Política y Economía

Mientras Cristina pide unidad, Pichetto arma reuniones por un peronismo sin Ella

Mientras Cristina pide unidad, Pichetto arma reuniones por un peronismo sin Ella

Se aceleraron los tiempos y la rosca es constante en el despacho de Pichetto en el Senado. Los gobernadores y todos los ex kirchneristas destratados por ella no darán marcha atrás. Bloque fuerte en el Senado e interbloque con Massa en Diputados ¿Se acabó el sueño de Cristina eterna?



La oficina de Miguel Ángel Pichetto en el Senado está por estos días más plagada de compañeros peronistas que la mismísima sede del Vaticano, donde el papa Francisco se cansó de recibir adherentes a la causa nacional y popular.

El desfile de peronistas de izquierda, de derecha, del conurbano y del interior se debe a una verdad revelada por el propio Pichetto hace más un mes.

Así como la señora (en referencia a Cristina Kirchner) armó un partido, es esperable que esa fuerza tenga correlato en la vida parlamentaria, con la conformación de un bloque propio, que deberá denominarse Unidad Ciudadana, se despachó en una charla para el Rotary Club, que armó un gran revuelo en el kirchnerismo. Lo mismo había dicho ante el Club Político Argentino.


Esa fue la respuesta de Pichetto -y del cúmulo de caciques del peronismo que él representa- al pedido de la ex Presidenta de unificarse detrás de ella para derrotar a Mauricio Macri. Desde ese momento los tiempos se aceleraron, y el senador organiza en su despacho el futuro del peronismo sin incluir en lo más mínimo a Cristina Kirchner.

Las cuentas, según supo #BORDER de fuentes partidarias, no podrían darle mejor. Todos los días aparecen nuevos interesados en conformar el gran bloque justicialista o por lo menos participar del interbloque que los popes peronistas tienen en mente. Se trataría de un Bloque Justicialista mayoritario en el Senado y que se convertiría en segunda fuerza en Diputados, detrás de Cambiemos, que tampoco tendría mayoría propia.

Abal Medina, parte de la rosca.

Abal Medina, parte de la rosca.

“Hay que reconformar los bloques detrás de las alineaciones nacionales existentes, confirmó a #BORDER el senador Juan Manuel Abal Medina, candidato a diputado en la lista de Cumplir que lidera Florencio Randazzo.

Justamente, el sector que abandonó al kirchnerismo para irse con Randazzo está en este grupo desde el primer día. Igual que el bloque peronista que en Diputados responde al ex funcionario K Diego Bossio. En el Senado el grupo de Pichetto está más identificado con los gobernadores, que a partir del exiguo triunfo kirchnerista en las PASO bonaerenses están cada día más alejados de la ex Presidenta.

Pichetto hace mucho que cree que el peronismo necesita sacar a la ex mandataria del medio para poder reunificarse -los heridos y maltratados del kirchnerismo nunca volverían con ella- y aspirar a volver al poder. Y después de las PASO, las condiciones por primera vez le son favorables.

A nadie escapa que Cristina no fue requerida en esta campaña en ningún lugar del país por los gobernadores para traccionar votos. Incluso todo lo contrario.

En las elecciones celebradas hace pocos días en Corrientes, el candidato a gobernador del peronismo, Carlos “Camau” Espínola, sacó la palabra “kirchnerista” de su vocabulario, prometió “una excelente relación” con Macri si ganaba y llamó a los gobernadores de su partido para sacarse con ellos la foto de campaña. A pesar de todos esos esfuerzos por borrar su pasado de intendente y funcionario K, el cuatro veces medallista olímpico perdió por casi 9 puntos ante Cambiemos.   

“En el Senado me imagino un bloque conformado por senadores ligados a los gobernadores peronistas y líderes provinciales como Pichetto, ‘Camau’ Espínola o el santafecino Omar Perotti, lo puso en palabras Abal Medina, al tanto de cada nuevo acuerdo que cierra el rionegrino, hoy erigido en armador del peronismo nacional.

En el conteo de estos últimos días, Pichetto calcula que unos diez senadores podrían alinearse detrás de Cristina Kirchner, mientras él llevará para su molino algo más del doble.

Pichetto CFK portada

Pichetto y Cristina, en otros tiempos.

En Diputados el tema está más complicado, porque la mayoría de camporistas y ex funcionarios kirchneristas (como Julio De Vido o Axel Kicillof) que seguirán fieles a Cristina, empezaron su mandato en 2015 y les quedan dos años más para dejar la banca. “Ellos van a tener unos 50 diputados y nosotros otro tanto, analizó un peronista que trabaja en ese armado en la Cámara Baja ante #BORDER.

En ese grupo ya computan a 26 nuevos diputados que ingresarían en octubre desde diferentes provincias, se sumaría cerca de una decena del actual bloque justicialista que comanda Bossio, una media docena del actual bloque FPV-PJ, 5 de Unión por Córdoba y 2 del chubutense Mario Das Neves, más el randazzista Eduardo “Bali” Bucca.

Con esos números quedan en los cerca de 50 diputados que predijo Abal Medina. Pero piensan ir más allá. Pichetto es un hombre de altas ambiciones y buena relación con todos los que se fueron del redil peronista, incluido Sergio Massa.

Ninguno lo dirá antes de las elecciones para no espantar votantes independientes, pero hay conversaciones para conformar un interbloque con el Frente Renovador que los dejaría cerca de las 70 bancas y bastaría para sellar (o bloquear) el acuerdo que ellos quieran con el Gobierno, sin necesidad de los votos K.

No podemos estar en un espacio que se oponga a todo como el FIT. Nosotros queremos discutir, poner límites y sacar buenas leyes”, lo graficó alguien muy cercano a Pichetto.

Pero mientras sucede todo esto en paralelo a la campaña, en el kirchnerismo iniciaron un operativo en sentido contrario, que hoy parece destinado al fracaso. “Hay que articular después del 22 de octubre un accionar común de toda la oposición para interpretar lo que el pueblo manifiesta en las urnas”, dijo esta semana el ex ministro y hoy diputado Julio De Vido.

“El tema es cómo se articula toda la oposición para que el pueblo argentino expresado en las urnas vea satisfechas sus necesidades en términos de proyecto político, lo planteó, para no decir directamente que le reclaman a todo el peronismo que se encolumne detrás del que saque más votos, o sea Cristina Kirchner.

En un peronismo que siempre va por todo y que hoy necesita obras y fondos para las provincias que gobierna, el kirchnerismo deberá demostrar que tiene algo más que muchos votos en el conurbano antes de poder sentarse a negociar con sus “compañeros” del partido.

Más de Política y Economía

cristina acciones civiles

Acciones civiles: Por qué el Estado debería activarlas para recuperar el dinero de la corrupción

Alejandro Drucaroff Aguiar @alejandrodruc17 sep 2018
siley igualdad

En Diputados no se ponen de acuerdo ni por la igualdad… de género

Gonzalo Bañez Villar @gonzabanez14 sep 2018
lorenzetti portada

Antes de dejar la presidencia de la Corte, a Lorenzetti le cerraron dos causas

Karina Poritzker @karipori113 sep 2018
gobernadores cfi

“Esto es un quilombo”: Roscas e intereses que dividen a los gobernadores del PJ

Gonzalo Bañez Villar @gonzabanez12 sep 2018
presupuesto gobernadores

Presupuesto 2019: Ambigüedades políticas a la hora de repartir el ajuste

Santiago Cámpora @santiagocampora12 sep 2018
Verna

Por qué el gobernador Verna es el más díscolo para Macri

Emiliano Russo @emilianorusso7711 sep 2018
Fabrica

En medio de la recesión, el Gobierno busca darle más oxígeno a las pymes

Gonzalo Bañez Villar @gonzabanez07 sep 2018
cfk carrió

138 testigos en el primer juicio contra CFK: Por qué Carrió, denunciante, no será uno ellos

Karina Poritzker @karipori105 sep 2018

El juego de Massa: Se aleja de los gobernadores dialoguistas para endurecer su oposición

Gonzalo Bañez Villar @gonzabanez03 sep 2018
cambios de gabinete

Mucha rosca, cambios en el gabinete y anuncios económicos en otro día expuesto para Macri

Emiliano Russo @emilianorusso7703 sep 2018

Compartir con un amigo