Cultura Pop

Tuqui saluda a los buenos -y eternos- muchachos de la CGT

Tuqui saluda a los buenos -y eternos- muchachos de la CGT
Tuqui @TuquiSoy

¿Viste cuando vienen todas las figuritas repetidas y cuando llenás el álbum te das cuenta de que te robaron la pelota? Bueno, así es el sindicalismo argento, la mejor fábrica de sillas atornilladas del mundo. Nuestro columnista de humor político le cuenta los años a los capos de los gremios y también las costillas. Las de ellos y, por las dudas, las propias.

 

Para quienes vivimos la segunda mitad del siglo XX la vida ha estado cruzada por las artes audiovisuales, siempre distintas, y la aparición en los medios de las caras de sindicalistas, siempre iguales.

En 1963 veíamos la tele en blanco y negro. Daban Rumbo a lo Desconocido en su versión original y el recordado Dr. Arturo Illía ganaba las elecciones (la proscripción del peronismo contribuyó no poco). Se iniciaba un proceso interrumpido por el golpe militar de Onganía tres años después (el peronismo contribuyó no poco, con Perón denunciando corrupción desde su escondite ibérico).

En ese mismo año —1963— un joven Ramón Baldassini asumía al frente de la Federación de Obreros y Empleados de Correos y Telecomunicaciones (FOECYT), dispuesto a defender a los trabajadores de ese sindicato hasta las últimas consecuencias. Al parecer la consecuencia más última de todas se produjo en mayo de este año, cuando con una agilidad sorprendente para sus 84 años Baldassini saltó sobre el mostrador y pasó a integrar el directorio del Correo Argentino. Los rumores de que debió discutir consigo mismo cuando llegó a la mitad del garrochazo no deben ser atendidos. Sería lindo comparar una foto de la casa de don Ramón con la de la casa de cualquier trabajador del correo.

En 1983 se estrenaron, entre otras películas, El Regreso del Jedi y Scarface. Volvió el gobierno representativo, a través del voto, encabezado por Raúl Alfonsín. Por entonces un joven Omar Viviani asumía como titular del sindicato de peones de taxis. Desde ese puesto de lucha alentó la defensa de los trabajadores a su cargo, y a dar vuelta los autos de quienes no acataran sus decisiones. Volantazos comprensibles que invitan a comparar la casa de Viviani con la de cualquier peón de taxi.

Barrionuevo1985 fue para el cine el año de Volver al Futuro y para Luis Barrionuevo, famoso por quemar urnas en Catamarca, por sus negociados y por su frase “tenemos que dejar de robar dos años”, el año de Volver al Sindicato de Gastronómicos, del que ya se había apoderado en 1975, durando poco porque en aquel entonces había jueces. Ahí anda todavía, negociando con quien pinte y representándose a sí mismo más de tres décadas después. Resulta interesante comparar la casa de Barrionuevo con la de cualquier cocinero de restorán.

Rodolfo DaerTambién en 1985 Rodolfo Daer se sentó en la silla de Alimentación y… bueno, ahí sigue, alimentándose y enfrentando a la patronal mediante miradas severas. En cuanto a la comparación de domicilios, Daer —al igual que todos los sindicalistas mencionados— posee un patrimonio que excede en mucho al de cualquier trabajador.

Verga Hnos., empresa de transportes, supo tener un chofer llamado Hugo Moyano, que con apenas 18 añitos se las ingenió para dejar de ser un conductor común y convertirse en delegado gremial de la Verga. Recorrió un largo y sinuoso camino (por esas cosas de evitar el trabajo efectivo) hasta convertirse en Secretario General Adjunto de los camioneros en 1984 (año de estreno de una película homónima basada en libro de Orwell) y Secretario General sin Adjetivos en 1987. Si no queremos comparar la casa de Hugo (parte de una montaña de bienes y billetes que no sabemos de dónde salieron) con la del camionero promedio es porque algunas obscenidades todavía resultan vergonzosas. Moyano tiene un hijo combativo y un hijo político pero, lamentablemente, para un contraste cinematográfico tendríamos que remontarnos a 1972.

corleone moyano

De 1990 son El Joven Manos de Tijera, Danza con Lobos y Pequeños Sinvergüenzas. Como Gerardo Martínez, que habiendo perdido su empleo como buchón de la dictadura en el batallón 601 debió esforzarse para llegar ese año a Secretario General de la Unión de Obreros de la Construcción de la República Argentina. A la UOCRA no se le escapa nada: si usted contrata albañiles no afiliados para una refacción domiciliaria en la ciudad de La Plata, ahí estarán los muchachos del “Pata” Medina exigiendo un pago a usted (¡y a los albañiles!) para permitir la realización de la obra sin que ninguna pieza ósea se vea comprometida.

Son muchos los dirigentes gremiales que llevan (o estuvieron) décadas en sus puestos: Guillermo Pereyra (Petroleros, desde 1984), Carlos West Ocampo (Sanidad, desde 1985), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias, 1986), Armando Cavalieri (Comercio, 1986), el recientemente fallecido “Momo” Venegas (UATRE), Omar Maturano (La Fraternidad), Andrés Rodríguez (UPCN), Julio Piumato (Judiciales), Amadeo Genta (SUTECBA) y la lista sigue. Más de 20 años atornillados a la silla, declamando en los actos, apropiándose del 1° de Mayo como si fuese de ellos y no de los mártires de Chicago (anarquistas), prometiendo lo que sea necesario a los laburantes y, casi siempre, negociando por abajo con el poder político y económico. Ninguno explica cómo es que a los afiliados les va cada vez peor mientras que a ellos les va cada vez mejor.

Santa MaríaPor supuesto, son cargos que exigen sacrificios y tienen compensaciones. Por ejemplo, el portero Víctor Santa María reparte su tiempo entre vigilar que la puerta de calle esté bien cerrada y la administración de su grupo de medios Octubre, que incluye radios, revistas y diarios como Página/12.

Claro que si usted es trabajador de uno de esos sindicatos nadie le prohíbe presentar una lista alternativa. Pruebe en la UOCRA o en Camioneros, a ver cómo le va. Pero, por las dudas, asegúrese de tener al día la Obra Social. Y el seguro de vida.

Tuqui

Cultura Pop
Tuqui @TuquiSoy
@TuquiSoy

Casi actor, casi músico, casi periodista, casi escritor, casi humorista, casi anarquista, casi ateo. Hago de todo, pero nada bien. La evidencia cambia mi opinión.

Más de Cultura Pop

Big-Bang-Theory

El fin de la era geek: Arranca la última temporada de The Big Bang Theory

Candela Martín @candimartin_08 oct 2018
POSE 1

Ryan Murphy: El rey de la TV queer estrena la serie más trans de la historia

Candela Martín @candimartin_05 oct 2018
portada

La belleza real no está en la balanza

María Julia Oliván @mjolivan29 sep 2018
dady brieva tuqui

Nos gusta hablar de poliamor pero somos adictos al poliodio

Tuqui @TuquiSoy28 sep 2018
sisters australia 2

Del otro lado del mundo: El estreno de Sisters y otras 4 series imperdibles de Australia

Candela Martín @candimartin_21 sep 2018
LA CASA DE LAS FLORES

¡Viva México, cabrones! Las 6 series aztecas que generan adicción

Candela Martín @candimartin_06 sep 2018
brancatelli tuqui

La fábrica de teorías conspirativas a la carta de Tuqui

Tuqui @TuquiSoy31 ago 2018
comodoro netflix

Comodoro Netflix: Las 4 series judiciales que no tenés que cajonear

Candela Martín @candimartin_23 ago 2018
cristina bolsos tuqui

Qué dirán los bolsos, según Tuqui

Tuqui @TuquiSoy17 ago 2018
House Of Cards Season 6

¿Querés ficción? Las mejores series sobre corrupción política

Alejandra Casal @alitacasal17 ago 2018

Compartir con un amigo