Política y Economía

La otra agenda que prepara Macri para su “acto fundacional” en la cúpula del CCK

La otra agenda que prepara Macri para su “acto fundacional” en la cúpula del CCK

El Presidente ya anticipó una batería de propuestas que pondrá a consideración del poder político, económico y sindical vernáculo. Pero también habrá un ítem para combatir el crimen organizado, otro sobre la transparencia y también sobre el trabajo en blanco. Los secretos que mantiene bajo siete llaves y el baño de humildad a la tropa propia en el festejo frugal.



Pretendía que todo fuera top secret. El presidente Mauricio Macri le había pedido a funcionarios, gobernadores afines y aliados políticos que no dijeran nada porque, por una vez, quiere poder hacer un anuncio sin que se haya filtrado a los medios antes. Pero en tiempos de redes sociales y grupos de WhatsApp como herramienta política, era difícil. Se trata nada más ni nada menos que del relanzamiento de su Gobierno después de las elecciones. O la presentación en sociedad de las reformas que piensa llevar adelante en la segunda mitad de la gestión.

La cita será el lunes al mediodía en el CCK (un lugar más neutral que la Casa Rosada) y ya fueron invitados todos los gobernadores del país (sin importar su color político), los jefes de todos los bloques parlamentarios del Congreso, y la crema y nata del empresariado, el sindicalismo, los credos religiosos y el mundo académico local.
“Unas 150 personas, las que entran en la cúpula del CCK”, contaron los organizadores a #BORDER.

La cúpula del CCK, el nuevo spot de eventos oficiales.

La cúpula del CCK, el nuevo spot de eventos oficiales.

El Presidente sería el único orador. Así y todo, autoproclamado experto en formar equipos y siempre atento a su perfil dialoguista, Macri no va hacer un monólogo (al estilo cadena nacional) donde baje línea ante un público pasivo. Nadie avanzó en más detalles.

Fuentes de Cambiemos indicaron a este medio que el Presidente piensa lanzar una decena de propuestas (algunas muy sorpresivas y otras cantadas desde hace rato) pero que deberán trabajarse “sector por sector” hasta darle completamente forma.

El eje de todo va a ser el combate a la pobreza”, contó otro de los involucrados. Es que después de dejar claro que no se conforma con la aprobación de las clases medias y altas, y de cosechar un crecimiento de votos en los sectores más pobres del conurbano y en varias de las provincias más marginadas del país, Macri va por el corazón del peronismo: los pobres.

Macri será el orador. Peña invita.

Macri será el orador. Peña invita.

Claro que, como lo entiende el Presidente, el combate a la pobreza no necesariamente pasa por transferencias directas, sino que incluye las reformas impositivas, laborales y educativas de las que tanto se viene hablando.

También habrá lugar para otros ejes sorpresa, como el combate al crimen organizado y el narcotráfico, donde le pedirá ayuda a los gobernadores para asegurar las fronteras, y al Congreso para sacar leyes que colaboren en la “pelea contra las mafias” a las le apunta el Presidente.

El otro eje inesperado será la lucha contra la corrupción y una agenda de transparencia, que estarán incluídas en la propuesta oficial.
Macri guarda bajo la manga, además, algunas medidas puntuales para promover “la equidad y la igualdad”, en el mismo tono de los créditos hipotecarios que se convirtieron en el boom del último semestre del Gobierno, contaron desde el oficialismo.

En el área impositiva habrá dos grandes beneficiados: los que menos ganan (víctimas de los impuestos más regresivos) y los sectores productivos, con especial eje en las Pymes.

El Presidente considera a este eje fundamental para la creación de empleo, la única manera de terminar con la pobreza a los ojos de Macri.
En la misma línea irá la reforma laboral y se equivocan los que esperan una escandalosa reforma a la brasileña.

Macri será gradualista en todas las áreas, pero en este punto será tan cuidadoso que dejará que los consensos se busquen sector por sector, entre sindicatos y empresas, como los acuerdos sectoriales que firmó hasta ahora y que dejaron razonablemente conformes a los dos extremos de la cadena productiva.

“Toda reforma que se haga va a ser consensuada, y vamos a empezar por el blanqueo del trabajo en negro, aunque al principio el Estado deba hacer el mayor esfuerzo”, les confió el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, a los senadores que visitó antes de las elecciones -y uno de ellos, se lo contó a #BORDER-, dándoles la primera pista de lo que pueden esperar para el lunes.

Tal vez un poco más de ruido haga la modernización educativa, el último de los ejes que tiene en mente el Presidente. Macri quiere escuelas modernas que formen para el trabajo actual y considera que el ensamble entre el secundario y la salida laboral en nuestro país es pésimo.

Amigo de las evaluaciones internacionales y las internas, el Gobierno piensa que los gremios protestarán ante la mínima exigencia y que lucharán para mantener la educación tal y como está ahora. Pero se apoyarán en el consenso social que ellos consideran que hay en torno a que el actual sistema no va más y demostró ser un rotundo fracaso.

Una primera aproximación a estos anuncios la tuvieron los gobernadores de Cambiemos, los jefes partidarios y parlamentarios del PRO, la UCR y la Coalición Cívica y un puñado de ministros que esta semana almorzaron con el Presidente en el Salón de los Científicos de la Casa Rosada.

Reunión frugal postelectoral en la Rosada.

Reunión frugal postelectoral en la Rosada.

Ahí les pidió reserva total y los sorprendió con un festejo post electoral más pobre del que esperaban. “¿Ustedes tienen idea de la carga que tenemos sobre los hombros, no? Hay cosa que apenas están viendo y la gente nos dijo que confía en lo que todavía no ve, los zarandeó Macri.

Cada uno volvió a su lugar con menos festejo y más responsabilidades de las que esperaba, pero prometieron volver a verse el lunes en lo que algunos consideran un momento fundacional del Gobierno.

Pero muchos de los invitados no estuvieron ahí, y por estas horas Presidencia trabaja contra reloj en la entrega de invitaciones a todos. Cuando es necesario, el jefe de Gabinete Marcos Peña llama en persona al invitado, mientras su equipo se ocupa de toda la organización.

La cita será este lunes en el último piso del Centro Cultural Kirchner. En el Gobierno erradicaron ese nombre, se puede presumir por qué. Y se sienten más cómodos con su sigla, idea adjudicada al ministro Hernán Lombardi que ya todos adoptaron: CCK. Quién sabe qué pensaría Néstor Kirchner si viera todo lo que pasó esta semana.

Más de Política y Economía

devaluacion caputo dujonve portada

¿Hasta dónde va a llegar la devaluación?

Santiago Cámpora @santiagocampora18 jun 2018
ola verde macri portada

Dólar y aborto: Qué dejaron las dos olas verdes que impactaron en Macri

Emiliano Russo @emilianorusso7715 jun 2018
lopez portada

López, el único diputado de la fuerza de Carrió a favor de legalizar el aborto

Border Redacción Remota12 jun 2018
Macri Poli obispos portada

Otro cruce con la Iglesia: En el Gobierno discuten restringirle los pasaportes oficiales a obispos

Emiliano Russo @emilianorusso7712 jun 2018
aranguren tarifas portada

Tarifazo en casa: Cuánto aumentaron los servicios en el Ministerio de Energía

Sebastián Iñurrieta @sinurrieta08 jun 2018
inés zorreguieta portada

El perfil social de Inés Zorreguieta, la hermana de la reina que trabajaba con Stanley

Ana Van Gelderen @anavangelderen07 jun 2018
cavallo portada

Fobia judicial: Cavallo anda de gira mediática pero intentó no ir a juicio alegando enfermedad

Karina Poritzker @karipori105 jun 2018
arba portada

Los morosos se ponen al día y traccionan una suba del 25% en la recaudación bonaerense

Border Redacción Remota04 jun 2018
brasil huelga portada

La crisis de Brasil, el nuevo dolor de cabeza para nuestra economía

Santiago Cámpora @santiagocampora30 may 2018
Macri feriado portada

Cambio de rutina: Macri no viaja por el fin de semana largo

Daniel Seifert @SeifertDaniel24 may 2018

Compartir con un amigo