Género

Cruel paradoja: la nena que le dio nombre a la ley que ayuda a hijos de víctimas de femicidio, quedó desprotegida

Cruel paradoja: la nena que le dio nombre a la ley que ayuda a hijos de víctimas de femicidio, quedó desprotegida

Le dicen Ley Brisa y fue reglamentada en la Ciudad de Buenos Aires como reparación para los hijos de las mujeres víctimas de femicidio. Sin embargo, a la niña de la que toma su nombre no la contempla, porque ella vive en Moreno y a nivel nacional todavía espera su media sanción de Diputados. Vive con su tía y sus tres primos. Se resfrió, necesita zapatillas y empieza a hacer preguntas. Sus dos hermanos gemelos no obtendrían ni la cobertura nacional.  59 menores podrían recibir la reparación por la norma porteña, en el resto del país quedan por lo menos unos 2.100 que todavía esperan una respuesta.

 

La ley reglamentada es para niños y adolescentes menores de edad con domicilio en la Ciudad de Buenos Aires.  El monto a cobrar será igual a una jubilación mínima y se podrá recibir hasta la mayoría de edad. Incluye una cobertura integral de salud (y tratamiento psicológico). En Argentina no hay datos oficiales pero, según datos recogidos por La Casa del Encuentro, hay unos 3.320 hijos de víctimas de femicidio, y de ellos el 63% son menores de edad. “Lo que relavamos es de los medios de comunicación – dice Ada Rico, presidenta de la Asociación-. A veces no se pone el dato de los hijos de la víctima; especialmente en los medios locales”.

Ada Rico

Ada Rico

¿Cómo se hace visible el caso de Brisa? ¿Por qué los proyectos llevan su nombre? Brisa tiene dos hermanos: Elías y Tobías, que son gemelos. En diciembre de 2014, cuando ella tenía 3 y ellos 7, su madre, Diana Barrionuevo, fue asesinada a golpes por su pareja, Iván Rodríguez. Luego de matarla, el femicida arrojó el cadáver al río y fue a la comisaría a hacer la denuncia de que ella había hecho abandono de hogar. El cuerpo fue encontrado días después y el femicidio quedó en evidencia.

Cintia Barrionuevo, hermana de Diana, se hizo cargo de los tres niños. Ella ya tenía tres hijos. En estos días, varios la llamaron para preguntarle por la nueva ley reglamentada, pero como es la Ciudad de Buenos Aires, si bien se promociona con el nombre de la niña, no la alcanza ni a ella ni a los hermanos porque tienen domicilio en Moreno. Cintia le cuenta a #BORDER que viven con el sueldo de su marido y unos cuatro mil pesos que le entran por mes a ella de un programa social. Con eso tienen que vivir ella, su marido, Brisa, que ahora tiene 5, sus hermanos, que ya tienen 10, y sus hijos de  11, 8 y 4 años.  “Con lo que entra a casa no nos alcanza –dice-. No es sólo la comida. Brisa se enfermó el sábado, hubo que comprar los remedios, las zapatillas no le entran.

Diana Barrionuevo

Diana Barrionuevo

Al principio dormían todos juntos en una pieza. Luego, gracias a la ayuda de la gente, consiguieron unas chapas más y armaron una habitación para los varones. “Claro que la ley sería una ayuda, una entrada más”, dice Cintia, que cuenta que Brisa va a jardín y que empieza a hacer preguntas.

Desde ese primer momento, un grupo de personas se unió para tratar de ayudarlos. Una asociación civil tomó el nombre de Brisa como bandera y, además de visibilizar la necesidad de que se haga una ley para todos esos niños que quedan desamparados del Estado luego del femicidio de sus madres, ayudó a la familia Barrionuevo en particular en cuestiones del día a día. “Cuando ocurre un femicidio, además de la muerte de la mujer, se abre un sinnúmero de situaciones angustiantes que deben transitar los hijos de la víctima, dice Maximiliano Montenegro, integrante de la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género en Argentina. Además, él es parte de esa red de ayuda que se acercó a la familia de Brisa para tratar de dar una mano. Cuenta que, cuando empezaron, se contactaron con personas de Uruguay que acercaron la ley que allá funciona para que sirviera de ejemplo.

El otro aspecto que reclaman revisar es el que delimita el vínculo de quiénes podrían acceder a la reparación: sólo aquellos hijos biológicos del femicida. Este punto es criticado por biologicista ¿Qué pasa en el caso de una madre soltera que es asesinada por un vecino, un desconocido? ¿Qué pasa cuando una mujer tenía hijos y conoce a otro hombre que termina asesinándola? El caso de los hijos de Jessica Dos Santos, por ejemplo. Ella era madre soltera y tras su femicidio, sus hijos quedaron al cuidado de su abuela y su tía.

Rico dice que no saben los entretelones pero esperan que la Ley Brisa a nivel nacional se trate por fin en los próximos meses. Todas las leyes de temática de género cuestan. Muchas veces, cuando la mamá víctima de femicidio tenía cuatro, cinco hijos, terminan en distintas casas porque una familia sola no tiene los medios económicos para mantenerlos juntos.  Si la ley nacional sale aprobada vamos a lograr que esos hermanitos no sean separados y es importante la cobertura integral de salud porque habla también de tratamiento psicológico que acompañe a los menores. Muchas veces han presenciado años de violencia en forma directa o indirecta que los afecta. Hoy están totalmente desamparados y es con el amor de las familias que los van alojando.

Foto: Ley Brisa Facebook

Foto: Ley Brisa Facebook

Rico agrega: Brisa es un caso testigo. “Buenos Aires es como espejo de las otras provincias. En Senado, por la ley nacional, la votación fue unánime. Ahora necesitamos llevar el tema a recinto y que se apruebe en Diputados”.

Ella coincide con Montenegro en que la filiación de los menores con el femicida deja por fuera a muchos niños, pero trata de valorar el paso a paso: “Lo que pretendemos es que se apruebe esta ley nacional y después vamos por la modificación. Es parecido a lo que pasó con la figura del femicidio. Pedimos en su momento la incorporación como figura penal autónoma. Quedó el agravante por violencia de género. Este año vamos pedir nuevamente. Son como pequeños pasos. Coincido con los reclamos pero es difícil. Cada vez que se trata la ley con esta temática pasa lo mismo: no todos los diputados tienen mirada de género. Tenemos dos caminos, lo dejamos así y no avanzamos, o avanzamos con las leyes que se lograron y seguimos exigiendo”. En Argentina, cada semana seis niñas y niños quedan huérfanos de madre por femicidio.

Para empezar el trámite de solicitud de reparación se pide la partida de defunción de la madre, la de nacimiento de los hijos para acreditar el vínculo con la madre y el padre, una constancia de la autoridad judicial que interviene en el caso que acredite que el progenitor está siendo juzgado por el femicidio de su pareja y el certificado de domicilio que pruebe que los menores vivían en la Ciudad de Buenos Aires al momento del femicidio.

Para más información sobre la ley aprobada este enero, hay que ir a la Dirección General de la Mujer ( Balcarce 262, 4º piso) o llamar al 4342-2042 interno 110/111, o escribir al mail infobrisa@buenosaires.gob.ar

Género
Natalia Gelós @nataliagelos

Nací en Cabildo. Me gradué en La Plata. Vivo en Floresta. Soy periodista freelance. Escribí y escribo en varios lados: La Nación, Ñ, Crisis, Anfibia y acá. Ando en bicicleta. Hace un tiempo, escribí un libro: "Antonio Di Benedetto Periodista".

Más de Género

eliana 6

Es modelo, pesa 115 kilos y posa desnuda para dibujantes y fotógrafos contra los cuerpos hegemónicos

Agustina Rinaldi @agustirinaldi19 jun 2018
niunamenos adolescentes portada

Hay esperanza: Adolescentes que marcharon y trabajan desde el cole contra el machismo

Agustina Rinaldi @agustirinaldi05 jun 2018
penitenciario portada

Los penitenciarios dejarán sus armas en el trabajo para disminuir la violencia familiar

Mauro Fulco @maurofulco31 may 2018
Transplante de utero 5

Trasplante de útero: Una revolucionaria innovación científica para quienes sueñan con ser madres

Agustina Rinaldi @agustirinaldi23 may 2018
Trata de personas 2

Los verdaderos métodos que utilizan las redes de trata para captar chicas

Agustina Rinaldi @agustirinaldi14 may 2018
vasectomia portada

Por cada 13 mil mujeres que se ligan las trompas, apenas 97 varones se hacen una vasectomía

Natalia Gelós @nataliagelos09 may 2018
THE HANDMAID'S TALE -- The drama series, based on the award-winning, best-selling novel by Margaret Atwood, is the story of life in the dystopia of Gilead, a totalitarian society in what was formerly part of the United States. Facing environmental disasters and a plunging birthrate, Gilead is ruled by a fundamentalist regime that treats women as property of the state. As one of the few remaining fertile women, Offred (Elisabeth Moss) is a Handmaid in the Commander’s household, one of the caste of women forced into sexual servitude as a last desperate attempt to repopulate a devastated world. In this terrifying society where one wrong word could end her life, Offred navigates between Commanders, their cruel Wives, domestic Marthas, and her fellow Handmaids – where anyone could be a spy for Gilead – all with one goal: to survive and find the daughter that was taken from her. (Photo by: Take Five/Hulu)

Por qué The Handmaid’s Tale es la serie feminista del momento

Alejandra Casal @alitacasal24 abr 2018
feminismo light

Feminismo light: Cuando el machismo invisible ataca entre nosotras

Agustina Rinaldi @agustirinaldi20 abr 2018
incubadora portada

¿Fetos en incubadoras? Cuán inviable es la polémica “alternativa” para evitar la legalización del aborto

Agustina Rinaldi @agustirinaldi09 abr 2018
impuesto rosa portada

Impuesto rosa: Por qué las mujeres pagan hasta el doble que los hombres por lo mismo

Agustina Rinaldi @agustirinaldi26 mar 2018

Compartir con un amigo