Actualidad

Hay 56 mil chicos menos en las primarias públicas bonaerenses que hace diez años

Hay 56 mil chicos menos en las primarias públicas bonaerenses que hace diez años

El número significa un 4,93% menos de alumnos entre 2006 y 2016, según datos oficiales. Por el contrario, también en el nivel primario, en ese mismo período las escuelas privadas sumaron 100.139 matrículas. En términos generales, la cantidad de estudiantes inscriptos en la educación estatal prácticamente no creció, mientras que en la paga lo hizo en torno al 20%.

 

Conflicto docente por el aumento salarial. Paro y huelga. Aulas vacías y alumnos en sus casas. Una secuencia que se repite en cada inicio de ciclo lectivo y hace que, como consecuencia, los chicos de  las escuelas públicas tengan una considerable cantidad de clases menos que los de los colegios privados. Este año en la Provincia de Buenos Aires, hasta el momento, entre paros nacionales y bonaerenses, de 27 días de clase sólo hubo 16. El desenlace: las matriculaciones en las escuelas de gestión estatal son cada vez menos, mientras que la elección por una educación paga aumenta. Una verdad repetida y presupuesta que nunca se había visto en números concretos, como te contamos ahora en #BORDER.

La gobernadora Vidal y el ex Scioli. Tendencias a la baja.

La gobernadora Vidal y el ex Scioli. Tendencias a la baja.

Los datos son oficiales y así lo demuestran. En el distrito gobernado actualmente por María Eugenia Vidal -y durante ocho años, por Daniel Scioli-, por primera vez se prueba una baja real en matriculaciones y se da en el nivel primario.  En 2006, había 1.141.120 alumnos matriculados en las escuelas primarias públicas bonaerenses. Diez años más tarde, con datos de 2016, el número descendió a 1.084.832. Esto significa que 56.288 chicos abandonaron las escuelas primarias estatales. Más grave es la estadística si se la compara con la del alumnado privado, donde, en ese mismo período, hubo un aumento de 100.139 estudiantes. Un crecimiento de inscriptos del 18,80% en la gestión paga, contra una pérdida de 4,93% en la pública.

Estos números oficiales del Ministerio de Educación de la Provincia de Buenos Aires y recopilados por #BORDER, marcan a las claras un quiebre histórico en las tendencias y revela la consecuencia real de la crisis educativa. Los datos se suman a los malos resultados de las Pruebas Aprender 2016, anunciados por el presidente Mauricio Macri a mediados de marzo. Allí, por ejemplo, se reveló que 7 de cada 10 alumnos de quinto y sexto año no pueden resolver problemas matemáticos sencillos. Además, en muchos casos, el relevamiento arrojó que las cifras de las escuelas públicas eran peores que las de las privadas.

“Uno de los motivos por el cual los colegios públicos obtienen menores niveles de calidad es porque, en su mayoría, van los chicos de los niveles socioeconómico más vulnerables y los resultados que obtienen en la escuela tiene que ver más con el capital social de la familia”, explicó para este artículo Claudia Romero, directora del área de Educación en la Universidad Torcuato Di Tella. Además, agregó que, tanto esa variable como la “posibilidad de tener edificios dignos, jornadas completas y menor ausentismo docente, hacen que las familias que tienen la posibilidad económica elijan pagar una educación privada “para solucionar sus problemas” en ese sector.

Si bien en la educación estatal el nivel primario es el que más alumnos ha perdido, y el único que muestra una caída en la matrícula en la comparación entre 2006 y 2016, el secundario público ha crecido pero a un ritmo mucho menor a lo que lo hizo el sector privado.  

En ese período, se sumaron a los secundarios estatales bonaerenses un 4,06% de matrículas (de 799.477 alumnos en 2006 a 831.960 en 2016), mientras que los privados tuvieron una curva ampliamente mayor: crecieron 20,58% (de 408.158 a 492.170 estudiantes). Por el contrario, el nivel inicial mantuvo un crecimiento en la cantidad de matrículas casi equitativo entre los dos tipos de gestión. La pública aumentó 17,87%, al tiempo que la privada lo hizo en 20,16%, manteniéndose, igualmente, la tendencia de mayor aumento en la educación paga.

Otra manera de medir el avance o retroceso de la cantidad de inscripciones en la educación estatal es a través de la representación de la matrícula pública en el total de alumnos de todo el sistema. Allí, en línea con los números anteriores, el mayor retroceso se dio en el nivel primario, pero el inicial y el secundario también lo tuvieron.

En la sumatoria de alumnos en todos los niveles –inicial, primaria y secundaria-, en 2006 las escuelas públicas tenían una representación de un 66,14% en el total de las matrículas, mientras que en 2016, el número descendió a 62,44%, casi 4 puntos porcentuales menos. Esos mismos puntos son los que se sumaron a los colegios privados, que pasaron de ocupar un 33,86% a un 37,56%. Esta diferencia no necesariamente significa que los alumnos que se fueron de los colegios estatales hayan emigrado a los privados, porque, tal como aseguraron especialistas consultados, puede haber chicos que directamente abandonaron el colegio, que egresaron más o ingresó una menor cantidad de alumnos, entre otras variables”. Al mismo tiempo, el nivel inicial retrocedió 0,46%, el primario –el mayor- 5,02% y el secundario, 3,37%.

Inicio de clases oficial, en 2016, un año con mejores números.

Inicio de clases oficial, en 2016, un año con mejores números.

Un dato probablemente casual pero tranquilizador para al gobierno de María Eugenia Vidal es que en 2016, su primer año de gestión, la comparación con 2015 arroja que en todos los niveles educativos los inscriptos en las escuelas estatales aumentaron, incluyendo la primaria, que, según los datos de la cartera bonaerense conducida por Alejandro Finocchiaro, había caído en casi todos los años.

¿Cómo es posible revertir esta situación y que las familias y alumnos vuelvan a confiar en la educación pública? #BORDER recurrió a distintos especialistas en la actividad para aproximarse a una respuesta.

“El gran desafío, primero, es llegar al 100% de escolarización, comentó Silvina Gvirtz, actual secretaria de Políticas Educativas de La Matanza. A su modo de ver, “no hay una política que en conjunto vaya a llevar a que se salte del 85% al 100 de escolaridad, pero sí, por ejemplo, hay que seguir mejorando la infraestructura, llevar la secundaria a una jornada completa y hacer un seguimiento más específico de los estudiantes”.

A su turno, Alieto Guadagni, miembro de la Academia Nacional de Educación y director del Centro de Educación en la Universidad de Belgrano, planteó tres puntos centrales para mejorar la situación: “Que la carrera docente sea universitaria, lograr que los mejores estudiantes secundarios sean los maestros de mañana, y que en la administración pública los sueldos docentes sean de los más altos, explicó.

Ver comentarios (1)

1 Comentario

  1. VENTSKYSTTTSKYTS REMES

    15 abr 2017 at 12:21 am

    No veo aùn el comentario esclarecido de Carlo para abordar esta problematica.
    Es inùtil aquì la mano blanda, el garantismo, el abolicionismo zaffaronista.
    Propongo aplicar el protocolo antipiquete, rociar las villas con gas pimienta y llevar a palazos a la escuela a todos los negritos desertores.
    Por supuesto que los docentes son parte del problema, con su interminable avidez salarial, su ambición por lo material, por el vil metal, en lugar de consagrarse a su vocación sin cobrar un solo centavo.
    Asì que pensè en ello tambièn:
    Una purga masiva de esos ñoquis y reemplazó por los 60.000 voluntarios que se anotaron por facebook.
    Sin dudas eso será el punto de partida del cambeo para la educazion.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Actualidad
Gonzalo Bañez Villar @gonzabanez

Periodista las 24 horas del día. Escribí sobre política en Clarín y la revista Noticias y fui productor en Radio Nacional y en TyC Sports. Antes de todo eso, con los primeros pasos, hubo horas de micrófono en Radio Palermo y tinta derramada en diarios barriales. Futbolero, pero, sobre todo, tripero. Ah! Soy un incipiente fotógrafo.

Más de Actualidad

calle (1)

La solidaridad, en una fotogalería que inspira a contagiar la acción

Border Redacción Remota24 may 2017
ungs

Habla la estudiante que denunció por abuso a cuatro militares

Jazmin Bronstein @JazBronstein06 may 2017
portada

#BORDER en Tucumán: Los Vázquez, el pueblo que crece entre un basural y el paco

Gonzalo Bañez Villar @gonzabanez03 may 2017
violencia futbol portada

Las muertes entre hinchas del mismo equipo de fútbol se duplicaron desde el 2000

Juan Agustín de Stefani @JuanDeStefani2221 abr 2017
micaela portada

Femicidios en el mundo: ¿cómo evitar un nuevo caso Micaela?

Juan Agustín de Stefani @JuanDeStefani2211 abr 2017
640px-Clonazepam_Pills

La Argentina empastillada: uso (¿y abuso?) de psicofármacos

Natalia Gelós @nataliagelos07 abr 2017
nini portada

Madres adolescentes, el eslabón más vulnerable entre los Ni-Ni

Border Redacción Remota04 abr 2017
tóxicos

Mundo tóxico: cuando los productos de la vida cotidiana son un peligro

Laura Marajofsky @lu_watermelon31 mar 2017
buscado

A 41 años del golpe militar: todavía hay 42 represores prófugos de la Justicia

Jazmin Bronstein @JazBronstein24 mar 2017
gun-171309_1280

“Maldita policía (de civil)”: qué hacer con la violencia sin uniforme

Natalia Gelós @nataliagelos17 mar 2017

Compartir con un amigo