam hay algo que llama la atención más aún que las chicas de las vidrieras: la gente esnifando líneas de chocolate en los bares. La escena, que comenzó como una excentricidad, ya no lo es tanto y se terminó convirtiendo en una de las tendencias del ya casi caduco verano europeo.

Al parecer, todo comenzó en Berlín, en una fiesta llamada Lucid de formato pop up, es decir, de aparición y desaparición, sin dirección fija y rotativa. Lucid ofreció durante el verano  “rituales, beats, workshop, saunas, unidad y…cacao”. No ofreció nada más: ni drogas ni alcohol.

img_9795

Un saque de chocolate.

La noticia hizo eco en ciudades cercanas como Amsterdam y Brujas y en esta última el método adquirió más formalidad.  El belga Dominique Persoone reintrodujo entonces un invento que ideó en 2007 llamado “Chocolate Shooter”, o disparador de chocolate, para su marca “Chocolate Line”, una de las casas de bombones más famosa de Brujas. Pero mientras lo relanzaba, reconoció que el curioso artefacto tampoco había sido del todo una idea original. Según reveló, su gran ocurrencia fue simplemente perfeccionar un método que existía en su país, desde el siglo XIX.

Esta nueva versión fue estrenada en una fiesta privada que los Rolling Stone ofrecieron en el país y fue incluido en el menú a modo de postre.

El “Chocolate Shooter” consiste en dos cucharillas adaptables a la nariz, con una palanca que permite impulsar el cacao hacia lo profundo de las fosas nasales. Un saque que incluye distintos sabores (¿u olores?). Es que el kit cuenta, además, con dos estuches de mezcla de chocolate con jengibre y frambuesas, o con menta. Su precio es de 45 euros y ya se vendieron más de 30 mil unidades.

El shooter.

El shooter.

El cacao puro y ultraliviano, combinado con otros estimulantes como hierbas y frutas en polvo, tendría un efecto energizante que permitiría un mejor desempeño en algo que belgas, alemanes y holandeses aman tanto como el chocolate mismo: la pista de baile.

Por ahora no se registran efectos adversos más allá de los predecibles que tampoco son desestimables: lesiones en los pulmones y en distintos órganos del aparato respiratorio por la inhalación de partículas materiales.

 

Cultura Pop
Denise Murz @DeniseMurz
@@DeniseMurz

De día soy periodista y me apellido Tempone. Me gusta escribir sobre sexo, relaciones y culturas alternativas. Colaboro en Oh La La, Rolling Stone, LaNacion.com y La Agenda. De noche soy Murz. Tengo tres discos electro pop editados online y un show de neo burlesque algo picante. + en ohlamurz.com

Más de Cultura Pop

Graceland frente A.C

#BORDER en Memphis: así es Graceland, la mansión de Elvis Presley

Alejandra Casal @alitacasal11 jun 2018
macri y messi

Del FMI a la Selección, Tuqui desafila la navaja de Occam

Tuqui @TuquiSoy08 jun 2018
operado

Tuqui amaga pero, por ahora, no se muere

Tuqui @TuquiSoy25 may 2018
luis miguel la serie

Bioseries: Del éxito de Luis Miguel a la llegada del Chavo y Maradona

Alejandra Casal @alitacasal25 may 2018
Destello03

Revival ochentoso: El regreso de los fichines… ¡al bar!

Pablo Strozza @pstrozza16 may 2018
fmi tuqui

Ávido de genuflexión, Tuqui se fue al Fondo

Tuqui @TuquiSoy11 may 2018
cobra-kai-3

100% nostalgia: Karate Kid revive en la nueva serie Cobra Kai

Alejandra Casal @alitacasal02 may 2018
television tuqui

Tuqui versus las sangrientas verdades mediatizadas

Tuqui @TuquiSoy27 abr 2018
la flor_1

La flor: cómo se ve una película que dura 14 horas (y se sobrevive para contarlo)

Pablo Strozza @pstrozza26 abr 2018
THE HANDMAID'S TALE -- The drama series, based on the award-winning, best-selling novel by Margaret Atwood, is the story of life in the dystopia of Gilead, a totalitarian society in what was formerly part of the United States. Facing environmental disasters and a plunging birthrate, Gilead is ruled by a fundamentalist regime that treats women as property of the state. As one of the few remaining fertile women, Offred (Elisabeth Moss) is a Handmaid in the Commander’s household, one of the caste of women forced into sexual servitude as a last desperate attempt to repopulate a devastated world. In this terrifying society where one wrong word could end her life, Offred navigates between Commanders, their cruel Wives, domestic Marthas, and her fellow Handmaids – where anyone could be a spy for Gilead – all with one goal: to survive and find the daughter that was taken from her. (Photo by: Take Five/Hulu)

Por qué The Handmaid’s Tale es la serie feminista del momento

Alejandra Casal @alitacasal24 abr 2018

Compartir con un amigo