Cultura Pop

¿Alta droga? La insólita moda europea de aspirar líneas… ¡de chocolate!

¿Alta droga? La insólita moda europea de aspirar líneas… ¡de chocolate!

De Amsterdam a Brujas, pasando por Berlín, bares y fiestas ofrecen consumir chocolate como si fuera cocaína. La fiesta de los Rolling Stones que tuvo los saques de cacao como postre. Una práctica por siglos en desuso que volvió con revival estilo rock.  Qué es el “chocolate shooter” y qué riesgos trae para la salud.

 

Por estos días, en el barrio rojo de Amsterdam hay algo que llama la atención más aún que las chicas de las vidrieras: la gente esnifando líneas de chocolate en los bares. La escena, que comenzó como una excentricidad, ya no lo es tanto y se terminó convirtiendo en una de las tendencias del ya casi caduco verano europeo.

Al parecer, todo comenzó en Berlín, en una fiesta llamada Lucid de formato pop up, es decir, de aparición y desaparición, sin dirección fija y rotativa. Lucid ofreció durante el verano  “rituales, beats, workshop, saunas, unidad y…cacao”. No ofreció nada más: ni drogas ni alcohol.

img_9795

Un saque de chocolate.

La noticia hizo eco en ciudades cercanas como Amsterdam y Brujas y en esta última el método adquirió más formalidad.  El belga Dominique Persoone reintrodujo entonces un invento que ideó en 2007 llamado “Chocolate Shooter”, o disparador de chocolate, para su marca “Chocolate Line”, una de las casas de bombones más famosa de Brujas. Pero mientras lo relanzaba, reconoció que el curioso artefacto tampoco había sido del todo una idea original. Según reveló, su gran ocurrencia fue simplemente perfeccionar un método que existía en su país, desde el siglo XIX.

Esta nueva versión fue estrenada en una fiesta privada que los Rolling Stone ofrecieron en el país y fue incluido en el menú a modo de postre.

El “Chocolate Shooter” consiste en dos cucharillas adaptables a la nariz, con una palanca que permite impulsar el cacao hacia lo profundo de las fosas nasales. Un saque que incluye distintos sabores (¿u olores?). Es que el kit cuenta, además, con dos estuches de mezcla de chocolate con jengibre y frambuesas, o con menta. Su precio es de 45 euros y ya se vendieron más de 30 mil unidades.

El shooter.

El shooter.

El cacao puro y ultraliviano, combinado con otros estimulantes como hierbas y frutas en polvo, tendría un efecto energizante que permitiría un mejor desempeño en algo que belgas, alemanes y holandeses aman tanto como el chocolate mismo: la pista de baile.

Por ahora no se registran efectos adversos más allá de los predecibles que tampoco son desestimables: lesiones en los pulmones y en distintos órganos del aparato respiratorio por la inhalación de partículas materiales.

 

Ver comentarios (1)

1 Comentario

  1. carlos

    14 sep 2016 at 11:57 pm

    lo unico que logro esta nota es antojarme de ir al tortoni a tomar un chocolate con churros

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Cultura Pop
Denise Murz @DeniseMurz
@@DeniseMurz

De día soy periodista y me apellido Tempone. Me gusta escribir sobre sexo, relaciones y culturas alternativas. Colaboro en Oh La La, Rolling Stone, LaNacion.com y La Agenda. De noche soy Murz. Tengo tres discos electro pop editados online y un show de neo burlesque algo picante. + en ohlamurz.com

Más de Cultura Pop

libros-en-playa

Top5: los mejores libros del 2016 para ponerse al día en la playa

Pablo Strozza @pstrozza05 ene 2017
melingooo

#Top2016: Los mejores 5 discos de rock argentino del año que se va

Pablo Strozza @pstrozza29 dic 2016
Lisa y Lena en Musical.ly

¡Fuera, adultos! Conocé la red social (y musical) que aman los más chicos

Natalia Gelós29 dic 2016
img_0024

Navidad animada: llega Trollhunters

Alejandra Casal @alitacasal23 dic 2016
A los alemanes les gusta darse un chapuzón de agua fría.

Elige tu propia forma de festejar la Navidad

Natalia Gelós21 dic 2016
Got season 6

Anuario seriéfilo: las 5 mejores series del año (que si no viste, ¡es hora!)

Alejandra Casal @alitacasal13 dic 2016
brian-eno-portada

Brian Eno: la luz y el sonido de un “no músico” en Buenos Aires

Pablo Strozza @pstrozza01 dic 2016
unnamed-4

La leyenda de Gerald Bostock, amparo para los jóvenes duros en tiempos de dictadura

Fernando Sommantico @ferlegend125 nov 2016
james-charles-portada

El fabuloso -y redituable- boom de los chicos que enseñan a maquillarse en la web

Laura Marajofsky @lu_watermelon23 nov 2016
GILMORE GIRLS

“Gilmore Girls: Un nuevo año”, el cierre extra large y más esperado (¡9 años después!)

Alejandra Casal @alitacasal23 nov 2016

Send this to friend